!Al rico helado! Las heladerías top de Madrid

Helados para chuparse los dedos

321
heladerías helados top Madrid

Del cono de barquillo con bolas de vainilla, fresa o chocolate y del polo de hielo con saborizantes hemos dado, en no muchos años, un increíble salto en el universo del helado. Elaboración artesanal, con productos de calidad, formas y mezclas originales y, cada vez más, preparación a la vista del cliente son las claves del éxito de las nuevas –y no tan nuevas- heladerías. Repasad nuestra selección y probarla en la propia heladería -muchas también tiene la opción take away-; grandes y pequeños os quedaréis ¡helados!

De autor y gourmet

heladerías gourmet

Jordi Roca, el alma dulce del restaurante El Celler de Can Roca, de Girona –reconocido como el Mejor Restaurante del Mundo en 2015-, excelente maestro pastelero, decidió sacar del prestigioso local que comparte con sus hermanos Joan y Jordi el carrito de los helados. El primero lo instaló en la ciudad catalana, en 2012. Casi tres años después llegó a Madrid Rocambolesc, al espacio gourmet de El Corte Inglés de Serrano. El carro es el emblema; en él se recrean los postres, en versión helada, del reconocido restaurante que se pueden disfrutar sentados en taburetes alrededor de mesas altas. Jordi cuenta en esta aventura heladera con la inestimable ayuda de su mujer, la pastelera mexicana Alejandra Rivas.

El helado de manzana al horno o el Láctic, con dulce de leche, confitura de guayaba y algodón de azúcar son dos de sus helados icónicos. Tambien, para que los pequeños disfrutan con los polos –de calidad; no podía ser de otra manera- con formas originales, como el helado oscuro, un homenaje a Darth Vader, o el polo-osito con sabor a madroño, muy madrileño. En el carro hay también infinidad de toppings. Y nadie queda indiferente tras deleitarse con los brioches rellenos de helado. ¡Un placer!

Dónde. Gourmet Experience de El Corte Inglés. C/ Serrano, 52.

Desde Italia con sabor

sabor helado

La Romana abrió por primera vez sus puertas en 1947 en Rímini (Italia). Pocos años después Vito Zucchi se hizo cargo del local, que hoy regentan sus hijos y cuyo negocio han extendido a distintos países, entre ellos el nuestro. Más de sesenta sabores y una labor artesanal, que aúna tradición e innovación, avalan el éxito de la firma, que cuenta con tres locales en Madrid.

Rigor y selección del producto –por ejemplo, avellana Piamonte o Marsala con denominación de origen- garantizan la fama de esta gelatería en la que los helados se hacen como siempre, con huevo, azúcar, nata fresca… y, eso sí, leche ecológica. Porque en La Romana son muy respetuosos con el medio ambiente; las bolsas y cajas para llevar a casa el producto son ecológicas. Las que acogen las magníficas tartas heladas indican en el envase el tiempo perfecto para la descongelación y consumo. Asimismo, en su carta mantienen el mítico Cri-Cri, un cucurucho de barquillo con dos cuernos de chocolate en el copete, una creación de 1975.

Dónde. Dispone de heladerías en C/ Rosario Pino, 6. Paseo de La Habana, 27. C/ San Bernardo, 96.

Sanísimos y ecológicos

Afortunadamente, quienes sufren de alguna intolerancia alimentaria (niños o grandes) ya no tienen que renunciar a los placeres culinarios. Con esta idea nació Sani Sapori –su nombre lo dice todo-. Su insignia son los productos de temporada, la leche fresca ecológica, el cacao puro y el azúcar de caña bio. Pero todo esto con un gran sabor y con una mimadísima elaboración de los helados en el propio local.

Allí podéis encontrar sorbetes sin azúcar, sin lactosa, con leche de arroz o de soja y helados veganos. Hay tres tamaños de barquillo y tres de tarrina. A destacar los sabores: de baobab -con su toque cítrico-, regaliz, nuez, castaña, maracuyá… Para degustar en el local o en la terraza.

Dónde. C/ Lavapiés, 31.

Paletas mexicanas elaboradas artesanalmente

helado o polo gourmet

Lupita Paleta es una heladería artesana estilo mexicana que nace de la ilusión de Susana (española) y Jorge (mexicano) por compartir un tesoro gastronómico de aquel país: las paletas. Son polos naturales elaborados de manera artesanal con mucho género para lograr sabores auténticos que alegran y sorprenden a quien los prueba.

Casi todas sus polos (paletas) son sin gluten y disponen de una gran variedad apta para veganos. Sólo utilizan leche ecológica o de productores que cumplen con normas oficiales de bienestar animal. Además, sin productos añadidos, lo que permite disponer de un sabor auténtico e intenso de la fruta. Estos son unos ejemplos: Crema de fresa y crujiente de frutos rojos, Vainilla con manzana y canela, Chocolate blanco con frutos del bosque, Stracciatella o Yogurt con miel y sésamo.

Y por último, solo apto para los más valientes, no pueden faltar nuestras paletas con chile… ¡o extra picantes si te atreves! Sus precios van desde los 2,95€ paleta.

Dónde. Calle Toledo,  81

Esperamos que disfrutéis en vuestra visita a estas heladerías top de Madrid.