El Roscón de Reyes marca el colofón de la Navidad

El protagonista indiscutible del próximo 6 de enero en nuestros hogares

85
Roscón de Reyes 2021

El Roscón de Reyes es uno de los dulces navideños más populares en España y el protagonista indiscutible del próximo 6 de enero en nuestros hogares. Las familias se reúnen cada año para celebrar esta fiesta y disfrutar este delicioso bollo de masa dulce en forma de anillo o corona, que con su particular olor, sumado a la fruta escarchada y el chocolate caliente, transporta de manera inmediata a recuerdos felices.

Hoy vamos a dedicar este artículo a conocer mejor este dulce tradicional del día de Reyes, donde su presencia en nuestras mesas de desayuno y merienda se mezcla con la ilusión de los más peques en la apertura de los regalos y presentes. Os proponemos tres opciones, que lo preparéis vosotros mismos, lo compréis para consumirlo en casa, o que lo disfrutéis en un lugar especializado.

Los orígenes del Roscón

No está claro el origen del Roscón de Reyes. Hay quien lo asocia a la corona de Adviento o a las saturnales romanas. En estas fiestas los romanos homenajeaban a Saturno (dios de la agricultura y las cosechas) y celebraban el final de la temporada agraria. La fiesta consistía en que se repartían unos pasteles redondos de frutos secos, que evolucionaron después en unos panes o bollos (siempre circulares) en los que se introducía una haba. El afortunado que la encontraba en su porción de pastel era elegido rey de la fiesta y reinaba por un día.

Unos orígenes que quedaron olvidados cuando la Iglesia, a lo largo del siglo IV, institucionalizó el Día de Reyes como una fiesta cristiana. Durante la Edad Media la Iglesia intentó acabar con la fiesta de los locos, otro jolgorio invernal de origen pagano en el que se elegía a suertes un rey de los tontos u obispo de mofa. Estas antiguas prácticas han perdurado de algún modo en dos elementos de nuestra Navidad actual: las bromas del Día de los Inocentes y la sorpresa del roscón del Día de Reyes.

Su origen, como conocemos esta tradición ahora, se puede decir que es francés. Durante el Renacimiento en Francia, la costumbre de comer este postre el día de la Epifanía –6 de enero–, se convirtió en una popular tradición entre la aristocracia y la realeza gala. Las familias se reunían para tomarlo juntos y ver quién era el afortunado al que le salía la preciada legumbre, celebración que fue acuñada con el nombre Le Roi de la Fave (El Rey del Haba).

Más tarde, en el siglo XVIII, cuando el rey francés Luis XV era todavía un niño; un cocinero de la corte quiso agasajarlo introduciendo como sorpresa en el roscón una moneda de oro (hay quien dice que en realidad fue un medallón de oro y rubíes). La idea se extendió y, desde ese momento, el haba pasó a ser olvidada, ya que el premio deseado era el que tenía más valor económico.  

Pero lo que está claro es que hace ya siglos esta riquísima rosca elaborada con harina de fuerza, levadura, huevo, leche, azúcar, mantequilla, agua de azahar y decorada con frutas escarchadas estaba ‘habitada’ en su interior por una haba y quien la encontraba se convertía en el ‘rey de reyes’. Hoy esta leguminosa ha sido sustituida o complementada por una figurita (eso sí, quien dé con ella no es un ‘rey’ sino el encargado de pagar el roscón). Aunque el tradicional no lleva relleno, actualmente se han enriquecido con delicias interiores; además de la nata, la crema o el chocolate, a los que ya nos hemos acostumbrado, hay muchos más tipos de relleno.

Un receta para hacer en casa

Te proponemos una receta para hacerlo, aunque en realidad son dos, tanto sin relleno como con él. Aunque la receta puede parecer un tanto difícil, degustar esta deliciosa preparación bien merece la pena el tiempo y el esfuerzo que dediquemos a confeccionarlo.

Ingredientes (para 2 roscones)

Masa madre o prefermento

  • 100 gramos de harina de fuerza
  • 100 mililitros de leche tibia
  • 40 gramos de levadura fresca.

Para la masa

  • 170 gramos de azúcar
  • ½ cucharadita de café de canela
  • Piel rallada de 1 naranja
  • Piel rallada de medio limón
  • 3 huevos
  • 100 mililitros de leche
  • 125 gramos de mantequilla
  • 15 gramos de agua de azahar
  • 570 gramos de harina de fuerza
  • una pizca de sal

Para decorar

  • 1 huevo
  • Almendras laminadas o picadas
  • Frutas escarchadas (al gusto)
  • Azúcar

Preparación

Debéis planificaros para empezar un día antes con los preparativos, dado que la masa madre se debe preparar la noche anterior. Sin embargo, os recomiendo para agilizar, comprarla. Durante el confinamiento se puso de moda, y por ejemplo, la podéis encontrar en Mercadona. Si vas a prepararla, sigue estos pasos:

Disuelve la levadura fresca en la leche -tibia- y mezcla con la harina. Deja reposar esta masa de arranque en un cuenco tapado toda la noche en un lugar fresco, por ejemplo, en la parte superior de la nevera.

receta de roscón

Prepara la masa del Roscón: Para ello, ralla la piel de naranja y de limón y mézclala bien con la canela y el azúcar. Añade a continuación la leche, el agua de azahar -no la omitas-, la mantequilla a temperatura ambiente, los huevos y una pizca de sal. Mezcla bien todos los ingredientes e incorpora la masa madre y la harina.Amasa durante 6-7 minutos.

Ahora, vierte la masa en un cuenco dos o tres veces más grande que el volumen de la masa, y cúbrela con film transparente y deja que suba una hora o hasta que haya doblado su volumen en un lugar cálido -temperatura ambiente-.

Una vez haya subido la masa, viértela de nuevo en la superficie de trabajo ligeramente enharinada, engrásate las manos y divide la masa en dos, prepara dos bandejas con un papel de horno y pon en cada porción de la masa hecha una bola. Deja reposar cinco minutos, y con las manos, haz el agujero central introduciendo los dedos y hazlo poco a poco más grande. Debe ser un agujero amplio, recuerda que después la masa crecerá y si lo haces pequeño se podría cerrar. Aprovecha para introducir el rey y el haba. Te recomendamos que tanto el haba como la figurita o presente vayan envuelto en papel film resistente.

Tras esto, dejamos reposar de nuevo los roscones durante una hora. Mientras tanto precalienta el horno a 180º C.

Justo antes de introducir tus roscones en el horno, píntalos con huevo batido, reparte las almendras, las frutas o lo que vayas a utilizar y termina espolvoreando el azúcar humedecido con agua, y repártela sobre el roscón.

Ya solo te queda esperar que el roscón se hornee durante 20-25 minutos. Si ves que se dora demasiado cúbrelo con papel de aluminio. Cuando esté listo, retira la bandeja del horno y deja enfriar el dulce del día de Reyes antes de servir.

Continua en página siguiente >>