Barrancas de Burujón: un paisaje lunar para pisar y disfrutar cuando todo pase

495
Barrancas de Burujón

Este lugar de Castilla-La Mancha lo asemejan muchos de los que lo conocen con el Gran Cañón del Colorado, pero a nosotros nos parece más un paisaje lunar. Nos referimos a las Barrancas de Burujón, también conocidas como Cárcavas de Burujón, ya que las cárcavas son fenómenos que se producen debido a los cortes de arcilla provocados en su suelo por la erosión de las aguas del río Tajo y del viento y se calcula que tienen más de 25 millones de años. Aunque tengáis que esperar para poder visitarlas, merece la pena; son espectaculares y cuentan con rutas de senderismo.

Aunque parezca increíble, el paisaje de las fotos, el lugar que os recomendamos visitar –cuando podáis o si vivís en la Comunidad en la que está ubicado, a día de hoy con confinamiento perimetral- está en nuestro país, a solo 30 kilómetros de la imperial Toledo, muy cerca de los municipios de La Puebla de Montalbán y Albarreal de Tajo y a 100 kilómetros de Madrid.

Sendas para caminantes de todas las edades, flora y fauna

Los cortes arcillosos se extienden a algo más de un kilómetro, pero el bellísimo lugar –coronado por el Pico de Cambrón y con un embalse a sus pies- forma parte de una ruta ecológica de más de 4 kilómetros jalonada por seguros miradores de madera y que, en 2010 fue reconocida como Monumento Natural de Barrancas de Castrejón y Calaña. Cuando podáis y decidáis visitar este impresionante lugar lo podréis hacer en familia, con los peques de la casa, ya que no presenta dificultad.

Además del paisaje, las Cárcavas de Burujón es reserva de avifaunia. Según la fecha de vuestra excursión podréis ver cigüeñas, patos, halcones, águilas imperiales… Y también disfrutar de la flora: eneas, sauces, almendros… y plantas como el tomillo o el romero. Toda una lección viva de naturaleza, de aire puro y de olores inolvidables.

Cárcavas de Burujón sendas
Cárcavas de Burujón*

Ya nos recuerde a las grandes extensiones de tierra rojiza del Gran Cañón del Colorado, de Arizona (EE.UU.), o a un imaginario paisaje lunar, para muchos de vosotros será una auténtica sorpresa, un regalo para la vista.

Y también con restos arqueológicos

El municipio de Burujón –con menos de 1.400 habitantes censados- es un buen lugar para descubrir. Por ejemplo, la zona de Las Cuestas, en la que veréis restos arqueológicos del año 2200 a.d.C. y también partes de la calzada romana que conectaba Mérida con Toledo. Ya en el municipio, se impone la visita a la ermita de San Pantaleón, de estilo mudéjar, y el Palacio de los Condes de Cifuentes.

Realizar una parada gastronómica es algo importante. El Refugio de Las Barrancas es un lugar recomendable; en él podréis disfrutar de la cocina casera de calidad, tanto con un buen cocido, un guiso de venado o unas estupendas raciones, sin olvidar los postres. Actualmente permanece abierto los viernes (de 10:00 a 15:00) y los sábados y domingos (de 9:30 a 20:00). En la cercana Puebla de Montalbán también encontraréis varios lugares donde disfrutar de la gastronomía manchega. No os olvidéis de las migas, un manjar de la zona.

El cierre perimetral de la zona, como del resto de la comunidad autónoma, se extiende, en principio, hasta el 9 de noviembre. El conocido como toque de queda es de 00:00 a 6:00. Pero siempre quedarán otros momentos –cualquier estación del año es propicia para visitar la zona- que podéis ir a apuntando en vuestra agenda de ocio o vacacional. El acceso al mirador del Pico Cambrón se puede realizar en coche.

*Fotos cedidas para QHN por Christian M. Kempin, periodista de carrera, fotógrafo profesional desde el año 1990. @christian.m.kempin