Casas rurales con un plus para las ‘nuevas’ vacaciones

1559
viajes escapadas rurales alojamientos

Algunos de vosotros ya habéis tenido el privilegio de disfrutar de un tipo de turismo seguro y en alza en los últimos años al menos durante un fin de semana (si vuestra comunidad autónoma está en fase 2 dentro de la provincia y si está en fase 3 en cualquiera de los municipios que la componen, y, en algunos casos, a partir del 15 de junio en comunidades autónomas limítrofes). Nos referimos al turismo rural, tan bien aceptado por los grupos familiares y que, desde el anuncio de la desescalada, ha subido sus pre-reservas más de un 120% con respecto al año pasado, especialmente para los meses de julio y agosto.

Las medidas de prevención higiénico-sanitarias son muy similares a las que ya imperan en la restauración en general (con todo el país al menos en fase 2). Os señalamos dos de ellas y os recomendamos algunos destinos muy bellos para disfrutar cuando podáis y en un momento en el que la naturaleza ha recuperado todo su esplendor.

Medidas a seguir

Según el nuevo protocolo, las casas rurales o establecimientos de alquiler completo (ocupadas por una unidad familiar o grupo) se consideran como una habitación única. Esta medida se aplica también a balnearios con alojamiento. El lugar debe contar con un aforo definido que garantice las distancias en los lugares comunes. Por ejemplo, se recomienda que el desayuno se realice en terrazas o espacios al aire libre y, sobre las mesas, con materiales que sustituyan a los manteles tradicionales y que sean desechables tras cada uso, servilletas individuales que envuelvan los cubiertos, desinfección tras la utilización de mesas y sillas por los clientes…

Y algo a lo que ya os habéis acostumbrado: uso de mascarillas en los lugares comunes -los establecimientos deben disponer de ellas por si lo solicitan los usuarios- y de gel hidroalcohólico. La información de lugares próximos que visitar o restaurantes de la zona se facilitará, preferentemente, de manera telemática. Pero todas estas importantes medidas de seguridad no impedirán (todo lo contrario) el disfrute del lugar en un tipo de turismo muy seguro.

Las cabañas de Los Barrancos, en Villalba de la Sierra (Cuenca)

En el Parque Natural de la Serranía de Cuenca, a solo 24 kilómetros de la capital conquense, a 10 de la Ciudad Encantada y a 2 del Ventano del Diablo, se encuentra el Complejo Rural Los Barrancos, que inauguró temporada el pasado 11 de mayo –ya en su fase 1 y con todas las medidas de seguridad- tras dos meses de confinamiento y que ofrece propuestas únicas. Cuenta con ocho cabañas totalmente equipadas (dos para seis personas, tres de cinco plazas, una para cuatro personas y dos de dos plazas) y una estupenda piscina para uso exclusivo de los clientes (los peques deberán permanecer en ella acompañados de un adulto).

Además, en las zonas comunes, se puede disfrutar de un salón-comedor con barbacoa cerrada (planchas, horno de leña, grifo de cerveza…).

Con centro multiaventura y alguna sorpresa a estrenar

Aparte del Centro Multiaventura –el complejo se encuentra muy cerca del Parque Cinegético de El Hosquillo-, en el que trabajan ocho monitores especializados, con una variada e interesante oferta de ocio y actividades de senderismo para todas las edades y alquiler de bicicletas.

En Los Barrancos estrenan próximamente, otro alojamiento muy particular: una cabaña-árbol (foto de portada). Se trata de un alojamiento para dos personas, pero si los clientes forman un grupo familiar la podrán compartir con otra de las cabañas. Cuenta con terraza y jacuzzi, un plus añadido a la belleza natural del lugar.

Dónde. Carretera Zarzuela, kilómetro 1. Teléfono reservas: 608 25 09 60. Web: losbarrancos.es.

Casa rural La Tor, en Montclar (Barcelona)

Piscina exterior

Este precioso alojamiento, una masía del siglo XV rehabilitada, es el destino perfecto para unas vacaciones multifamiliares (familia numerosa o dos familias) ya que tiene capacidad hasta para 15 personas. Está ubicada a 110 kilómetros de Barcelona, en un lugar único atravesado por el río Llobregat, en una zona entre montañas y bosques y el Baix Llobregat, con campos cruzados por torrentes.

Con una piscina en una cueva

La casa –de siete habitaciones con baño en cada una de ellas y decoración rústica- cuenta con piscina al aire libre y porche con barbacoa en la zona ajardinada y parque de juegos para niños vallado. También dispone de una sala con juegos para los peques. Pero lo más sorprendente de La Tor es, en cambio, su otra piscina: dentro de una cueva y climatizada. Seguramente, fue utilizada como bodega hace siglos.

Es una casa muy confortable, que podéis compartir con amigos y familiares y de cuyo entorno disfrutaréis los senderistas y los que buscáis hacer turismo seguro en un lugar de reposo y ocio al aire libre.

Dónde. La Tor s/n. Montclar.