Inicio Comer Ikea desvela su secreto mejor guardado

Ikea desvela su secreto mejor guardado

La receta de sus famosas albóndigas suecas.

430
albóndigas suecas de ikea

Hay dos cosas que caracterizan a Ikea. Una de ellas es su laberinto de pasillos construido para que durante tu visita a este gran comercio no pierdas detalle de lo que allí se expone y, desde hace ya tiempo, sus famosas albóndigas suecas con las que puedes almorzar en la zona de restauración del centro, y que tanto gustan a toda la familia.

La cadena de muebles sueca, conocedora en estos tiempos de estar en casa que una de las actividades de ‘ocio’ más practicadas en los hogares es la cocina, ha querido sumarse a esta reciente ola en redes sociales de mostrar y poner a disposición de todos uno de sus ‘secretos’ mejor guardados: sus famosas albóndigas. A partir de ahora ya podremos cocinarlas.

Y así es como lo ha compartido en twitter la filial de Reino Unido: «¿Echas de menos tu dosis de albóndigas de Ikea? Hemos creado una receta para que puedas recrear este delicioso plato en tu hogar«. La receta, además, las ha presentado con el mismo formato que sus icónicas instrucciones que adjunta en sus muebles para su montaje.

La auténtica receta de albóndigas suecas de IKEA

Una receta muy fácil de elaborar, y en la que podréis dejar meter las manos en la masa a los más pequeños. A continuación te damos los ingredientes y cantidades para elaborar esta receta para cuatro personas.

Los ingredientes

Para las albóndigas

  • 500 gr. carne picada de ternera.
  • 250 gr. carne picada de cerdo.
  • 1 cebolla cortada muy fina o picada.
  • 1 ajo machacado o picado finamente.
  • 100 gr. de pan rallado.
  • un huevo.
  • 5 cucharadas de leche.
  • Sal y pimienta a gusto.

Para la salsa

Mientras que para la salsa se necesita:

  • Aceite de oliva.
  • 40 gr. de mantequilla.
  • 40 gr. de harina de trigo.
  • 150ml. de caldo de verduras y 150ml. de caldo de carne.
  • 150ml. de nata de cocinar.
  • 2 cucharaditas de salsa de soja y una cucharadita de mostaza de Dijon.

Cómo elaborar esta receta

Para esta receta vamos a necesitar un bol y nuestras manos (o las de ellos), una sartén y un poco de aceite de oliva para freírlas. Comenzaremos con poner en el bol las carnes picadas y mezclaremos bien. Una vez hecho esto, añadiremos el resto de ingredientes, la cebolla picadita, el ajo, el pan y el huevo, salpimentando y volviendo a mezclar hasta tener un masa homogénea.

Si hasta ahora no han participado los niños -dudo que no sea así-, ha llegado el momento de requerir la ayuda de sus pequeñas manitas (ojo, siempre bajo vuestra supervisión). Formaremos bolitas pequeñas con la mezcla -recomendable para mantener aún más el espíritu de esta receta- que iremos colocando en una bandeja. Después, las meteremos durante un par de horas en la nevera cubiertas con un paño humedecido. Esto las ayudará a mantener su forma mientras se cocinan.

Pasado este tiempo, pondremos aceite en una sartén, esperaremos a que tome temperatura -fuerte- y procederemos a su cocinado para conseguir que estén doraditas por todos los lados. Las iremos sacando sobre una bandeja de horno y las cubriremos con la salsa*. Una vez el horno esté precalentado (180°C convencional o 160°C ventilador) las hornearemos otros 30 minutos.

A la hora de servirlas, estas albóndigas suecas las podéis complementar con un puré o unas patatas fritas, las preferidas de los peques. Si los niños son de los que no hacen ‘ascos’ a las verduras, acompáñalas con brócoli al vapor.

(*) Para preparar la salsa

Para la elaboración de la salsa debemos derretir la mantequilla en una sartén. Tras ello, añadir la harina y mezclar durante 2 minutos, intentando que se tueste mucho. Agregar el caldo de verduras y el de carne y continuar mezclando, como si de una bechamel se tratara, hasta que ligue todo. Después, verter la nata, la salsa de soja y la mostaza. Continuar cocinando a fuego lento hasta que espese la salsa, removiendo constantemente.