Halloween nos trae este año una radiante Luna Azul

171
luna azul Halloween

Cada 31 de octubre y desde hace ya algunos años celebramos la fiesta de Halloween –herencia estadounidense, pero de procedente de los emigrantes irlandeses que llegaron a América del Norte en los primeros años del siglo XIX-, una fiesta pagana con significado misterioso y tétrico, a la que se puso luz de diversión. Este año –en nuestro país y en muchos otros- la celebración se verá confinada a los hogares y con pocas personas y cercanas (máximo 6 o 10 dependiendo de nuestras comunidades autónomas). No habrá tantos disfraces, ni tantos truco o trato, pero la fecha sí nos dejará algo especial, la conocida como Luna Azul, un fenómeno que solo ocurre cada dos años y medio, cuando en el mismo mes –solo separadas por 29 días, en lugar de los 30 o 31 habituales- hay dos lunas llenas; es decir, dos plenilunios.

La primera luna llena la pudimos contemplar el pasado 1 de octubre. La segunda, que podremos ver el 31 de octubre, a partir de las 15:49 (con unos buenos prismáticos en esa primera franja horaria) es la que recibe este nombre. Curioso es también que solo coincide con Halloween cada 19 años.

¿Qué significado tiene este ‘misterioso’ fenómeno?

Hay que aclarar que su nombre nada tiene que ver, como puede parecer, con su color. La Luna Azul (o Luna Llena Azul) tiene la misma tonalidad gris plateada que la del resto de los meses. Y, aunque su nombre tiene algo de romántico y melancólico, tanto en español como en inglés (Blue Moon), dicen las leyendas que cuando coincide con Halloween conlleva mucho misterio. Pero no hagamos caso a las supersticiones; la luna llena, siempre radiante, es hermosa de contemplar, y esa noche del 31 de octubre al 1 de noviembre tendremos más tiempo para verla, ya que al día siguiente es domingo y no tenemos que madrugar (casi todos).

A los pequeños de la familia –que, además, no tienen que madrugar al día siguiente y cuentan con una hora más de sueño- les encantará contemplar el fenómeno y, si lo consideráis oportuno, también la leyenda.

Y también habrá lluvia de estrellas en octubre

Oriónidas lluvia de estrellas

Para que no falte nada en el firmamento de un mes con misterio –y también con magia-, podréis observar una particular lluvia de estrellas, no tan poderosas como las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo de agosto, pero, si se presta atención, también muy bellas. Las Oriónidas, que provienen de restos del cometa Halley, son apreciables. Son entre 20 y 60 meteoros por hora que veréis caer durante la noche del 21 de octubre. Los días anteriores y posteriores, con suerte, también contemplaréis estrellas fugaces. Quizás, en días anteriores –del 6 al 10 de octubre- también habréis podido ver alguna dracónida, estrellas de menor intensidad de luz y en menor número, unas 20 estrellas por hora.

Soñad, a la luz de la luna, con un año mejor, porque el satélite de la Tierra, en todo su esplendor, es bello. Huyamos de supersticiones y apostemos por el ‘trato’ -como siempre, mejor- en lugar del ‘truco’.