Colegios que usan la tecnología para ayudar a sus alumnos

668
Colegios estudiantes online tecnología

Han pasado menos de dos semanas desde que se decretó el cierre temporal de los colegios. Y lo malo es que se ha producido, precisamente, en una época crítica para muchos estudiantes, el inicio de la 3º Evaluación. Aquellos que van con retraso van a tener problemas para recuperar el curso escolar y, por supuesto, aprender los nuevos temas de las diversas materias.

Además, y aunque la clausura de los centros educativos se ha ampliado 15 días más, no sabemos si se prorrogará por más semanas. Hablamos de mucho tiempo, de momento 30 días sin ir al cole, pero puede ser mucho más. Es básico que los padres que puedan intenten acompañar en el estudio a sus hijos para que luego les sea menos dificultosa su integración en la rutina estudiantil.

Lo malo es que nadie sabe que pasará y tampoco se han informado de las medidas que se tomarán si esto se demora. De momento se rechaza que se puedan recuperar las clases perdidas en verano o los sábados. ¿Soluciones? No he oído ninguna de lo que va a pasar. Cuando lleguen los exámenes ¿Qué criterios se utilizarán para evaluar a los alumnos? ¿Se bajará el listón de conocimientos requeridos? ¿Se abrirá la manga? ¿Se penalizará a aquellos que no cuentan con recursos tecnológicos para continuar con su formación? Ninguna de estas preguntas es baladí. Recordemos que hablamos de cerca de 10 millones de estudiantes de todos los ciclos en España, siete millones de los cuales cursan estudios de infantil, primaria, secundaria y bachillerato.

La ministra Celaá siembra más dudas

La comparecencia de la ministra de Educación Isabel Celaá no ha aclarado nada en su última intervención, salvo que «no se va a perder curso» y que las pruebas de Selectividad (ahora llamada EBAU)se realizarán entre el 22 de junio y el 10 de julio en convocatoria ordinaria, pero, eso sí, bajando el listón académico. Con respecto a la forma de evaluar a los que todavía van al ‘cole’ ha sido, si cabe, aún más ambigua. «Nadie va a perder el curso por Covid-19» y a preguntas de los periodistas sobre los alumnos que no tienen las mismas posibilidades telemáticas que otros ha respondido que «serán evaluados en justicia». Algo que solo ella sabrá que significa. Mientras tanto, ha dado órdenes de identificar los niños que no tienen Internet, destacando que la mayoría de los jóvenes tienen el dispositivo más democrático que existe, teléfono móvil.

Vamos, que no tiene ni la más remota idea de lo que se va a hacer -como por otro lado es lógico- y que nos emplaza al mes de abril para anunciar las medidas que se tomarán. Lo más misterioso son las últimas palabras que deslizó, en las que tiene la esperanza de que los alumnos puedan asistir a clases presenciales dos o tres semanas en junio. Suponemos que tienen poderes de ‘pitonisa’ y que con ese exiguo tiempo de clases en ‘vivo’ tendría la disculpa para salvar el curso. En fin un desastre para la educación de nuestros hijos.

Ganan los que van a colegios avanzados tecnológicamente

Lo que sí es cierto es que más fácil lo van a tener aquellos niños y jóvenes que están en centros que utilizan las nuevas tecnologías en su metodología de estudio. La verdad es que esta crisis sanitaria va a poner en evidencia aquellos centros educativos que no están preparados para los nuevos tiempos. Cuidado, que a lo mejor hay algunos nombres de postín que viven de las rentas del pasado.

Pero sí que hemos constatado que hay muchos colegios privados que no han perdido ni un minuto de su tiempo, y desde que apareció la crisis del coronavirus reaccionaron con prontitud, inteligencia y excelencia educativa para que sus alumnos no perdieran el curso escolar. Os ponemos como ejemplo al Colegio San José del Parque y a Brains International Schools.