Madrid, pueblo a pueblo, con niños (II): Villarejo de Salvanés

Cine, monjes, caballeros y grandes manjares en pequeños bocados

2393
Villarejo de Salvanés

De Villarejo de Salvanés se puede decir que lo tiene todo: restos de origen medieval y musulmán, un castillo del siglo XIII (hoy representado por su imponente Torre del Homenaje), museo etnográfico, rutas de senderismo con riqueza de agua en los caminos, estupenda gastronomía (protagonizada especialmente por sus estupendos aceites) y el primer Museo de Cine profesional de España.

La villa –fundada ‘oficialmente’ como tal en el siglo XIII por la Orden Militar de Santiago- está, además, reconocida como Conjunto Histórico desde 1974. A solo 48 kilómetros de Madrid y a 15 kilómetros de Chinchón, otra bonita localidad que os reseñaremos más adelante, es un destino con muchos valores. Ubicada al sudeste de la comunidad autónoma madrileña, la visita a esta villa, el recorrido por sus históricas calles nos trasladan al pasado, pero a tramos del pasado, distantes en el tiempo dependiendo del lugar del municipio en el que nos encontremos.

Pasado medieval con castillo

Se conoce como El Castillo, aunque en realidad lo que queda de él es la Torre del Homenaje. Se construyó para la Orden de Santiago a partir de un torreón de vigilancia musulmán y cuenta, a su vez, con ocho atalayas. Es el mejor punto de partida para visitar el pueblo, ya que, además de su belleza, alberga la Oficina de Turismo y el Centro de Interpretación de la localidad. Cuenta con una planta baja, tres más y azotea. Os descubrimos algunos de sus pormenores y os animamos a consultar sus estupendas ofertas de ocio y cultura.

El castillo se levantó según directrices de la Orden Militar de Santiago, en el siglo XIII, con el fin de repoblar las tierras tras parte de la Reconquista. En el Centro de Interpretación Histórica os revelarán la historia el castillo y del municipio, así como de la recuperación de la torre, en 2007, tras años de abandono y sobre los restos de la antigua atalaya árabe. La primera planta –entrada original a la torre- es la sala principal y desde ella se accedía a las bodegas y era el lugar en el que la Orden de Santiago guardaba escudos y espadas. Pero es la segunda planta la que ‘incluye’ más historia porque en ella es donde se cuentan las proezas de los héroes de diferentes épocas.

Pero es la tercera altura –que fue residencia del monarca Enrique IV, hermano de Isabel la Católica- el espacio más grande, en el que tienen lugar representaciones y otro tipo de actividades culturales. Y ya en la azotea, a unos 22 metros del suelo, se puede apreciar un bello paisaje: el valle, los ríos Tajo y Tajuña, el casco antiguo del pueblo…

La Casa de la Tercia y su museo etnográfico

Este edificio consistente fue construido, casi con toda probabilidad, en el siglo XVI –entre 1535 y 1545-, por orden y patrocinio del comendador Juan de Zúñiga y Avellaneda. Es también conocida como Casa de la Encomienda, ya que en ella se realizaban –como ‘oficina’ político-económica- los cobros de impuestos de los comerciantes y viajeros que pasaban por el municipio. Mediante pasajes y túneles subterráneos, conecta con la iglesia de San Andrés.

En la planta baja, donde se encuentra la recepción, las bodegas y el Museo Etnográfico, hay también un patio con ocho columnas y balcones conectados entre sí. Su propiedad pasó por distintas familias hasta que el Ayuntamiento recuperó la parte que hoy se puede visitar. En el museo descubriréis gran parte de la antigua vida, oficios y costumbres del municipio y de lo que vivieron los vecinos del municipio: plantaciones de vides, olivos, cereales y también ganadería. También podréis acceder al Granero, en la primera planta, que acoge exposiciones temporales. Es uno de los referentes culturales de Villarejo de Salvanés, pero no el único. En la localidad se han encontrado varios yacimientos arqueológicos.

La Casa de la Tercia (Calle de la Encomienda) se puede visitar de miércoles a domingos, de 13:00 a 14:00 y de 18:00 a 19:00. Teléfono: 627 93 10 30.

Un pueblo que homenajea al cine con mayúsculas

Museo de Cine Villarejo de Salvanés

Entre las peculiaridades de Villarejo de Salvanés hay que destacar que la localidad alberga, desde 2012, el primer Museo de Cine Profesional de España. Fue el productor cinematográfico Enrique Cerezo quien ‘cortó la cinta’ de inauguración del edificio –ubicado en lo que había sido el Cine París, uno de los cinco de la comarca, fundado en 1966- que reúne siete exposiciones temáticas y otros muestrarios de gran valor. Cuenta con sala de cabinas, cinematógrafos de los hermanos Lumière, carteles emblemáticos de la historia de séptimo arte –entre ellos los de las 70 películas más premiadas de los premios Goya-, diapositivas, uniformes de los acomodadores… y una de las mayores colecciones de proyectores de Europa.

El Museo del Cine (Calle Mayor, 49) está abierto los sábados y domingos. Horario a partir de las 12:30, pero también se pueden concertar citas previas (teléfono: 91 8 74 50 17). Más información en la web museodelcine.es.

Una gastronomía muy, muy rica

Los olivos son uno de los mayores valores de la zona. No podéis regresar a vuestro lugar de residencia sin alguna botellita de su buen aceite extra virgen. También merece la pena que añadáis a la compra alguno de sus vinos –podéis visitar algunas bodegas– o sus famosas rosquillas de la Tía Javiera (personaje imaginario, que no sus dulces, muy similares a las madrileñísimas rosquillas de Santa Clara).

Y para disfrutar in situ de sus buenos productos os recomendamos el restaurante La Tercia, en un edificio de cinco siglos de historia y con una de las cocinas más valoradas de la zona. Podéis disfrutar de su excelente tapeo (ensalada de tomates confitados, ensaladilla con langostinos en escabeche, palitos de pollo, flor de alcachofas al ajillo con jamón, patatas bravas auténticas…), de sus platos de cuchara (cazuela de rape y almejas, callos con garbanzos) o buenísimas carnes (muy recomendable su lingote de cochinillo confitada con manzana braseada y trigueros o las chuletillas de lechal) y sus pescados y postres. Lo mejor es que acudáis a su web (restaurantelatercia.com) para consultar las propuestas precios y reservar. Está en la calle Tres Cruces, 2. Teléfono: 649 49 24 40.

Si optáis, con buen tiempo, por comer en terraza os sugerimos el Bar Restaurante Centra. Está ubicado en la calle Viso, 12 (teléfono: 91 874 20 07), cuenta con espacio más que suficiente y seguridad para acudir con peques y con buenas propuestas de productos locales.

Además, cerca del municipio parten rutas de senderismo muy interesantes para que los más andarines disfruten de las buenas temperaturas a la vuelta de la esquina. Buen ejemplo es la Ruta de las Fuentes y los Miradores, de unos 10 kilómetros. Lo mejor, acudir y disfrutarlo.

Tiempo de lectura estimado: 6 minutos