Monasterios-hotel para disfrutar de naturaleza, senderismo y gastronomía

430
monasterio hotel

Muchos de vosotros habréis visitado los majestuosos y bellos monasterios de nuestra geografía en vuestras escapadas de fin de semana o vacaciones. Son parte importante de la historia y de un rico patrimonio. Lugares de paz y reflexión.

Os animamos no solo a visitarlos sino a disfrutar de ellos, de otra manera. Sí, no apuntamos a que os recluyáis en ellos para que el descanso os lleve a tomar una decisión –esa es otra buena opción, pero no la que proponemos-, sino que acudáis en familia durante unos días de verano y os alojéis en los que han convertido parte de su emplazamiento en hospedería y hotel, con restaurante y actividades en la naturaleza o excursiones a bonitos lugares cercanos. Os dejamos dos buenos ejemplos que, al relax, suman ocio.

Hospedería del Real Monasterio de Santa María de Guadalupe (Cáceres)

Hospedería monasterio

En la bella Extremadura ‘verde’, en la localidad de Guadalupe –a 125 kilómetros de la ciudad de Cáceres-, se eleva el monasterio que da cobijo a la imagen de la Virgen Morena del mismo nombre. Fue santuario y, con la llegada a él de los monjes de la Orden Jerónima, se convirtió en monasterio. En 1879 fue declarado Monumento Nacional. Años después sus moradores fueron los frailes franciscanos, y en 1993 fue reconocido por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

Hoy su Hospedería se encuentra en el claustro gótico –el conjunto arquitectónico reúne diferentes estilos- construido en el siglo XVI. Se trata de un hotel muy agradable, que cuenta con 47 habitaciones perfectamente acondicionadas y con un restaurante que acoge lo mejor de la rica despensa extremeña (y a un precio muy asequible) y cafetería. Allí podréis comer sus afamadas migas, la sopa de tomate, cabrito o cordero asado a la miel, solomillo de cerdo a la moraga… y también sus excelentes postres caseros, como el flan de huevo, arroz con leche, nueces con nata y miel. Pero parte de su gastronomía la podréis degustar en la Plaza de Santa María –que da acceso al monasterio, de visita obligada y más si os alojáis en él- que cuenta con varios locales de hostelería y terrazas.

También os podréis llevar en el equipaje de vuelta a vuestro lugar de residencia sus productos culinarios más afamados, que encontraréis en la plaza y en las calles empedradas que parten de ella. El Barrio de Abajo es muy bonito. Allí están el Arco de Sevilla y el Arco de San Pedro y la Plazuela de los Tres Chorros.

Recorridos y miradores espectaculares

Y a 2 kilómetros, camino a Navalvillar de Ibor, se encuentra un mirador con vistas espectaculares, el de la Ermita del Humilladero. La comarca de las Villuercas, en la que está enclavado Guadalupe, tiene bellísimos y sorprendentes rincones que descubrir haciendo senderismo. Cerca de la Ermita está el Pozo de la Nieve, del que los monjes extraían hielo para el monasterio. En el pueblo de Berzocana encontraréis desde castros celtas a asentamientos medievales o tumbas romanas. Otro buen mirador es el del castillo de Cabañas del Castillo.

Dónde. Hospedería del Real Monasterio de Santa María de Guadalupe. Plaza Santa María de Guadalupe, 10140 Guadalupe (Cáceres). Teléfono: 927 36 70 00.

Hospedería Monasterio de Santa María de La Vid (Burgos)

Limitando con la provincia de Soria, a orillas del Duero y solo a 15 minutos de la capital burgalesa –por la carretera N-122- el Monasterio de Santa María de La Vid, declarado  Bien de Interés Cultural en 1991. Construido, en un bello enclave, en el siglo XII, fue creciendo en terreno y riqueza cultural con el paso de los años: nuevos claustros, tres cuerpos de iglesia y una valorada biblioteca, que hoy en día cuenta con actividad –junto al Museo y el Archivo gracias a los monjes agustinianos.

El monasterio se puede visitar todos los días, previa reserva. Sin embargo, os proponemos alojaros en el moderno hotel de sus instalaciones, que cuenta con 34 habitaciones bien equipadas (insonorizadas, adaptadas a personas con discapacidad, cunas para bebés…) y con restaurante y cafetería. Las visitas al monasterio –fuera del horario para el público- se pueden concertar desde la recepción del hotel.

La oferta gastronómica es amplia y se ofrecen menús –también para los peques- con diferentes opciones y productos de la gastronomía de la Ribera del Duero. También se puede optar también al servicio de tapas, raciones y platos combinados de la carta de la cafetería. El restaurante dispone de espacios privados para pequeños grupos.

Otras actividades de interés en familia

Lagar en Bodegas El Lagar de Isilla

El enoturismo está también valorado en la zona. Podéis acudir, en La Vid, las Bodegas El Lagar de Isilla, en cuya visita se explica todo el proceso de la vendimia. Por otro lado, es interesante acercarse al Monasterio de Santa María de Bujedo. Y también visitar un municipio muy cercano, Zuzones, que comparte Ayuntamiento con La Vid­ y conserva restos romanos, sobre todo tumbas y bodegas subterráneas de la época.

Dónde. Hospedería Monasterio Santa María de La Vid. Calle Camino Real, 3. La Vid (Burgos). Teléfono: 947 53 05 45. Reservas: reservas@hmlavid.es. Más información en su web.