Prepara tu viaje de vacaciones en coche para que no sea un infierno

47
viajar con niños en coche

Con el verano ya iniciado, la mayoría de los desplazamientos por carretera para disfrutar de las vacaciones, están todavía por venir y ésta es seguramente la parte más temida de las vacaciones por los sufridos padres que deciden realizar el viaje en coche para llegar a su destino. La fatídica pregunta “papi, ¿Cuando llegamos?” está al caer y suele ser el pistoletazo de salida de diversos conflictos dentro del coche que, además, son un verdadero riesgo para la conducción.

Sea como sea, inevitablemente el viaje va a resultar muy pesado para nuestros hijos, así que de ti depende que se convierta en un auténtico infierno o te resulte un poco más llevadero, tanto para ti, como para el resto de la familia.

Aunque la mayoría de padres ya tiene su propio repertorio de medidas apaciguadoras para el viaje, no está de más hacer un pequeño recordatorio de las que en general resultan más efectivas.

Revisión del cocherevisar el coche

Comencemos por la revisión del coche. Dedicarle media horita a revisar los niveles de los diversos líquidos (aceite, refrigerante del motor, depósito limpia cristales y líquido de frenos), la presión de los neumáticos, el barrido de las escobillas limpiaparabrisas, juegos de luces de recambio, herramientas básicas y fusibles de recambio; nos ayudará a evitar quedarnos tirados en medio de la carretera (entonces ya tenemos un lío mayúsculo), reducirá el riesgo de accidentes y el riesgo de que nos pongan una multa.

Trucos para que viajen mejor

Intenta que los niños viajen dormidos la mayor parte posible del trayecto. Cuanto más tiempo permanezcan dormidos, menos pesado les resultará el viaje. Una buena medida es iniciar el viaje por la mañana bien tempranito y retrasarles la hora de acostarse la noche anterior.

Asegúrate de que hagan sus necesidades antes de montar en el coche. Si el viaje es largo, será inevitable que tengas que parar por este motivo, pero si ya las han hecho justo antes de iniciarlo, evitaremos paradas tempraneras e incluso que se despierten por este motivo cuando están plácidamente dormidos.viajar con niños en coche

Aprovisiónate de comida y bebida variada en abundancia ya que son una buena fuente de distracción para los pequeños. Entre que deciden lo que les apetece, lo buscan, lo abren, lo engullen y guardan los envoltorios o envases (importante tener una bolsita para los residuos), habrán quemado una buena parte del tedioso tiempo de viaje.

Utiliza los dispositivos electrónicos. Evidentemente, en estos tiempos los dispositivos electrónicos (incluyendo TV, tablets, móviles, mp3, etc.), son los reyes de la distracción para los niños.

Prepara una batería de juegos tradicionales. Existen multitud de ellos fácilmente utilizables durante un viaje en coche, la mayoría de observación (con la ventaja de que además podréis admirar el paisaje en familia). Juegos como el veo veo, contar cosas, las palabras encadenadas, adivina quien soy y algunos otros, no deberían faltar en tu repertorio.

Cuidado con los mareos

Combate los mareos. Los niños de entre 3 y 12 años son los más proclives a sufrir mareos por los movimientos del coche. Para prevenirlos se pueden adoptar diversas medidas como sentarse siempre en el sentido de la marcha, mantener la mirada al frente, sentarse en el asiento delantero, ventilar el coche regularmente, evitar las comidas copiosas, ingerir raíz de jengibre, usar pulseras antimareo o tomar antihistamínicos de primera generación como la Biodramina o el Cinfalar. En cualquier caso, para cuando el mareo ha sido inevitable, lleva bolsitas de plástico y toallitas de bebé para mitigar sus desagradables efectos.

Ropa y calzado cómodo. Como estamos en verano, los pantalones cortos, las camisetas y las chanclas son el uniforme casi obligatorio para que toda la familia realice el viaje de la forma más cómoda. ¡Ojo! Si eres el conductor, olvídate de las chanclas. Además de suponer un auténtico peligro, están prohibidas para conducir.

L.R.