Cinco consejos para gestionar el primer smartphone de tu hijo

Es fundamental para prevenir posibles adicciones digitales futuras

15
smartphone niños

Según el informe elaborado por la fintech española bnext ‘Rebajas 2020’, la tecnología se sitúa como la tercera categoría con más gasto en las pasadas compras de Navidad realizadas por los españoles. Además, los españoles de entre 35 y 44 años, de los que 7 de cada 10 tienen hijos, son los que más dispositivos adquirirán durante las rebajas posteriores.

No es de extrañar, por tanto, que muchas familias estén aprovechando esta época de rebajas para comprar a buen precio el primer móvil de sus hijos e, inmediatamente, surge el dilema de cómo gestionar el uso del smartphone por los niños.

Ante esta situación, la plataforma de seguridad y bienestar digital para las familias, Qustodio, ofrece cinco consejos que contienen las principales claves con las que gestionar el uso del primer smartphone de los niños y que ayudarán a prevenir el surgimiento de posibles adicciones:

Predicar con el ejemplo

móvil adicción de uso

Resulta muy complicado que los padres convenzan a sus hijos sobre la reducción de los tiempos del uso del móvil si ellos mismos no paran de estar pegados al mismo. Según datos ofrecidos por Common Sense Media, al 39% de los niños y adolescentes estadounidenses les gustaría que sus padres utilizaran menos el móvil. Así, por lo tanto, su buen uso debe comenzar por los mismos progenitores.

Notificaciones off en su smartphone

El hecho de tener las notificaciones activadas provocará que el menor esté más pendiente de lo necesario de su móvil. Por ello, en edades tempranas es conveniente desactivarlas todas ellas menos los mensajes que se consensuen como prioritarios con los padres y las llamadas.

El móvil no es un juguete

Los juegos y aplicaciones de entretenimiento disponibles son innumerables y no es de extrañar que, sobre todo los niños, sea frecuente olvidar que la principal función de los móviles es la de comunicarse. Es importante que ellos entiendan el motivo por el que tienen un móvil propio y las responsabilidades que ello conlleva. Para la diversión, los progenitores deben buscar alternativas de ocio que ayuden a prevenir la adicción digital.

Solo las apps imprescindibles

Los padres deben conocer qué aplicaciones son las que se descargan sus hijos. No es necesario que se conviertan en auténticos ‘tiktokers’ pero sí es fundamental saber cuáles son las que utilizan, para qué sirven y los riesgos que entrañan. De esta manera podrán orientarles debidamente y valorar la necesidad de bloquear o restringir el uso de alguna de ellas si fuera necesario.

No en los momentos inapropiados

Según un estudio de la Universidad King’s College, muchos niños y adolescentes usan el móvil justo antes de dormir corriendo el riesgo de sentirse más cansados al día siguiente e incluso de padecer insomnio. Por la tanto, es importante establecer unos horarios para evitar el uso inapropiado.

María Guerrero, experta psicóloga de Qustodio afirma: “que las familias se preocupen por el uso que sus hijos hacen de su primer móvil es fundamental para prevenir posibles adicciones digitales futuras. No se trata de prohibir, lo importante es poder crear normas de forma conjunta que ayuden a los menores a entender estas nuevas tecnologías y hacer un uso mejor de ellas.”