Este año, los campamentos para niños más seguros que nunca (para todos)

300
campamentos para niños de verano

La celebración de los campamentos para niños y jóvenes ha estado pendiente de un hilo hasta el último momento. Y lo cierto es que la mitad de los campamentos que se organizan cada temporada este año no abrirán. La causa, según el Colectivo Nacional de Campamentos de Verano, está en el retraso en la publicación de los protocolos sanitarios por parte de las comunidades autónomas, lo que no ha permitido a las empresas poder organizarse ante esta situación tan atípica. El Ministerio de Sanidad publicó en el BOE el protocolo del Gobierno el 30 de mayo pasado en el que se indicaba que cada una de las comunidades debería adoptarlo en función de la situación epidemiológica de su territorio. Las hubo más tempraneras, como la Comunidad de Madrid y la Junta de Castilla y León, y otras más lentas, como la valenciana.

Pero ha habido un importante número de empresas organizadoras de campamentos de verano, ya sean pernoctas, urbanos o virtuales, que han reaccionado con gran dinamismo y han sabido adaptarse a los tiempos actuales en tiempo récord. Algo verdaderamente importante para numerosas familias, primero por la necesidad de que los niños y jóvenes puedan divertirse y volver a socializarse después de un tremendo confinamiento de tres meses. Y segundo, por la ayuda a la conciliación familiar, sobre todo en los casos donde los dos padres trabajan, pero también por la necesidad de los progenitores de darse un respiro.

Seguridad, seguridad y seguridad

El denominador común que destacan los organizadores de campamentos de verano ha sido implantar todas medidas necesarias para que la asistencia de los niños sea lo más segura posible. Es el caso de Camp Tecnológico que ha ampliado su oferta de manera muy segura: hay campamentos urbanos presenciales en 12 sedes (Bilbao, Donostia, Vitoria-Gasteiz, tres en Madrid, tres en Barcelona, Toledo, Santander y Valencia) y campamentos online (dirigidos a todos los lugares de la geografía).

No se queda a la zaga la Academia de Inglés, que durante estos meses organiza un campamento de verano de inmersión lingüística en la bella localidad cántabra de Vega de Liébana (Potes), un pueblecito muy tranquilo con mucha seguridad para los niños, en un albergue turístico de 110 plazas –con todas las comodidades, seguridad y servicios- en plenos Picos de Europa. Inmersos en el idioma de Shakespeare, vivirán además experiencias muy merecidas tras un curso que ha sido difícil para ellos y en el que se han esforzado desde casa con sus estudios. Un plan merecido y reconocido.

En la misma línea, en plena naturaleza y en un lugar único, en el exclusivo marco del club social y deportivo Las Encinas de Boadilla, en un programa orientado a entretener, divertir y fomentar la amistad –filosofía y premisa de este histórico Club-, pero también a formarse y a tomar parte en actividades educativas. Todo ello con el fin de potenciar el respeto por la naturaleza, desarrollar habilidades y reforzar la autonomía a la vez que el trabajo en equipo y con actividades deportivas. Lo harán con juegos, talleres y divertidas experiencias con la opción de optar por dos tipos de convivencia: campamentos internos y campamentos urbanos.

Pero se puede disfrutar con seguridad de una forma diferente. Por ejemplo con la propuesta de The Kelly Method, una excelente opción donde los niños podrán ser auténticos guerreros japoneses del antiguo Japón en un bellísimo emplazamiento con propuestas de artes marciales, surf y aventura y además, con algo importantísimo, un programa de actividades orientadas a la convivencia y el desarrollo personal en un entorno natural en Askizu, en la localidad guipuzcoana de Getaria, en la playa y a una hora de Donosti. Esta empresa también organiza un campamento urbano en la capital madrileña orientado a la inmersión lingüística en inglés, pero con un plus más allá del método educativo: hacerlo a través de juegos, teatro, canciones…, sintiendo, entendiendo y participando en un segundo idioma.

A continuación detallamos las principales características de los cuatro excelentes campamentos para niños, que hemos seleccionado.

Las Encinas de Boadilla

campamentos para niños y jóvenes

Este club cuenta con una experiencia de 40 años de gestión y formación de campamentos y en un entorno natural de 45 hectáreas. Los menores podrán participar durante la primera quincena de agosto (del día 1 al 15) o una de las dos semanas.

Según las edades, los componentes del campamento interno compartirán cabañas, tipis indios o tiendas de campaña para dormir y descansar de tanta actividad. Así harán nuevos amigos y convivirán de una manera diferente y muy divertida. Cada día estará destinado a una actividad diferente con una temática concreta, pero compartida con gymkhanas, experiencias en piraguas, talleres, veladas muy especiales con fuego de campamento… Toda una aventura en un fuerte de madera (con vaqueros e indios). Os aseguramos que las noches de vuestros chicos serán muy entretenidas y en ellas irán de la mano imaginación y diversión.

La Academia de Inglés

niños y jóvenes verano

Una divertidísima forma de aprender inglés. Del desayuno a la cena y supervisados por un monitor por cada 10-15 niños, vuestros chicos disfrutarán de actividades deportivas, medioambientales y turísticas en Cantabria y Asturias. Por dejaros algunos ejemplos, podrán descender en canoa por el río Cares/Deva, practicar senderismo + vivac, rutas de montaña o realizar una triple experiencia: rappel + tirolina + senderismo. Y también éste en un lugar de ensueño, en Tudes, con vistas a los Picos de Europa y a su conjunto arquitectónico. Pero, por supuesto, también acudirán a las playas cántabras: a la de San Vicente de la Barquera, a la de los Arenales o a la de Comillas. Por si algo faltaba en el programa acudirán al Parque de Aventuras en Árboles de Unquera.

The Kelly Method

Camp Samurai campamento de verano

El Campamento Samurari, dirigido por Danny Kelly, campeón mundial del arte marcial japonés Kenpo Kai, se celebra en el albergue de Askizu, del 12 al 19 de julio, en un entorno privilegiado de rocas montañosas y a 400 metros de la playa guipuzcoana de Getaria. El campamento samurái cuenta con un programa de artes marciales y supervivencia, retos para que descubran los valores de la convivencia, el esfuerzo y la disciplina, siguiendo una filosofía similar a la del código del Bushido. Todo bajo el control de monitores.

Pero, además, los participantes (con edades de 10 a 14 años) también podrán aprender, con la ayuda de profesionales, a tomar olas surferas en playas estupendas y descubrir bonitos pueblos cercanos mientras desarrollan talleres de supervivencia para aprender a vivir en la naturaleza.

Camp Tecnológico

cantabria campamentos de verano

Estos campamentos con talleres de programación, electrónica y robótica están destinados a niños/as y adolescentes de 5 a 17 años y, lógicamente adaptados a cada franja de edad. Pero en Camp Tecnológico han optado por un plan híbrido en ambos casos (para quienes acudan a las sedes, cuyas direcciones encontraréis en su web, o para quienes sigan las actividades desde sus casas). Lo han planteado como un menú que se elija en un restaurante, con un primer ‘plato’ con talleres de aprendizaje de código, de 9:15 a 11:15, y un segundo ‘plato’, en el que se puede elegir entre temáticas de código, o de electrónica y robótica, de 11:30 a 13:30. En éstos se incluye un kit de trabajo que los chicos se podrán llevar a casa al acabar el taller si se realiza de manera presencial y seguir practicando desde sus hogares. El horario se puede ampliar, de 8:30 a 14:15.