Un reconfortante paseo por Ávila con niños

67
Ávila en un dia

Respetando las medidas de distancia, aforo y seguridad se pueden hacer planes con los más pequeños de la familia. Os recomendamos algunos actividades en la capital de esta bonita provincia.

Una visita guiada de leyenda

Por tanto, si viajáis desde una zona no confinada, como si sois abulenses de pura cepa, el próximo sábado 31 de octubre, a las 19:00, podréis recorrer Ávila –pertrechados con ropa de abrigo y medidas de seguridad- en una interesante visita guiada: Ávila de Leyenda, una visita teatralizada.

Entre los muros de la ciudad y entre lo real, lo histórico y la ficción, disfrutaréis de una magnífica tarde con un recorrido por San Vicente, el Mercado Grande, la catedral, el Mercado Chico y la Plaza de Santa Ana. La visita parte del Centro de recepción de Casa de Carnicerías. El precio de la entrada general (mayores de 18 años) es de 6 euros y la reducida (jóvenes de 12 a 18 años y jubilados), de 4 euros. Por los menores de 12 años no se paga. Si no os podéis desplazar ese día, en la web avilaturismo.com encontraréis otras fechas y propuestas.

Una escapada por la naturaleza cercana

Ávila tiene infinitos rincones naturales para perderse con los niños. Pero si hay un lugar mágico, a poco más de 50 km de la ciudad que es único, y que nadie que venga a la provincia debería perderse, y menos si eres de aquí, es el Castañar de El Tiemblo. Situado en la parte oriental de la Sierra de Gredos, se encuentra este bellísimo bosque en el que los colores del otoño reflejados en sus centenarios castaños –también hay pinares- atrapan a todos. Dar un paseo con niños es una buena idea, ya que el camino es accesible, precioso y cuenta con un atractivo especial para ellos: recoger castañas (sin duda, llenarán los cestos; no los olvidéis en casa).

Castañar del Tiemblo

Este bosque es Reserva Natural del Valle de Iruelas. Una vez en El Tiemblo no hay dificultad alguna para llegar a él (está señalizado). Según las indicaciones, se llega al área de El Regajo, con mesas y barbacoas en una bonita zona de pinares. Pero antes, y debido a la afluencia de visitantes –os recomendamos madrugar-, hay que pagar en taquilla (euros por coche y 2 euros por persona). Es algo que muchos no entienden, pero merece la pena por visitar el lugar y es una ayuda para preservar la naturaleza. A partir de este punto, todo es belleza.

Entre los lugares imprescindibles donde pararse está El Refugio (a menos de un cuarto de hora a pie desde el punto de partida). A unos 50 metros detrás de este lugar se eleva El Abuelo, un gran castaño de tronco hueco y 16 metros de perímetro, antiquísimo, centenario. Muy cerca, a tan solo 8 kilómetros de El Tiemblo, están los Toros de Guisando, un conjunto escultórico en piedra que, con las reproducciones de estos animales (y también de cerdos), conmemora el trabajo de ganadería en esas tierras, sobre todo en la época en que estaban habitadas por los celtas.

Disfrutar con su reconocida gastronomía

Y para degustar mejor la ciudad de Santa Teresa os proponemos visitar sus restaurantes y disfrutar de su reconocida gastronomía. El Pórtico (en la Avenida de Juan Carlos I, 1) es un referente. Además, es un local amplio (con capacidad para 80 comensales) en el que, a pesar de la reducción de aforo, os sentiréis muy seguros. Su especialidad son los asados en horno de leña y también los pescados a la brasa. Los huevos rotos, las setas rellenas, la ensalada de pulpo y bacalao son solo algunas de sus delicias.