Políticos de diversas ideologías piden a Pedro Sánchez que los niños puedan salir a la calle

235
Pedro Sánchez salir de casa

Primero abrió el melón Alberto Nuñez Feijóo presidente de la Xunta de Galicia, del Partido Popular, pidiendo al gobierno central que modificase el Real Decreto sobre el confinamiento, para que los niños pudieran salir a la calle de forma controlada después de un mes encerrados en casa. Pero, curiosamente, se han sumado dirigentes políticos de otras ideologías a esta iniciativa, como el presidente del Gobierno de Aragón, el socialista Javier Lambán; el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla o Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid, perteneciente a Ciudadanos, e incluso la alcadesa de la Ciudad Condal, Ada Colau, perteneciente a Barcelona en Comú.

El ministro de Sanidad lleva estudiándolo desde el 2 de abril

Tras las primeras demandas de estos dirigentes políticos el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció que lo estudiaría aunque hasta la fecha no ha hecho nada. En su momento declaró: «Si bien es cierto que, por ahora, a los peques no se les considera un grupo de riesgo frente al Covid-19, también lo es que pueden actuar como vehículos de transmisión hacia quienes sí lo son».

Esta obviedad que nadie discute, poco tienen que ver con las demandas de estos políticos de izquierda, derecha o centro, que es permitir que los niños puedan darse un paseo de forma totalmente controlada similar al que está autorizado realizar con los perros. Algo que psicólogos, pedagogos y nutricionistas reclaman al ejecutivo, señalando que este confinamiento está ya teniendo consecuencias y traumas en los niños y adolescentes españoles.

Javier Lambán (PSOE), presidente del Gobierno de Aragón.

Covid-19 y los políticos
Pedro Sánchez durante conferencia con Presidentes Autonómicos

Quiere que los niños puedan salir a pasear en este periodo de cuarentena. Por este motivo ha planteado esta modificación del decreto que presentó en la conferencia que todos los dirigentes autonómicos tuvieron con Pedro Sánchez. «Ahora no se contempla, como sí sucede con las mascotas, la posibilidad de que para ‘desestresar’ a las familias puedan salir a la calle de forma ordenada», declaró Javier Lambán, quien también precisó que se está prestando «muy poca atención a la población infantil en todos los terrenos».

Ignacio Aguado (Ciudadanos), vicepresidente de la Comunidad de Madrid

El vicepresidente de la Comunidad y portavoz del Gobierno regional, Ignacio Aguado, planteó a la presidenta del ejecutivo de Madrid, que Isabel Díaz Ayuso, propusiese en la Conferencia de Presidentes que las obligaciones de confinamiento para los menores se relajasen desde el próximo 26 de abril, fecha en la que termina oficialmente la cuarentena a la espera de nuevas medidas a adoptar por el Gobierno central. «Creo que a partir del 26 de abril, si las cosas siguen evolucionando como hasta ahora y la curva de contagios y hospitalización sigue bajando, tienen que ser los primeros en ver cómo se relaja el confinamiento», señaló en una entrevista en Onda Cero.

Miguel Ángel Revilla (PRC), presidente de Cantabria

El último que se ha sumado a esta corriente es el inefable Miguel Ángel Revilla, máximo responsable de Cantabria, que a partir de ahora seguro que empezará a regalar sus mascarillas de viscosa ‘made in Cantabria’ a diestro y siniestro (las anchoas de Santoña están a unos precios prohibitivos), y quien en una entrevista en televisión declaró con su particular estilo, «como abuelo me da pena que no se permita a los niños dar una vuelta con los padres. No hablo de ir a los parques. Si esto continúa van a tener traumas. Yo lo que pido es una excepción para los niños».

En contra Illa y los epidemiólogos

Lo cierto es que sobre este debate Salvador Illa y el comité de ‘expertos’ encabezados por Fernando Simón, quien recordemos dijo al inicio de la pandemia «España no va a tener, como mucho, más allá de algún caso diagnosticado» y que espera que «no haya transmisión local y en ese caso sería muy limitada y muy controlada», se niegan en rotundo a tomar medidas para permitir salir a los niños y adolescentes de forma regulada.
Mientras tanto, los países europeos más avanzados y que mejor están gestionando esta crisis sanitaria como Alemania, Holanda, Bélgica, Suiza y otros como Reino Unido, Francia o Italia, ya dejan que los peques puedan estar en el exterior.

Es ridículo que en España actualmente podamos llevar a nuestros hijos a un sitio cerrado como un supermercado, donde hay un mayor riesgo de contagio, y no se pueda dar un paseíto controlado por un parque o dando una vuelta a la manzana. Supongo que el gobierno español todavía da credibilidad a los expertos que han propiciado que nuestro país tenga la mayor tasa de muertos por millón de habitantes de todo el mundo.

El partido del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, no ha tomado ninguna iniciativa al respecto. Sin embargo, su socia en Cataluña, Ada Colau, sostuvo ayer que es «urgente» que «se pueda plantear» que los niños y niñas «puedan salir de su casa aunque sea unos minutos».

Confío en que el líder de la formación morada que no solamente se acuerde de los niños en época de elecciones. Recordemos que, tanto Podemos como el PSOE, llevaron en su programa electoral que si gobernaban habría guarderías gratuitas para todos. Pero este es otro tema. Veremos.