Los nuevos juegos de playa (o de piscina)

128
juegos de playa

Ir a la playa con niños conlleva pertrecharse de un equipamiento adecuado (por su seguridad y la vuestra). No pueden faltar las cremas protectoras solares ni la sombrilla, ni ropa para que se cambien al salir mojados, ni botellitas de agua para que se mantengan hidratados. Pero tampoco pueden faltar los juguetes playeros (en especial los hinchables) ni las ideas para imaginar nuevos juegos de playa (o recuperados del pasado) para que estén entretenidos y que en este verano -en el que todavía hay que tener mucha cautela- su diversión esté ‘asegurada’.

Entretenimientos rescatados y algo renovados

Hay juegos de playa que, aunque no son deportes, hacen que nos movamos. Sí, también los mayores; el descanso no consiste en estar todo el día tirado en la arena. Podéis jugar con vuestros hijos (sobrinos, nietos…) dando un aire nuevo a esos entrenamientos que nunca desaparecerán y que ellos, sobre todo los más chiquititos, descubrirán. Un buen ejemplo, son los bolos, pero no los comprados sino los que podéis improvisar con botellas de plástico con un poquito de agua en el interior para que se mantengan en la arena. Luego, elaborad bolas con ésta, humedecidas en agua. ¡Y a tirar! A ver quién consigue más puntos.

Otro juego sencillo, pero que activa la habilidad y el buen rollo es el clásico Tres en raya. El tablero, en este caso, se realiza con palitos sobre la arena y las fichas pueden ser conchas decoradas, que antes hayan buscado los peques y del tamaño más parecido entre ellas. Y llega el tesoro escondido. En una zona acotada y bajo vuestra vigilancia deben buscar su recompensa, algo que hayáis escondido, por ejemplo, enterrado en la arena. Otro juego muy fresquito que no falla son las batallas de agua. Llenad unas bolsas de plástico y atadlas. Luego las hacéis explotar en la arena cerca de los pies del contrincante (por supuesto, después -acabado el juego- deben ir al cubo de reciclaje). Y ya que nos referimos al líquido elemento, el entretenimiento con más adeptos ocurre dentro del agua, tanto en la playa como en la piscina.

¡Al agua, patos! con los hinchables de última generación

Los hinchables son también un clásico; muchos de nosotros nos metimos al agua por vez primera rodeados por un flotador. Pero los juegos acuáticos han cambiado mucho. Buscando y rebuscando, hemos dado con una marca con productos hinchables de todo tipo y para todas las edades. Son originales, con complementos y herramientas indicados para su fácil manejo. Nos referimos a Intex. Cuentan con centros de juego con agua a muy buenos precios, divertidas colchonetas hinchables muy diferentes a las de nuestra infancia y para toda la familia y con neveras, que también se hinchan, para que podáis disfrutar (hasta chapoteando) de un buen refresco.

Imaginad colchonetas con forma de alas de ángel (251 centímetros x 160 centímetros) con diseño de impresión fotorrealista, set de reparación y dos asas. Están indicadas para los niños algo mayores y también para vosotros (19,95 euros). Pero para los chiquitines cuentan con todo un universo: un cocodrilo hinchable con asas (7,95 euros), una gran y ‘apetitosa’ hamburguesa a la que agarrarse a sus dos alas y fabricada en vinilo muy resistente y con proporciones de 145 centímetros x 142 centímetros (9,95 euros), un pack de dos colchonetas de unicornio y cisne, un pack de pizza familiar con 6 colchonetas con forma de porción individual… También cuentan con piscinas hinchables, grandes, fáciles de montar y muy coquetas, por si no os podéis trasladar a la costa. Si queréis echar un vistazo, entrad en intex.es.

Juegos de mesa en la orilla de la playa

Los dados, las cartas y otros juegos de mesa más sofisticados también resisten las altas temperaturas casi a merced de las olas. Hay barajas de naipes impermeables, tanto para niños como para adultos. Están hechas en PVC resistente al agua (la marca Leoboose las vende por internet, pero hay más propuestas). Los dados gigantes son un éxito acuático; hay varias firmas que cuentan con ellos.

Hay otro juego muy divertido para los peques a partir de 3 años que, aunque se llama Piratas al agua, es para jugar en la orilla o en el césped que rodea la piscina. En realidad, es una propuesta familiar, en la que los participantes se tienen que convertir en piratas muy malos para sobrevivir al malvado Kraken y no caer por la borda del barco. Se juega con pequeños muñecos que podéis transportar en su lata para que no se estropeen. El juego es Tranjis Games y lo podéis adquirir en Amazon por menos de 22 euros.