¡Perdidos en un laberinto!

108
laberinto natural

Os proponemos una de las experiencias más divertidas, emocionantes y con un reto: encontrar la salida a laberintos gigantescos. Sí, como en la fantástica historia de Lewis Carroll, en la que su protagonista, Alicia, superaba –entre tropiezos con los más curiosos personajes- un intrincado laberinto. Si hablamos de historia, y no de cuento, es porque el relato del británico Carroll –matemático y fotógrafo, además de escritor- no solo nos traslada a un mundo mágico, al otro lado de un espejo y repleto de divertidos locos, sino porque también –quizás como Peter Pan, de James Matthew Barrie-, además de la fantasía, lleva a los lectores a un mundo de lógica y de ‘realidad’.

No hace falta que vivamos un cuento para disfrutar de los más fantásticos laberintos de setos. En nuestro país contamos con algunos que no solo emocionan a nuestros pequeños. ¿Quién no quiere afrontar un reto y salir victorioso?

Los más grandes (y de moda), en Cantabria

laberinto Villapresente Cantabria

Ya hemos hecho referencia al que hasta ahora era el laberinto más grande de España, el de Villapresente, cercano a las famosas cuevas de Altamira. Nada menos que 5.500 metros cuadrados con más de 4.000 árboles, entre especies de pinos y cipreses, en un cuidado entramado de setos, forman este precioso y atrayente laberinto. Abrió al público en 2017 y su éxito ha ido in crescendo. El recorrido total es de 5 kilómetros y la duración aproximada de la actividad de 1 hora.

La reserva a través de su web (laberintodevillapresente.es) es obligatoria para grupos de más de 20 participantes y es recomendable para grupos menores en días festivos. Dentro del laberinto hay guías que reconducen y ayudan a los más despistados. El precio es de 4 euros para mayores de 13 años y de 3 euros para los chicos de entre 7 y 12 años. Por los menores de 6 años no se paga. La última hora de entrada es a las 19:00.

Un recorrido entre plantas de maíz para toda la familia

laberinto maíz

También en la comarca pasiega, y en este caso en San Román, en el Valle de Cayón y cerca del Parque de Naturaleza de Cabárceno, acaba de iniciar este verano su actividad El Panojal de la Flor. Se trata de un gran laberinto de maíz, de 18.000 metros cuadrados y muchos recovecos y caminos entre plantas de panoja que ofrece una experiencia –de julio a octubre- al más puro estilos estadounidense –donde tan de moda se han puesto los laberintos de maíz. Eso sí, las plantas pueden alcanzar hasta los 4 metros de altura y algunos caminos cuentan con trampas.

La propuesta es muy amplia porque se extiende a todas las edades para vivir un día estupendo y divertido de plan en familia. Hay varias opciones que podéis consultar en un web (laberintodelaflor.com), pero os adelantamos que algunos son infantiles (menores de 12 años acompañados), otros nocturnos, uno del terror (para mayores de 14 años) y otros con temática propia. También cuenta con monitores. Es necesario reservar en los números de teléfono: 600 71 15 34, 625 68 53 84 o 625 40 70 35.

En el interior de un parque de aventuras en Cartagena (Murcia)

laberinto Murcia

En el Parque Rafael de la Cerca, muy cerca de la localidad murciana de Cartagena, se encuentra otros de los laberintos más emblemáticos de nuestro país. Formado por cipreses de 2 metros de altura, su extensión es de 5.200 metros cuadrados. Cuenta con doce puertas de salida (alguna de emergencia) y dos itinerarios de distinta dificultad y con un objetivo: alcanzar el mirador central desde el que se ve a la perfección todo el entramado del laberinto. Dos monitores, uno en la entrada y otro en la torre, controlan los recorridos.

El Parque Tentegorra cuenta además con muchas más propuestas de aventuras: paintball laser, tirolinas, pistas de hielo, circuitos de aventura… Las reservas para grupos se pueden realizar en el teléfono: 689 25 01 79. Más información en tentegorraventura.com.