Mis rutas de senderismo ‘secretas’ por la Comunidad de Madrid

Excursiones libres de personas... y de COVID

1116
rutas secretas de senderismo por Madrid

Aunque tratándose de la Comunidad de Madrid, hablar de rutas secretas en realidad es algo casi imposible, sin embargo, todavía quedan algunas que no están muy transitadas. Por si estáis buscando alguna ruta para hacer senderismo por Madrid que os por proporcione algo más de tranquilidad, os propongo estas tres opciones que, a buen seguro, no os decepcionarán, y que discurren cerca de un río.

La Chorrera de Mojonavalle y el Abedular de Canencia

La bonita ruta de la Chorrera de Mojonavalle y el Abedular de Canencia se encuentra situada en una zona de la Comunidad menos visitada de lo habitual en la Sierra Norte y por lo tanto bastante menos masificada.

Para llegar solo tenéis que ir hasta Miraflores de la Sierra y coger el desvío al Puerto de Canencia. A unos minutos encontraréis un parking público de gran capacidad donde dejar el coche. Una finalizada vuestra excursión, podréis visitar Miraflores de la Sierra y comer por la zona, ya sea en restaurante, o vosotros mismos llevaros el picnic.

Para realizar vuestra excursión podéis elegir entre dos opciones:

La ruta corta hasta la Chorrera de Mojonavalle es más fácil, tiene unos 4 km, transcurre por senderos en buen estado por el Abedular de Canencia y es perfecta para toda la familia. Su duración viene a ser de unas dos horas y atraviesa un frondoso bosque repleto de abedules desde el que, siguiendo el curso del arroyo, comenzaréis a ver pequeños saltos de agua hasta llegar a la Chorrera. Se trata de una cascada de cerca de 30 metros de altura desde la que el agua se desliza sobre diferentes placas de roca.

Tras disfrutar del espectáculo que ofrece la Chorrera de Mojonavalle, se continúa por el camino principal que os lleva a un edificio con unos merenderos y desde allí podréis llegar al parking de nuevo. Si decidís hacer la ruta más larga, unos 13 km, desde el edificio debéis girar a la derecha para subir a la zona alta y completar la ruta hasta el Pico de la Perdiguera. Antes de llegar a este pico pasaréis por el Prado del Toril, tomaréis un cortafuegos y bordeando la montaña llegaréis al Cerro de la Genenciana. Las vistas de la ruta son espectaculares y desde lo más alto se puede divisar el Peñalara, Cabeza de Hierro Mayor y toda la Cuerda Larga de la Sierra de Guadarrama.

Excursión a la Presa del Gasco desde Torrelodones

Las ruinas de la Presa del Gasco son los resquicios de un megaproyecto, de finales del siglo XVIII, que pretendía unir el océano Atlántico con Madrid mediante un canal navegable y se hubiera constituido como una de las mayores obras de ingeniería de nuestra historia.

Para llegar a lo que queda de este utópico proyecto, desde la urbanización Los Robles de Torrelodones iremos hacia las vías del tren y desde allí nos incorporaremos al camino de El Pardillo. Se trata de un camino ancho, con un desnivel moderado y muy sencillo de transitar.

Hasta llegar a la Presa del Gasco, la distancia total es de unos 12,5km que se pueden realizar en unas 4 horas perfectamente. Las aguas del Canal del Guadarrama están presentes en gran parte del recorrido y la vegetación predominante está compuesta por fresnos, sauces, encinas, pinares, jaras y retamas, en una zona que está considerada como espacio natural protegido. A lo largo del camino veréis alguna construcción que, por su ubicación, ofrece vistas singulares de Madrid. Hacia el final del recorrido podréis divisar a lo lejos la Torre de los Lodones, atalaya que da nombre a la localidad de Torrelodones.

Ruta a la Presa Vieja del río Aulencia

Situada entre las localidades de Valdemorillo y Colmenarejo, la presa Vieja del Río Aulencia  (conocida como el embalse de Valmenor) retiene las aguas del río Aulencia tras ser liberadas por embalse de Valmayor y abastece de agua potable a las localidades de Villanueva del Pardillo, Brunete y Villanueva de la Cañada entre otras. Es uno de los sitios menos conocidos y permite realizar una cómoda ruta de senderismo por Madrid en familia.

Para llegar hasta ella podéis coger la vía pecuaria que sale desde la urbanización Pino Alto de Valdemorillo, recorriendo un camino en bajada que atraviesa un espeso pinar y que desemboca en la edificación que sirve de control para la presa. La única forma de atravesar el embalse del río Aulencia es por su pasarela metálica (tiene carteles disuasorios advirtiendo de un peligro que no parece existir). Una vez cruzada la pasarela queda al descubierto una zona de Especial Protección para las Aves que ofrece un magnífico espectáculo visual repleto de aves sobrevolando en libertad un envidiable entorno natural a tan sólo unas decenas de kilómetros de la Capital.

Si bien es cierto que hasta los años 90 se vertieron residuos tóxicos al río Aulencia, contaminando así el embalse, en la actualidad está completamente limpio y libre de residuos y ofrece un impresionante paisaje encajonado en el cañón de uno de los ríos más desconocidos por los madrileños.

Espero que disfrutéis toda la familia con estas rutas de senderismo por Madrid que os proponemos.