ChiquiMenús divertidos que les gustarán

494
recetas para niños

En estas fechas las mesas de nuestros hogares cuentan, seguramente, con platos más sanos, que llevan más tiempo de elaboración. Hay muchos peques a los que las comidas de ‘temporada’ –potajes, legumbres, etc…- se les hacen difíciles de digerir. Los dulces son otra cosa. Pero pensando en ellos, en los niños, os proponemos algunas recetas que les entrarán por los ojos y cuyo contraste de sabores les encantará. Además, si hablamos de cenas –aunque ahora se acuesten algo más tarde-, el exceso de comida no es aconsejable. Es cierto que deben probar todo, en pequeñas cantidades. Pero hay platos divertidos, deliciosos y, muy importante, sanos que, seguro, les chiflarán y os permitirán preparar auténticos ChiquiMenús con estas sencillas recetas. Aquí os dejamos algunas ideas que también gustarán a los adultos. Las podéis preparar con ellos.

Canapés de tomate y anchoa

anchoas con tomate

Son los reyes de las comidas de los niños –es raro que se resistan a ellos- y hay cientos de recetas de cocina para prepararlos. Os indicamos una muy, muy fácil. Cortad unas rebanadas de pan de molde –mejor si es con semillas- con un cortapastas con forma de estrella (podéis elegir otras formas) y tostadlo por ambas caras. Cubrir cada tostadita con tomate natural triturado o con unas rodajas de tomate. Poned sobre esta capa una anchoa y rallad mozzarella –o algún tipo de queso que no sea fuerte- por encima.

Bolitas de nueces y queso

Pelad y picad una zanahoria y una cebolleta y ponedlas a pochar en una sartén con un poquito de aceite de oliva. Cuando estén blanditas, añadid unas nueces troceadas y queso (puede ser gouda, emmental o fontina) en daditos. A los dos minutos, agregar harina y, después, leche, poco a poco. Removed con varillas –mejor que con cuchara de madera- y dejad cocinar unos quince minutos, añadiendo un poco de sal. Pasado este tiempo, pasad la mezcla a un bol de cristal y cubridla con un poco de mantequilla. Dejad enfriar en la nevera durante 3 horas y media. Después, haced bolitas con la masa y rebozadlas en  huevo batido y pan rallado. Freídlas y dejadlas absorber sobre papel de cocina. ¡Y listas para comer!

Brochetas de salchicha

brocheta de salchichas

Para esta receta, elegid salchichas de buena calidad –las de pavo son más ligeras para los peques-. Si son pequeñas, mejor. Ensartadlas en unos palitos de brocheta y untadlas en queso feta (es un tipo de queso blanco, de origen griego, que se adapta muy bien a esta preparación), previamente calentado un poco al fuego. Ponedlas a hervir y luego dejad que se enfríen en el frigorífico. Mientras, batid leche y huevo hasta conseguir una mezcla homogénea. Sacad las salchichas y sumergidlas en la leche con huevo. Pasadla a una sartén con un poco de aceite. Freídlas por todos los lados y dejad escurrir en papel absorbente. Por último, coronad cada brocheta con un poco de jamón serrano. Uno de los Chiquimenús para la cena

Paté marinero para untar

Otro éxito, muy sano y con pocas calorías, para los pequeños paladares. Escurrid el aceite de una lata de atún –insistimos, de buena calidad- y haced lo mismo con una lata de anchoas.  Poned ambas cosas en el vaso de la batidora junto con unos palitos de surimi –reservad algunos- y 1 o 2 cucharadas de mayonesa casera. Batid hasta conseguir una masa consistente. La mezcla se puede preparar con antelación y dejarla reposar en un tupper; siempre estará mejor a la hora de consumirla. Tostad pan de molde o unos blinis y untad el paté en ellas. Por último cubrir con los palitos de surimi reservados deshilachados.

Empanadillas de pollo, huevo y champiñones

empanadillas de pollo

Otro delicioso bocado –para toda la familia-. Separad las obleas para empanadillas sobre una bandeja de horno forrada con papel parafinado o antiadherente. Poned unos huevos a cocer. Untad unas pechugas de pollo –dependiendo del número de comensales- en aceite (con una pizca de sal) y ponedlas a freír en una sartén por las dos caras hasta que adquieran un tono dorado. Retiradlas y dejadlas escurrir sobre papel absorbente de cocina. Mientras, pelad los huevos cocidos y, cuando estén fríos, troceadlos. Poned al fuego, en la misma sartén que se ha usado para el pollo, champiñones troceados con un poco de tomillo y aceite hasta que estén blanditos (unos 2 o 3 minutos) y mezclad con queso parmesano rallado removiendo con cuchara de madera. Cortad las pechugas en trozos muy pequeños y ponedlos en un lado de cada oblea con los daditos de huevo. Sobre ellos, añadid la mezcla de champiñones y queso. Cerrad las empanadillas sellándolas con agua y un tenedor, pintadlas con huevo batido y metedlas en el horno a 200º durante unos 15 o 20 minutos. Dejad absorber un poco sobre papel de cocina, y ¡a la mesa!

Manzanas con chocolate

Por lo general, los peques son grandes apasionados de los dulces, pero os damos una alternativa más saludable con esta receta de cocina. Elegid las manzanas de su preferencia. Las Royal Gala son más dulces, pero menos consistentes. De todas formas, son más adecuadas para un postre. Poned las manzanas, peladas, en agua hervida, fuera del fuego, que conserve el calor y dejadlas un par de minutos sumergidas en ella. Ensartadlas en palos de brocheta y cubrid algunas de ellas en chocolate negro al 70% de cacao derretido y otras en chocolate blanco derretido. Reservad un poco de cada uno de los chocolates. Poned las manzanas rebozadas en una bandeja cubierta con papel parafinado y metedlas en la nevera durante 20 o 25 minutos. Al sacarlas de la nevera, las podéis poner sobre moldes de papel rizado o en boles. Cubridlas con un chorrito del chocolate reservado. A partid de ahí, podéis decorarlas con toppings.

Los ChiquiMenús son una forma de salir de la rutina de comidas que les encantarán, sobre todo si en alguna parte de la creación de estas recetas ellos pueden participar.