Barbacoas de piedra volcánica: la solución para una parrillada de ‘verdad’ en la terraza

338
barbacoas a gas

A casi todo el mundo le encanta hacer una buena barbacoa en familia o con los amigos cuando llega el buen tiempo. Es el momento en el que se lanzan a cocinar hasta aquellos que no tienen ni idea de preparar una humilde tortilla francesa. Y aunque en principio parece fácil -se supone que solo se trata de poner el choricito, la panceta, las deliciosas chuletas o el entrecot en la parrilla- también es cierto que hay que controlar muy bien los tiempos para sacarle el mejor partido a los alimentos.

Otro cantar es que barbacoa escoger. Para los que tienen la suerte de tener jardín la opción clásica es la de carbón, y si se tiene una de obra pues mucho mejor. Los que viven en un piso y tienen terraza sus opciones son más limitadas y lo más normal es decantarse por una barbacoa eléctrica (ver enlace).

Una opción para todos

La gran ventaja que tienen las barbacoas a gas de piedra volcánica es que con ellas se puede cocinar los alimentos sin tener que añadir aceite, y que además mantiene una temperatura constante.

Una de las principales características de estas barbacoas es su sencillez a la hora de ser utilizadas. No requieren preparación ni conocimientos previos para su uso. Las parrillas de este tipo no necesitan carbón ni madera, tan solo piedra volcánica que se calienta en unos minutos y no desprende humo, con lo cual no ahumaremos a nuestros vecinos, aunque eso sí, les llegará el maravilloso olorcillo.

Encendido muy fácil y sin cenizas

barbacoas de piedra volcánica

Encender una barbacoa de carbón es una tarea engorrosa y un poco sucia. Se necesita un poco de técnica y tiempo. Los no muy expertos a veces lo pagan y arruinan los alimentos echando considerables cantidades de alcohol (con el peligro que conlleva) o de pastillas encendedoras. Hay que reconocer que aunque tiene cierto encanto la ‘liturgia’ de preparar las brasas, también que puede dar pereza prepararlas si no se tiene una reunión con un grupo amplio de personas.

Por el contrario, las barbacoas de gas con piedra volcánica son mucho más prácticas que las tradicionales. Esto se debe a que no funcionan con carbón, leña u otro combustible similar, sino con gas. Para encenderla sólo necesitas mover unas manillas o presionar unos botones; en algunas barbacoas ni siquiera hace falta un encendedor o fósforo, simplemente accionando el quemador que llevan incorporado.

Estas piedras se compran aparte, y se colocan en su respectivo compartimiento en la barbacoa antes de comenzar a cocinar. Cumplen la misma función que el carbón: servir como transmisor de calor para mantener el fuego ardiendo hasta cocinar todos los alimentos.

Son muy livianas lo que permite que se puedan trasladar con mayor facilidad que las de carbón; las buenas suelen ser de hierro fundido mucho más pesadas y con el inconveniente de que se oxidan.

Los más puristas dirán que el sabor no es el mismo que cuando utilizamos una barbacoa de carbón. Es posible, aunque no todo el mundo nota la diferencia, y sin embargo, son más saludables puesto que no queman los alimentos, y podemos potenciar el sabor utilizando especias.

Resumiendo. Entre otras ventajas, son más saludables que la de carbón vegetal. Las piedras volcánicas son reutilizables (se recomienda cambiarlas cada temporada). Tienen una buena distribución y regulación del calor y menor tiempo de preparación en comparación con las barbacoas de carbón. Son más eficiente en el consumo de energía y apenas hacen humo.

Consejos para su utilización

piedra volcánica

Deberás colocar las piedras volcánicas en el compartimento correspondiente de la barbacoa de gas. Encender la barbacoa y dejarla calentar las piedras durante 15 minutos. Pasado este tiempo ya podrás comenzar a cocinar las chuletas.

La barbacoa de piedra volcánica tiene conexiones de gas a las que se conecta la bombona de gas con la manguera y el reductor de presión adecuados. El gas se suministra a través de una bombona de gas que se encuentran en tiendas de bricolaje o gasolinera en diferentes tamaños.

Algunos ejemplos

Barbacoas de gas hay de muchas marcas y precios. Aquí os ponemos dos ejemplos asquibles de la firma Campingaz.

Campingaz Expert Deluxe

Tiene dos quemadores de acero inoxidable, un quemador lateral y una parrilla en acero esmaltado que distribuye uniformemente el calor. Dispone de un termómetro integrado en la tapa, dos mesas laterales (una de ellas plegable) y dos ruedas grandes que permiten moverla con facilidad. Dimensiones de la superficie de cocción: 1.500 cm² (50 x 30 cm). Precio en Amazon: 162,51 euros. Las piedras de lava se compran a parte por 14,99 euros.

Campingaz Expert Plus

Barbacoa gas piedra volcánica, parrilla gas con dos quemadores compactos y quemador lateral, 7 kW de potencia, parrilla de acero y mesas laterales. Superficie de cocción de 1.500 cm²; altura de la cocina: 90 cm ; consumo de gas 510, peso 23 kg. Precio en Amazon: 134,95 euros