Mis rutas favoritas de senderismo por Extremadura

110
Senderismo por Extremadura
Valle del Jerte: Garganta de las Nogaledas

Por si tenéis la oportunidad de acercaros a Extremadura, os presento algunas de las mejores rutas de las que podéis disfrutar en plena naturaleza. Algunas se combinan con un poco de historia y estoy convencido de que ninguna de ellas os defraudará.

Ruta a los Castaños y la Chorrera de Calabazas

Ésta es una preciosa ruta de baja dificultad que tiene una longitud de unos 8 km que se pueden recorrer en algo más de 2 horas perfectamente. La Chorrera de Calabazas se encuentra junto a Castañar de Ibor, donde podréis hacer una visita al Centro de Interpretación de la Cueva de Castañar de Ibor. Los Castaños de Calabazas son un auténtico espectáculo para la vista.

La ruta se inicia desde el propio pueblo de Castañar de Ibor o desde el hostal Solaire (en la carretera dirección Navalvillar de Ibor). Desde allí se enlaza con una pista de tierra, transitable para vehículos, que está rodeada de castaños. En la parte más alta se llega al Collado de Postuero, desde donde se puede acceder  al mirador de Camorro de Castañar. Siguiendo el camino, las castaños dejan su lugar a los robles, encinas, alcornoques, enebros…

Cuando el camino se estrecha un poco, a la izquierda aparece la Garganta de Calabazas que, con su arroyo, os acompañará hasta llegar a la Chorrera. Antes pasaréis por los 17 Castaños de Calabazas que son centenarios y entre los que destaca el Castaño del Postuero de 8 metros de perímetro y 17 metros de alto. Este es un lugar perfecto para descansar y reponer fuerzas.

El camino se va convirtiendo en un sendero que finalmente os lleva a una zona de cortados donde se encuentra la Chorrera de Calabazas. Si ha llovido recientemente, el chorro resulta espectacular y, desde luego, el sitio es impresionante con el sonido del agua amplificado por las rocas. Las vistas son espectaculares, Desde allí el camino de vuelta se realiza por la misma ruta de la ida.

Ruta de la Chorrera de Hervás –Charcas Verdes (Cáceres)

En Cáceres se encuentra la ruta de La Chorrera de Hervás, que transcurre a lo largo de un camino de pistas y sendas de unos 7,5 km que se recorren en unas dos horas siguiendo el curso del río Ambroz hasta las estibaciones del pico Pinajarro en la Sierra de Gredos.

Partiendo desde la Plaza del Convento de Hervás, enseguida saldréis del pueblo junto a la judería (podréis visitar la iglesia de Santa María y bonito mirador). La ruta está bien señalizada y el siguiente paso es un puente de hierro que pertenecía a la vía férrea de la Ruta de la Plata y que actualmente está en desuso.

El camino, que es ascendente y está asfaltado de cemento, atraviesa un bosque de castaños llegando al mágico valle del Ambroz en un entorno que resulta verdaderamente idílico. Una vez atravesado el arroyo del Posturillo y dejando a la derecha el camino a la presa de Hervás, llegaréis a Marinejo donde quedan restos de algunas viviendas de antiguos trabajadores de la central eléctrica. Atravesando el puente de piedra de Marinejo y siguiendo la pista Heidi deberéis tomar un sendero a la derecha que os permitirá coronar la sierra.

Os iréis alejando del Ambroz hasta llegar a un punto señalizado que os propone acercaros a las Chacas Verdes que son dos pequeñas pozas de agua que merece la pena visitar. Luego, retomando el camino original continuaréis ascendiendo por un sendero en zigzag denominado las 33 vueltas.  Desde la parte alta las vistas son espectaculares. Encontraréis un canal que lleva agua a un pequeño depósito y siguiendo el curso del canal cruzaréis el arroyo Forero, desde donde afrontaréis la última ascensión hasta llegar a la Chorrera. La vuelta se realiza volviendo por el mismo camino.

Ruta del Agua (Mérida)

Se trata de una sencilla ruta circular de algo más de 15 km que combina naturaleza e historia teniendo como elemento común el agua a lo largo de toda la ruta. No es una ruta oficialmente señalizada pero recorriéndola, podréis conocer lugares muy bonitos y profundizar un poco en vuestro conocimiento sobre cómo eran las infraestructuras de la antigua Mérida.

Saliendo desde Mérida por el puente de Lusitania, la avenida José Fernández y el bulevar de la Vera, por la margen derecha del Guadiana llegaréis hasta la presa romana de Proserpina y regresar a Mérida por la avenida del Lago Acueducto de Mérida hasta llegar al Puente de Lusitania sobre el río Guadiana.

En el trayecto visitaréis lugares históricos como la Alcazaba Árabe y su Aljibe, que tomaba el agua directamente del Guadiana; la Isla del Guadiana con sus zonas verdes y sus parques infantiles; el Canal del Abarregas con sus zonas ajardinadas y el Puente Romano; el Acueducto de los Milagros que tenía una longitud de un kilómetro  y transportaba el agua potable desde los manantiales al norte de la ciudad; y el Embalse de Proserpina cuyo entorno es realmente bonito.

Proserpina es una zona de baños con chiringuitos y playas y a unos 500 metros del lago se encuentra el Centro de Interpretación del Agua de Proserpina.

Si os decidís a pasar un fin de semana completo en Mérida, tendréis la oportunidad de visitar sus múltiples monumentos, El Dolmen de Lácara (a pocos kilómetros) o el Parque Natural de Cornalvo (en la Presa Romana de Cornalvo) donde encontraréis diversas rutas de senderismo y fotografiar multitud de aves.

La Garganta de los Infiernos (Valle del Jerte)

No quería dejar de mencionar la impresionante ruta de La Garganta de los Infiernos que para muchos es sin duda la mejor de toda Extremadura. No me voy a extender sobre ella ya que es sobradamente conocida por la gran mayoría de aficionados al senderismo.

Se trata de una ruta de unos 16km que transcurren por parajes extraordinarios, de dificultad moderada y de unas 6 horas de duración. Os aconsejo que visitéis el Centro de Interpretación y la estupenda zona de baño de Los Pilones. Junto al Centro de Interpretación encontraréis el Merendero Garganta de los Infiernos (bocadillos, raciones, platos combinados, etc.)

El recorrido lo podéis iniciar desde el Pueblo de Jerte, cruzaréis multitud de pequeños arroyos, disfrutaréis de vistas impresionantes, no os faltarán sitios para un chapuzón, atravesaréis puentes legendarios… ¡No os la podéis perder!