Peques y adolescentes, protagonistas de un Espacio Abierto al arte

La cultura para vivir en familia vuelve a abrir sus puertas

524
Espacio Abierto Quinta de Los Molinos

Nada sería lo mismo sin cultura. Lo hemos vivido y sentido en los últimos meses, y, aunque de manera online, ha hecho menos duro el confinamiento. Pero uno de los sectores más vapuleados por la pandemia saca pecho y no se resiste; la cultura se reactiva en Madrid con la nueva programación –alguno de las actividades pospuestas desde el pasado marzo y otras a estrenar- de Espacio Abierto Quinta de Los Molinos, centro del Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de la capital. Su programación, que se retoma desde el 19 de septiembre, está dirigida a todo el público familiar y muy especialmente a los niños y adolescentes. Hay para todos los gustos: conciertos de música, danza, teatro y los ya alabados talleres de cocina, dibujo, arquitectura…

Y, aunque su nombre sea Espacio Abierto –estupenda denominación para las actividades culturales- es un espacio muy seguro, que ha adaptado el aforo al 50% de capacidad en el auditorio y al 50%-70% en los talleres (que siempre ha tenido lugar en aulas muy amplias). Se encuentra dentro del Parque  Quinta de los Molinos, en un barrio tranquilo, El Salvador, y tiene acceso desde la calle Alcalá, 527, y desde la calle Juan Ignacio Luca de Tena, 20.

Un otoño cargado de actividades que se inicia con un concierto gratuito

A todo ritmo y gratuito. Así es el concierto que abre la programación. Los días 19 y 20 de septiembre la agrupación musical Top The Class, formada por músicos con más de dos décadas de trayectoria, harán un trayecto por los temas emblemáticos de la segunda mitad del siglo XX a nuestros días. El espectáculo se celebra al aire libre –con el público sentado y guardando las distancias y, por supuesto, con mascarilla- y está dirigido a toda la familia; a los papis nostálgicos de la música de su adolescencia y a sus hijos, para que tengan un referente de los buenos temas, sobre todo del rock y el pop. De esta manera disfrutarán de Here comes the sun, de The Beatles, de Space Oddity, de David Bowie, o de Walking on shunshine, de Katrina and The Waves, entre otros.

Talleres para todos y a precio asequible

taller y danza

Si algo tienen en común las muchas propuestas de Espacio Abierto –además de su calidad- son los precios asequibles. Por ejemplo, el Taller de Arquitectura ARTfabrick (Comunidad de Madrid) Casas del Mundo, dirigido a niños de 6 a 10 años, tiene un precio de 4 euros y una duración de 90 minutos. En él, los peques conocerán de qué están hechas las viviendas de diferentes lugares del mundo (en los polos, en la selva, en mitad de la tundra o en una gran ciudad), cómo se vive en ellas, cómo son (un tipi, una cabaña masai, un iglú…) y cuál la relación de sus habitantes con la naturaleza. ARTfabrick es un colectivo formado por dos arquitectas que crean de esta manera un espacio de encuentro con los niños y sus familias para aprender a expresarse mediante la plástica.

Fechas: 19 de septiembre (18:00), 20 de septiembre, 24 de octubre y 20 de diciembre (12:00).

Danza para bebés

El primer día de la nueva programación (19 de septiembre, a las 11:30) tiene lugar el taller Bebés danzan al ritmo de África 1, de Vesna Stegnar y Leire Amonarriz (Comunidad de Madrid y País Vasco), que está dirigido a los más chiquitines (de 4 a 12 meses), acompañados solo por un adulto por bebé. Tiene una duración de 45 minutos y vuestra única aportación (además de los 4 euros de la entrada) es llevar una mantita y calcetines antideslizantes para que los pequeñines no se resbalen. Habrá juegos cantados, nanas, canciones tradicionales de África occidental y central y danza, mucha danza. En este primer taller del programa (habrá otro) todo, de manera inconsciente y divertida, les transportará a la vida cotidiana y costumbres de regiones lejanas. Una interesante actividad creada por dos especialistas en musicoterapia y danza para niños.

Para todos los gustos y sensibilidades

Dentro de la programación nueva (no pospuesta a causa de la COVID-19) el auditorio acogerá a compañías nacionales e internacionales de teatro, danza, títeres, teatro de objetos, circo. Por dejaros solo algunos ejemplos, en noviembre llegará a Espacio Abierto Toyo, un juguete escénico de contorsionismo que hará las delicias de los peques y también La Rous, especialistas en teatro infantil, con la obra La casa del abuelo y con un taller incluido que permitirá que los más jovencitos conozcan el trabajo de Rosa Díez, su artífice, de tú a tú. Habrá también propuestas escénicas para el chiqui público (de 6 meses a 4 años), como la de la compañía andaluza La Sal Teatro con su espectáculo Sin palabras (se las llevó el aire), que también va acompañado de un taller.

Por otra parte, el centro sigue apostando por las experiencias sensoriales en torno al juego o a la cocina con El hilo rojo o Cocinando cuentos, para que los peques, de 1 a 3 años, se familiaricen, de manera divertida, con las artes culinarias. Y no faltará el dibujo, en contacto directo con el artista. Miguel Brieva –ilustrador y escritor- es el autor de la imagen de la nueva temporada de Espacio Abierto. Sus talleres de dibujo y creatividad (Una puerta a la imaginación) estarán abiertos para los chicos de 7 a 18 años. Hay mucho, mucho más, que podréis consultar en su web (espacioabiertoqm.com), en la que también tendréis que hacer (¡ya!) la reserva y compra de entradas. Os espera un otoño muy activo.