La nueva Plaza de España lucirá un gran abeto navideño… y mucho más

777
navidad plaza de España Madrid

La ya cercana Navidad lucirá en Madrid más que nunca. En la ‘nueva’ Plaza de España, que reestrenará imagen tras dos años y medio de obras -período que se ha alargado debido a la pandemia, a los ajustes presupuestarios, la llegada de Filomena y a los hallazgos arqueológicos, que se podrán ver en el nuevo espacio- este centro neurálgico de la capital encenderá un árbol navideño de 18 metros de altura, 1,5 toneladas y adornado con 150 cintas luminosas (con luces LED), 800 grandes bolas y 200 caramelos.

Solo es cuatro metros y medio más bajo que el famoso abeto noruego del Rockefeller Center de Manhattan, en Nueva York. El abeto madrileño cuenta con la máxima certificación MPS Sustainable Quality, la asociación internacional que gestiona el cultivo vegetal en más de 55 países. El día 22 de noviembre se inaugura el nuevo espacio, en unas fechas mágicas. Pero, además del gran árbol, hay mucho más. Os contamos.

…y también un belén gigante

Enfrente de la Torre de Madrid, en la esquina con la calle Princesa, se ubicará un Belén gigante compuesto por figuras enormes, que alcanzan los dos metros y medio cada una, lo que, sin duda, se convertirá en una gran atracción para turistas y visitantes. Otra de las grandes novedades de la decoración navideña de Madrid este año 2021.

Con estos nuevos elementos, El belén y el abeto, se dará mayor esplendor a una Plaza de España en su estreno de nueva imagen tras dos años y medio de reformas.

Un entorno verde con zona de juegos infantiles y mejor movilidad

espacio con juegos infantiles

La nueva Plaza de España, un espacio de 70.000 metros cuadrados con un millar de árboles, no competirá como centro navideño con la Plaza Mayor y su tradicional Mercado de Navidad sino que sumará disfrute para residentes y turistas. Se abrirá al público unos tres días antes del alumbrado festivo, fecha en la que también se encenderá el árbol.

El mismo día de su inauguración también se abrirá al tráfico un túnel de 1 kilómetro que unirá las calles de Bailén y Ferraz y dará acceso a la Cuesta de San Vicente, facilitando la conexión con la M30 y la Gran Vía. Contará, por otro lado, con un carril bici continuo y con una plataforma peatonal -en lo que era el paso elevado construido en la década de los 60- que permitirá que los viandantes puedan trasladarse sin parar desde Gran Vía al Templo de Debod o al Palacio Real.

Pero lo mejores lo que se queda después de las fiestas navideñas, un gran espacio verde, cuyo proyecto fue votado por los ciudadanos madrileños y que ha sido bautizado Welcome Mother Nature y que estrenará, además, una zona de juegos infantiles muy particular en un entramado natural.

…y un interesante Paseo arqueológico y cultural

árbol navideño

Durante las obras, que se iniciaron en mayo de 2019 -aunque el proyecto era de 2018- se hallaron importantes restos arqueológicos, que ya están prácticamente restaurados y se exhibirán en un interesante recorrido cultural con mucha historia. Entre ellos, están los sótanos y algunos restos del Palacio de Godoy, los arcos del muro y el llamado caminito de ronda del Cuartel de San Gil (conocido también como Cuartel de Leganitos) y los contrafuertes de los Jardines de Sabatini. Todos ellos –entre el Palacio Real y el Templo de Debod- fueron obra del arquitecto italiano Francesco Sabatini (1721-1797).

No solo los madrileños disfrutarán de este atrayente renovado espacio. Se espera que -en una reconocida zona hotelera y hostelera de la capital- sea un interesante reclamo para el turismo. Pero, sobre todo, para las familias, que pasearán y ‘vivirán’ en un entorno natural de gran belleza y que contribuye a la mejor movilidad en pleno corazón de Madrid. Esta Navidad, con más propuestas incluso que la de 2019-2020, esperamos que todo brille con seguridad.