Un añadido a su carta a los Reyes Magos

34
carta a los reyes magos

Algunos recordaréis que en vuestras/nuestras cartas dirigidas a los Reyes Magos, los padres solían añadir un regalito extra. Con suerte –la más grande era tener unos padres así-, se trataba de un libro. Muchos de vosotros –los padres más jóvenes-, que habéis crecido en una época totalmente tecnológica, quizás hayáis alargado el listado de vuestros hijos con un videojuego. Está bien, muy bien, ambas cosas. Y también es comprensible que otros padres restéis algunos juguetes o regalos; a veces no puede ser y otras pensáis que los peques están ‘hiperregalados’.

Entre unas cosas y otras, lo que está muy bien, incluso hablándolo con ellos antes de que escriban su carta a los Reyes Magos, es concienciarlos para que pidan algo que les transporte a un mundo positivo, de ilusiones pero también de sensibilidad. Y recordad siempre que el juguete o el muñeco es solo el vehículo; la magia está en el juego.

Iam, un muñeco que despertará sus emociones y valores

juguetes y juego

Destinado a los más chiquitines –de 3 a 7 años-, Iam es un muñequito azul (fabricado en Suavitex) que les acompañará en un emocionante y emotivo viaje en el que no hay reglas marcadas; la elaboraréis vosotros con los niños. Pero sí hay un objetivo: los peques comenzarán a reconocer su identidad. ¿Cómo?, ayudando a Iam a encontrar los colores que han desaparecido de su mundo.

Con la ayuda de un libro-diario los niños se meterán en la aventura. Página a página, aparecerán las actividades para conseguir una ficha de madera de un color, que a su vez representa un valor. Son cinco fichas que simbolizan la atención, la coherencia, la voluntad, el valor y la honestidad. Las actividades son abiertas y se pueden desarrollar dibujando, haciendo teatro, buscando palabras… No es un juego competitivo y sí lo es de ayuda: Iam quiere recuperar su mundo en el que no hay géneros, ni juicios, ni razas… La recompensa, tras conseguir las cinco fichas, es una tarjeta de identidad en la que se reflejan los sueños del peque y cómo visualiza el mundo; lo que le hace diferente.

Rory’s Story Cubes: para desarrollar su imaginación

juego para su carta a los Reyes Magos

En este juego no hay ganadores ni perdedores. Tampoco es un juego de mesa al uso; es un planteamiento de creatividad, de invención y de imaginación. Rory’s Story Cubes está compuesto por nueve dados con seis caras cada uno y un total de cincuenta y cuatro imágenes distintas. Con ellas, vuestro niños –de 5 a 10 años- crearán divertidas historias, cuentos, porque ese buen número de figuras ofrece la posibilidad de obtener hasta diez millones de combinaciones: ideas para empezar una narración, en la que vosotros también podéis participar.

El juego, muy sencillo en apariencia, desarrolla su imaginación. Consiste en lanzar los nueve dados y seleccionar una cara de cada uno de ellos para iniciar una historia. Al principio resultarán hasta graciosas porque pueden ser algo incoherentes, pero es la práctica lo que hará hilar a los peques los mejores cuentos. Se trata de un juego muy entretenido, que se puede destinar también a niños con algún año más.

Jugar a las casitas con Sylvanian Families y potenciar la responsabilidad

juguetes para su carta a los Reyes Magos

El pasado año revolucionaron el mundo juguetero, una opción más para su carta a los Reyes Magos de este año. Para estas navidades las Familias Sylvanian y sus casas traen muchas novedades. Con el tiempo, con este divertido juego de casitas los peques podrán construir hasta un encantador pueblecito. Nuevas familias de animalitos, porque los habitantes de las bonitas casas (con todos sus detalles) son perros, gatos, ratoncitos…, hacen crecer el juego: la familia Marshmalow Mouse o los Gato Maple, por ejemplo, llegan para quedarse. Y con ellos, a los hogares con luces ‘de verdad’, escaleras movibles o suelos reversibles y también a las tiendas y otros edificios, se incorporan mobiliario a estrenar, accesorios, sets para limpieza…

Jugar a las casitas es cosa de niñas y niños. Este juego hace que se sientan responsables de todos los miembros de sus familias, de sus cuidados, de que vivan con lo necesario y se relacionen con sus vecinos. Está indicado para pequeñajos a partir de los 3 años y os podemos asegurar que es un juego muy chulo con encantadores muñecos.

No nos podemos olvidar de los libros a la hora de redactar la carta a los Reyes Magos o a Papá Noel, pero merecen capítulo aparte. Lo haremos