La Campiña del Jarama, una joya ornitológica al lado de la capital

274
la campiña del Jarama

Los que vivimos en Madrid hemos pasado mil veces por esta zona y podemos pensar que es el clásico paisaje dominado por cultivos de secano como el trigo y el centeno. No estaremos errados. Pero lo cierto es que tras esa impresión se esconde una riqueza de la fauna que en algunas ocasiones es única con aves esteparias como la avutarda común, la ganga ibérica o el sisón. Sin olvidar las magníficas aves rapaces que pueblan estos campos como el águila (real e imperial), el milano real o el buitre negro. Hablamos de la Campiña del Jarama.

Situada al noreste de Madrid, y que linda con el río Jarama, uno de los principales afluentes del río Tajo. Nace en Peña Cebollera y marca la línea divisoria de Segovia, Madrid y Guadalajara, discurriendo en su mayor parte por la comunidad madrileña.

La primavera (también otoño) es la mejor época para visitarla. Entre los caminos y las lindes con los cultivos brotan múltiples amapolas, viboreras, romeros, lavandas y tomillos que provocan una auténtica explosión de colores. Los principales pueblos que se enmarcan en esta área son Talamanca, Valdetorres, Algete, Ajalvir, Cobeña, Pedrezuela, Fuente El Saz, Paracuellos , Daganzo, Paracuellos o San Agustín de Guadalix. Además de visitar los campos en esta época de temperaturas suaves y observar las impresionantes aves que lo pueblan, hay muchas actividades que realizar, como realizar excursiones a caballo, visitar un pueblo como Talamanca del Jarama, una de las localizaciones preferidas por directores de cine y televisión de todo el mundo en el que se han rodado multitud de películas y series de televisión que probablemente reconoceremos o degustar las viandas en los restaurantes de la región.

Ruta ornitológica: Valdetorres a Talamanca (ambos de Jarama)

El itinerario (8,5 km) entre estas dos localidades, unidas por vías pecuarias y caminos agrícolas, está atravesado por amplias llanuras cerealistas. Nos encontramos en plena Zona Especial de Protección para las Aves (ZEPA). Estepas de los ríos Jarama y Henares, declarada como tal por la importante comunidad de aves esteparias que habita en estos campos de cultivo de secano. Debido a la riqueza faunística del lugar, y como indica la señalización, hay que evitar abandonar los caminos y causar molestias a las aves.

Aves observables: aguilucho cenizo, aguilucho pálido, alcaraván común, alcotán europeo, alondra común, alondra totovía, avutarda euroasiática, cernícalo primilla, cigüeña blanca, cogujada común, escribano triguero, ganga ibérica, ganga ortega, milano negro, milano real, terrera común. Es especialmente llamativo el cortejo de la avutarda, ave en la que viven en España más ejemplares de todo el mundo, siendo la Comunidad de Madrid la tercera de nuestro país.

Talamanca del Jarama: cine y patrimonio histórico

Como decíamos anteriormente, es una de las localizaciones preferidas por directores de cine y televisión de todo el mundo. Y esto es gracias a su interesante patrimonio histórico-artístico, su perímetro amurallado y su riqueza natural.

Estas características la convierten en un escenario ideal para rodajes ambientados en la Edad Media. Por ello, se considera frecuentemente a Talamanca de Jarama como la capital cinematográfica de Madrid.

Sus remotos orígenes la convierten en una de las poblaciones más antiguas y con más historia de la Provincia. Diversos estudios remontan a los primeros asentamientos de Talamanca de Jarama a épocas prerromanas, hallándose restos pertenecientes incluso a la Edad de Hierro. En su territorio se asentaron pueblos romanos, visigodos y posteriormente musulmanes. Alguna de estas civilizaciones optaría por amurallar la ciudad, al estilo castellano.

Talamanca de Jarama alcanzaría un gran peso estratégico y defensivo para los musulmanes, aunque finalmente sería recuperada por tropas cristianas hacia finales del siglo XI. Se encuentra a unos 45 kilómetros de Madrid capital y linda con la Provincia de Guadalajara. Tiene una población de unos 3.900 habitantes aproximadamente.

La principal actividad que recomendamos en Talamanca de Jarama es pasear y callejear por su casco antiguo, descubriendo las huellas inmortales que romanos, visigodos y musulmanes, entre otros, plasmaron allí. Merece la pena visitar la bonita Iglesia de San Juan Bautista, de la conocida como ‘Cartuja’, construida por los monjes del Monasterio del Paular, la Bodega del Arrabal, o del ábside de la Iglesia de los Milagros.

Estos monumentos, junto a los restos de la antigua muralla medieval, o el Puente Romano, son verdaderas joyas que ver en Talamanca de Jarama.

Daganzo de Arriba: un sitio perfecto para comer con los niños

En esta bonita localidad nos encontramos con sitios perfectos para comer con los peques. Uno caracterizado por la calidad de sus hamburguesas y, otro, por sus carnes en pequeñas parrillas individuales con auténticas brasas para prepararte al gusto la carne. Cuenta además con un parque infantil de tres plantas cubierto para que disfruten los niños.

Hamburguesería Tonatiuh

Es una de las hamburgueserías más prestigiadas de la Comunidad –damos fe de ello- y con su producto estrella: las hamburguesas (y otras propuestas cárnicas y excelentes) de carne wagyu, procedente de los bueyes de raza Kobe. Y es que en Tonatiuh cuentan con ganadería propia. Hace ya 20 años que Carlos Verbal convirtió lo que era una terraza en un auténtico rancho, viajó a Estados Unidos y, a su regreso a España –y con algún secretillo-, empezó a ‘expender’ unas magníficas costillas a la barbacoa. También montó un negocio de ganadería en una finca de ocio y, durante seis años, consiguió la considerada mejor carne de buey del mundo, la de wagyu. Ahí llegó el éxito de un Tonatiuh absolutamente renovado.

El gran local –totalmente american style- y su estupenda y agradable terraza, en una plaza ‘abierta’ de amplio espacio, son una maravilla para degustar su carta, que se agranda con las costillas y carnes a la brasa, los entrantes, las ensaladas muy ‘ilustradas’ y riquísimas, las propuestas tex mex, patatas granjeras y menú infantil, en cualquier momento.

Restaurante Zaino

Restaurante Zaino, inaugurado en mayo de 2009, nació con el objetivo de aumentar la oferta de ocio principalmente para los habitantes de la zona norte y noreste de Madrid. Ofrecen a sus clientes una carne de ternera nacional de primerísima calidad, en un entorno informal y distendido con unos precios asequibles para cualquier bolsillo.

Zaino ha creado un ambiente con grandes espacios, con un interior con chimenea, y un exterior, terraza de verano, zona infantil (de 3 a 9 años). Destacan sus parrillas individuales con brasas donde puedes prepararte a tu gusto desde un buen chuletón o entrecot troceado hasta un excelente atún. Cuenta con menú infantil.