El colmo del veraneo en España…demasiados españoles

52
benidorm lleno de turista españoles

Si algo no nos podíamos imaginar nunca, es que una turista inglesa -en este caso- se quejara y reclamara una indemnización porque en España haya muchos españoles. Parece tan obvio, pero es lo que ha sido portada de muchos periódicos y noticia de apertura en muchos informativos de televisión.

La noticia en cuestión

No vamos a entrar en los detalles de la noticia, pero para los que no habéis tenido oportunidad de saber de esta antes, os la resumimos brevemente: Una inglesa de 81 años residente en Blackburn ha reclamado al turoperador de su país con el que contrató sus vacaciones en Benidorm (Alicante) la devolución del importe, entre otros motivos porque en el hotel «había muchos españoles», como que los españoles la miraban mal y fueron groseros con ella; que si había 42 escalones hasta la piscina, y así varias lindezas más,  causas que se basa para justificar su demanda.

¿Por qué los españoles no se van de vacaciones a otro lado?

turista inglesa
Freda Jackson la turista inglesa con su reclamación.

Esta es la reflexión final que se hace esta turista inglesa al presentar su reclamación. Parece una broma, pero es cierto. Al menos, a mí, me suscita otra reflexión: ¿Por qué no te quedas en tu casa?

Posiblemente por su errónea apreciación de nuestro país, como consecuencia de la imagen que venden de España los touroperadores ingleses, que promocionan nuestro país como el santo grial de la borrachera, del turismo barato y el desmadre sin freno, algo que allí no les dejan hacer.

España es visitada por muchos turistas internacionales que disfrutan, junto a los españoles, de sus vacaciones de verano y que son bien recibidos. El turismo extranjero es uno de nuestros mayores ingresos al PIB español, entorno a los 60.000 millones de euros en 2017, y nos posiciona como el tercer destino mundial, tras Francia y EE.UU. Crea muchos puestos de trabajo tanto en su sector como en sectores complementarios y eso lo sabemos. De hecho, son muchas las campañas de concienciación que se realizan para que los servicios se adapten a sus necesidades, desde aprender su idioma -conozco camareros que sin salir de España, hablan el inglés como un nativo-, como la adaptación de otros servicios a sus necesidades como las oficinas de policía para denuncias de extranjeros en lugares, principalmente, en zonas turísticas.

Como anécdota, hay lugares de vacaciones que tienen muy enraizado el tema del turismo de extranjeros, tanto es así, que en una visita con mis hijos a PortAventura, tuve que solicitar la carta en español en un restaurante italiano de la localidad de Salou.

Para terminar, posiblemente su queja, aunque motivada en algunos aspectos técnicos, sea consecuencia de la práctica ya conocida de la cultura de la queja falsa, una estratagema por parte de los turistas ingleses mayoritariamente, para reclamar por «cualquier cosa en un hotel», en muchos casos siendo falso, tergiversando y magnificando cualquier fallo que les sirva para exigir compensaciones por parte de los hoteleros españoles y así tener unas vacaciones más baratas o a veces gratis.