Ruta gastronómica y divertida en familia por Segovia

73
Ruta gastronómica en familia por Segovia

Los peques tienen bastantes días (merecidos) de vacaciones; los padres, muchos menos. Si vivís en Madrid o no muy lejos de Segovia y estáis esperando que llegue el ansiado viaje de vacaciones o si habéis decidido permanecer en vuestro lugar de residencia y aprovechar para hacer excursiones, el plan que os proponemos es estupendo: una ruta, protagonizada por la gastronomía, por Riaza, Sepúlveda y Ayllón (la capital segoviana merece capítulo aparte). Si disponéis de dos días, mejor. Pero la ruta se puede hacer en un día; eso sí, madrugando para aprovechar toda la jornada.

Riaza: dulce ‘redesayuno’, parque y Hayedo de la Pedrosa

riaza plaza mayor ruta gastronómica

La villa de Riaza está a 119 kilómetros de Madrid. Empezar el día en este encantador pueblo ya es una buena idea. En su Plaza Mayor, que concentra buenos restaurantes y terrazas (los lunes hay mercadillo), podéis realizar un redesayuno –porque, antes de salir de casa, tanto los adultos como los niños, ya habréis desayunado-. Os recomendamos la pastelería El Soportal, en el número 8 de la plaza. La bollería, las tartas y los panes son excelentes y el café es de ‘10’. El horario de sábados y domingos es de 9:00 a 21:00.

Después de tan dulce parada, podéis callejear, visitar tiendas y llevaros a casa sus productos típicos: fiambres, quesos, yemas confitadas y borrachos. Y, a continuación, dependiendo de la edad de los niños y del horario, podéis optar entre quedaros en el Parque del Rasero, a la entrada de la localidad (cuenta con zona infantil de columpios) o, si sois andarines, trasladaros al Hayedo de La Pedrosa. Éste se encuentra a 9 kilómetros de Riaza, en el puerto de la Quesera. Aunque la mejor época para visitarlo es otoño, ahora el paseo entre robles es muy recomendable. Las vistas al embalse y a los pueblos de Riofrío, Riaza y otros poblaciones son impresionantes. El hayedo, de 87 kilómetros cuadrados y de gran valor ecológico, está incluido en la Red Natura 2000.

Sepúlveda: buena comida y bellos paseos

La siguiente parada de la ruta es Sepúlveda (a 25 kilómetros de Riaza). Allí podéis comer y muy bien, previa reserva. El cordero lechal y el cochinillo son las dos grandes estrellas de la gastronomía segoviana. En todas las localidades de la provincia y en la capital hay auténticos templos de estos manjares. Pero, aunque en esas tierras castellano-leonesas nunca hace demasiado calor, estamos en verano y hemos buscado un buen lugar para comer bien, con terraza y sala de juegos y muy cercano a Sepúlveda. Se llama Puente del Duratón. Además del cordero y del cochinillo, destaca por sus verduras, sus entrantes de queso, rabas o embutidos, las chuletillas –que también son para el verano- y los magníficos postres caseros. Todo a buen precio y en un ambiente muy agradable y relajante. Los sábados abre de 9:00 a 23:00 y los domingos, de 9:00 a 21:00. Solo cierra los martes. Está en la Carretera Urueñas, 1. Teléfono: 921 54 00 11.

Para bajar la comida, un paseo familiar. La Plaza Mayor, con sus soportales, es muy curiosa y en ella encontraréis todo lo típico y excelente para comprar y llevar a casa. Antes de ir al próximo destino, acercaos al Mirador de Zuloaga dando un paseo para contemplar todo el entorno de la localidad medieval.

Ayllón: merienda-cena y recorrido medieval

Ayllón hamburguesas en la Plaza Mayor

Si al día siguiente no hay que madrugar, nuestro recorrido termina en el bello pueblo de Ayllón –a 39 kilómetros de Sepúlveda-. Está declarado Conjunto Histórico- Artístico y solo con llegar a él nos invade una sensación de paz y de vuelta al pasado. La Plaza Mayor, con su fuente de cuatro caños y sus soportales con pilares de madera, el castillo sobre un cerro, la muralla de Los Paredones, que rodea la villa medieval, y la torre árabe de La Martina ya merecen la visita y el paseo al atardecer. Si os acercáis a esta bonita localidad el último fin de semana de julio podréis disfrutar de su feria medieval.

En el número 17 de la Plaza Mayor se encuentra el restaurante Plaza Kexua. Allí se puede hacer una merienda-cena de excelente picoteo (para todos los gustos), pero, pensando en los más jovencitos, destacamos de su carta la variada propuesta de tostas y hamburguesas con productos de calidad, como la que está bautizada con el nombre del restaurante, que lleva ternera, huevo, pepinillos, queso cheddar y tomate deshidratado, o la ibérica o la castellana (todas rondan los 8/9 euros). El horario de sábados es de 8:00 a 2:00 y el de los domingos, de 8:00 a 24:00. No cierra ningún día de la semana (teléfono: 921 55 31 24). Un excelente fin de día antes del regreso.

Rutas en Segovia con bici y con los niños

Pero si sois de los que les gusta pedalear en lugar de andar, os dejamos también cuatro sencillas rutas en bicicleta con niños por la provincia de Segovia que podréis compaginar en vuestra escapada gastronómica.

A.I.