Batidos refrescantes, con ‘energía’ y muy fáciles para hacer con niños

Es beneficioso que vayan adquiriendo hábitos saludables desde pequeños

200
smoothie batidos refrescantes

Ahora que nuestros niños pueden volver a jugar –en pequeños grupos controlados y siguiendo las medidas impuestas- en la playa, en la piscina, en el parque… hay días que llegan agotados de tanta diversión –y también por el calor-. Sus comidas, en general, pero sobre todo los desayunos y cenas a veces se resienten; nos expresan que solo tienen sed, no ganas de comer. Sí, les puede apetecer una hamburguesa nocturna y está bien, pero tienen que reponer fuerzas, con alimentos como lo son los batidos refrescantes, que añaden vitaminas, minerales y que faciliten el tránsito intestinal. Convertirlos en ‘plato’, con la ayuda de ellos, como si de un juego se tratase, es beneficioso para que vayan adquiriendo hábitos culinarios y, sobre todo, saludables. La nutrición debería ser una ‘asignatura obligatoria’ en su aprendizaje.

Pues bien, a casi todos les chiflan los helados –como a la mayoría de nosotros-. Si son caseros controlamos más su elaboración. Pero en este caso vamos a hacer referencia a los smoothies (definición anglosajona de los batidos frutales) y a los batidos que, a la fruta, añaden verduras; una deliciosa manera de que la ingieran. Son sanísimos, refrescantes y algunos tan ‘potentes’ que pueden sustituir una cena o convertirse en una energizante propuesta para iniciar el día.

Melón con jamón, pero en batido

fruta para los niños

Esta deliciosa mezcla de fruta con alto contenido en agua y una de nuestras joyas gastronómicas, el jamón, es un clásico del verano. A los peques les suele gustar, bien como primer plato de la comida principal del día o como cena. Pero vamos a darle una vuelta –o más exactamente una batida-. Es facilísimo.

Cómo prepararlo

Quitad la piel al melón, cortadlo en catas y luego troceadlo lo más posible. Poned los trozos en el vaso de la batidora y añadid un chorrito de zumo de limón. Triturad y pasad el resultado a un bol grande y llevadlo al frigorífico. Mientras, cortad, muy menudas –mejor con tijeras de cocina- unas lonchas de un buen jamón serrano, y reservad hasta sacar el bol de la nevera un poquito antes de llevarlo a la mesa. Servid en platos –o en vasitos, si es un primer plato o aperitivo- y poned los trocitos de jamón por encima. Os va a encantar y a refrescar.

Fruta + verdura: deliciosa mezcla

batidos refrescantes
Otra opción es con brócoli

Este batido refrescante es rápido y muy bueno en todos los sentidos. Os invitamos a elaborarlo añadiendo, junto a la fruta, una verdura que es además un superalimento, las espinacas. Lavad las hojas muy bien y dejad secar sobre papel absorbente de cocina. Mientras, cortad unas manzanas peladas (la cantidad depende del número de comensales y la variedad de vuestro gusto) en gajos y luego troceadlas lo más pequeño posible. Haced lo mismo con melón. Poned las espinacas junto a los trocitos de las frutas en el vaso de la batidora, a la que tenéis que añadir el zumo colado de un limón. Triturad y listo.

Un smoothie colorido, cremoso y potente

Al batido que os recomendamos se le podría dar la denominación de verde. Para prepararlo necesitáis plátanos, piña y aguacate (con uno suele bastar), y también otro de los considerados, por sus muchas propiedades, como superalimento, la hierba de trigo –si no la encontráis se puede sustituir por hierbabuena-. Trocead muy menudo las frutas, bien limpias, y ponedlas en el vaso de la batidora con una taza de agua y la hierba cortada muy fino y triturad. La cantidad de plátano y piña debe ser algo superior a la de aguacate. La hierba de trigo triturada debe ocupar –antes de añadirla- un pequeño bol o taza de desayuno.

Vais a disfrutar todos; preparándolos y degustándolos. Añadid salud a vuestro verano con estos batidos refrescantes que os proponemos.