Reto en casa: Origami en familia

972
papiroflexia o origami en casa

El origami, o papiroflexia como se le conoce en España, es una de las manualidades más extendidas en el mundo que practican tanto los adultos como los pequeños. Todo un arte que consiste en el plegado de papel sin usar tijeras ni pegamento para obtener figuras de formas variadas.

Todos, en alguna ocasión, hemos tenido contacto con esta manualidad ¡Que levante la mano quién no haya hecho un avión de papel! Seguramente ha sido nuestra primera experiencia en este mundo de la papiroflexia sin saberlo. Además de ser una manualidad entretenida, el origami es beneficioso para los niños pues les ayuda a potenciar su paciencia, la perseverancia, el estímulo de la creatividad y, sobre todo, la destreza manual.

Con tan solo una hoja de papel de distintos tamaños,ya sea de forma cuadrada o rectangular, podemos crear desde sencillos modelos hasta plegados de gran complejidad a base de pliegues del papel. El origami toma como modelo el mundo que nos rodea como la fauna y flora, la vida urbana, herramientas cotidianas, animales mitológicos y un sinfín de otras figuras.

Aunque sus orígenes viene de muy antiguo desde China, el origami tal y como lo conocemos hoy, procede de la década de los años sesenta, cuando determinados artistas y maestros de este arte, como el japonés Akira Yoshisawa, comenzaron a preocuparse por las técnicas empleadas y por el estudio de las figuras y de sus proporciones en general.

Si tú también eres fan del origami, o quieres iniciarte en esta divertida actividad, no te pierdas nuestros consejos sobre cómo hacer origami de papel con diferentes estilos y formas. ¡Te encantarán!

Un barco de papel, tu primer origami

barco de papel origami

Probablemente el barco de papel sea una de las figuras de papiroflexia más conocida. Seguro que alguna vez has hecho algún barquito de papel para arrojarlo por un pequeño tramo de agua. Pues hoy te vamos a enseñar a hacer uno desde 0. Los pasos son muy sencillos y conociéndolos podrás hacer la figura rápidamente.

Primero necesitamos los materiales, en nuestro caso, tan sólo una hoja de tamaño rectangular. Es importante que sea esta forma y el tipo de papel, el que usamos en la impresora a tamaño A4 es ideal. Si además es de color, mucho mejor, podrán hacerse su flota con barcos de diferentes colores.

Cómo hacer un barco de papel

  • Doblamos el papel por la mitad, en su parte más larga.
  • Una vez doblado, lo volvemos a doblar una vez más, en este caso simplemente para marcarlo, quedando un rectángulo más pequeño. Este último pliegue lo volvemos a abrir.
  • Llevamos ambos lados de la parte superior hasta el centro, la línea marcada por el último pliegue que hicimos.
  • Doblamos la parte inferior hacia arriba y las esquinas hacia la parte trasera, abrazando el triángulo.
  • Las otras esquinas inferiores las doblamos hacia el interior, juntándose con las otras esquinas.
  • El pliegue inferior lo doblamos hacia arriba, por lo que nos quedará un triángulo.
  • Tiramos de las esquinas hacia afuera, desde dentro del triángulo y quedará un cuadrado.
  • Doblamos las esquinas hacia arriba, con lo cual volveremos a tener un triángulo más pequeño, de la mitad del tamaño del cuadrado.
  • Volvemos a abrirla y tiramos de ambos lados hacia afuera, con lo que nos quedará el barco. Si abrimos la base interior, el barco se podrá sostener solo.

Un corazón de papel para los más pacientes

A diferencia del barco de papel anterior, ahora lo que necesitamos es que tenga forma cuadrada y será el único material necesario. También hay que tener en cuenta que a mejor calidad de papel, se obtendrán mejores resultados, consiguiendo una figura más resistente. Por ello recomendamos el uso de cartulina dura.

Cómo hacer un corazón de papel

papiroflexia barco de papel para niños
  • Doblamos el papel por la mitad, desdoblamos y hacemos la misma operación por el otro lado.
  • Lo extendemos, y lo volvemos a doblar una vez desde cada esquina inferior hacia el centro, tomando por referencia el doblez marcado anterior. Le damos la vuelta.
  • Llevamos ambos lados de la parte superior hasta el centro, haciendo coincidir con la línea marcada por el pliegue que hicimos en primer lugar, sacándolos ambos pliegues traseros.
  • Doblamos las puntas superiores hacia dentro. De nuievo volemos a realizar la operación con las esquinas superiores.
  • Ya tan solo nos queda doblar las interiores y darle la vuelta. ¡Ya tenemos nuestro corazón!

Más recursos para origami en Internet

Uno de los soportes más extendidos para aprender este tipo de arte con papel es Internet. Podéis encontrar múltiples páginas dedicadas a esta entretenida manualidad, con tutoriales paso a paso como los que os hemos dejado nosotros para hacer un montón de figuras y formas.

Aquí os dejamos unos ejemplos: Origami + (es.origami.plus), Manualidades Paly (manualidadesplay.com) o incluso canales de Youtube dedicados a la papiroflexia, como por ejemplo el de Jo Nakashima, donde aprender a hacer figuras más complejas como un dragón de origami, ya de nivel adulto.