Celebremos el Día de los abuelos (y todos los siguientes)

82
día de los abuelos

Una fecha, 26 de julio, pero muchos días –todos- para rendir tributo a los abuelos. Sobre todo este año 2020, al ser el colectivo que más ha padecido los estragos de la primera oleada de la pandemia provocada por la Covid-19. Mañana, deber ser un día para recordar a aquellos que se fueron, y para festejar este día especial con los que continúan con nosotros, y que han luchado en condiciones sanitarias desfavorables contra la enfermedad. ¡Hurra por ellos!

Nuestros hijos, los que tienen la suerte de que vuestros padres todavía estén entre vosotros, deben celebrar que personas pacientes, sabias y muy comunicativas les atiendan y les hagan felices. Por supuesto, lo debéis valorar vosotros. Y los propios abuelos, ya que un estudio publicado en la revista de la Sociedad Norteamericana de Menopausia refleja que la interacción de las personas mayores con los niños mejora su vida social y ayuda a frenar el deterioro cognitivo en enfermedades como la demencia o el alzhéimer. Estamos de acuerdo, lo mismo que los responsables de Gestión Asistencial de Sanitas Mayores que promueven esta fecha. Pero, como ya hemos apuntado en otras ocasiones, el cuidado debe ser moderado; los abuelos también necesitan su espacio y su descanso.

Los españoles, las personas mayores más activas

Pieza clave en la educación y el bienestar de nuestros hijos, en España –según los datos de la Encuesta de Salud, Envejecimiento y Jubilación en Europa-, uno de cada cuatro abuelos cuida de sus nietos y dedican a ello una media de siete horas diarias. Quizás, y si no es por elección propia, es demasiado tiempo; hay que establecer límites, algo que está en vuestras manos y responsabilidad. Pero también tenemos que reconocer que los abuelos de hoy son más ‘jóvenes’ y, por lo general, llevan una vida más activa.

personas mayores

Ahora bien, las ventajas son muchas para las personas mayores. Por un lado el cuidado de los peques mejoras las relaciones sociales y su estado de ánimo y les hace sentirse más activos y rejuvenecidos. Incrementa su nivel de actividad, ya que les ayudan a compartir sus deberes, juegan y pasean con ellos, algo que les hace sentir su nivel de actividad.

Si todo se hace bien, se refuerzan además los lazos familiares en todos los niveles. Es importante consolidar la idea de familia, que aporta felicidad, tranquilidad y mejora la salud mental de los abuelos. Transmitir experiencias y valores es algo muy, muy positivo y fortalece la autoestima de las personas mayores. Celebremos no solo su día sino todos los que compartimos con ellos; lo merecen.