Cinco escapadas increíbles de un día en Castilla-La Mancha

Tus hijos podrán ser bandoleros, trogloditas en acción, jugar a los romanos, al escondite inglés o visitar un bosque encantado.

858
Escapadas Castilla la Mancha

Los viajes son, especialmente para los niños, una fuente inagotable de emociones y una de las mejores formas de incrementar sus conocimientos. Las escapadas especiales y divertidas, en las que gocen de experiencias únicas, les generarán un recuerdo mágico.

A continuación os proponemos cinco viajes cortos, dependiendo de donde os encontréis podrán ser de ida y vuelta, que nos les dejarán indiferentes, en una región tan maravillosa como Castilla-la Mancha. Hay muchas más, www.turismocastillalamancha.es, pero nos hemos centrado en cinco, una por cada una de sus provincias. No perdáis oportunidades mientras son pequeños, a medida que van creciendo… ya se sabe, será más difícil.

Bandolero por un día (Albacete)

bandoleros

A principios del siglo XIX, huía de las autoridades el bandolero Francisco Ríos González, también conocido como ‘El Pernales’, y se refugiaba en la Sierra de Alcaraz, en la provincia de Albacete. Allí debió descubrir el mismo espectáculo que todavía ofrece el nacimiento del río Mundo, donde el agua brota de de la roca para ofrecer bellísimas cascadas, alguna de más de 50 metros de altura.

Llamada la Cueva de los chorros, está ubicada en el Parque Natural de los Calares del Río Mundo y la Sima, forma un conjunto de túneles, pasadizos y grutas de los que solo se conocen 32 kilómetros. Además de esta maravilla de la naturaleza, en los alrededores hay pueblos preciosos como Villaverde de Guadalimar, Salobre, Bienservida. En Alcaraz destaca su plaza Mayor, en Yeste su fortaleza y en Letur su trazado musulmán. Conviene no perderse el bello pueblo Riópar.

El bosque encantado (Ciudad Real)

bosque encantado

Entre las provincias de Ciudad Real y Toledo se encuentra el Parque Nacional de Cañaveros, un auténtico bosque ‘encantado’ donde viven ciervos, gamos, zorros, linces, buitres, cigüeñas y águilas. Se accede desde Pueblonuevo del Bullaque y en su centro del visitante informan de la mejor forma de realizar la visita, de este parque de 45.000 hectáreas, ya sea a través de las diversas rutas senderistas o en vehículos 4×4 por el interior del parque nacional. Para aprovechar al máximo la actividad, lo mejor es concertar una visita guiada, aunque también se puede hacer el itinerario de forma libre por el bosque encantado. Para rematar el día en Retuerta del Bullaque se encuentra el Museo de la Fauna.

Trogloditas en acción (Cuenca)

Parque natural

En Cuenca hay dos enclaves que dan testimonio de nuestros antepasados prehistóricos. Hablamos de la Peña del Escrito en Villar del Humo y la Cueva del Tío Modesto de Henarejos, ambas declaradas Patrimonio de la Humanidad. Allí encontraremos pinturas rupestres de escenas de caza y de animales.

Para enriquecer la ruta podremos pasear por la villa medieval de Moya y contemplar el castillo y su torre del Homenaje del siglo XIII. En Cañate destaca su muralla árabe y su plaza porticada.

1,2,3… al escondite inglés (Guadalajara)

Parque Nacional
Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara

En el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara hay un auténtico y bonito bosque de cuento de hadas llamado Hayedo de Tejera Negra. Se encuentra situado en el valle que dibujan los ríos Lillos y Zarzas y es un espacio protegido desde hace más de tres décadas considerado único por su microclima y su peculiar paisaje. En sus laderas rocosas anidan ejemplares de gavilán, águila calzada y ratonera y azor. Entre su tupida vegetación viven zorros, jabalíes, comadrejas, tejones y gatos monteses.

Una vez terminada la excursión, podemos disfrutar de la gastronomía de los pueblos negros, llamados así por la pizarra con la que se han construido sus casas, y donde hay una buena oferta de preciosas casas rurales. Nos referimos a municipios como Valverde de los Arroyos, Majaelrayo, Campillejo, Campillo de las Ranas o Tamajón.

Jugamos a los romanos (Toledo)

Castilla-La Mancha

Todos conocemos la impresionante capital de la provincia de Toledo, con sus calles estrechas y empinadas, donde cristianos, musulmanes y judíos convivieron durante siglos y dejaron una de las más interesantes y sorprendentes ciudades de España. En pocos metros podemos ver una catedral gótica, una mezquita del siglo X y dos sinagogas.

Pero si nos alejamos al paraje natural de Carranque, frente al río Guadarrama, nos encontraremos con una basílica paleocristiana, una fuente ornamental y una villa palacio romana que conserva unos magníficos mosaicos. Está considerada como uno de los conjuntos monumentales más importantes de la Hispania Romana del siglo IV. Allí podremos aprender cómo vivían los nobles romanos, cómo eran sus casas e incluso nos enseñarán a hacer mosaicos.

No muy lejos está Illescas en cuyo Santuario-Hospital de la Caridad se expone una colección de obras de su pintor por excelencia, El Greco, y además está la torre mudéjar denominada ‘Giralda de la Sagra’. En el pueblo Esquivias se encuentra la Casa de Cervantes, dónde vivió el más universal de nuestros escritores.