Un viaje para descubrir Bilbao con los niños

985
Visitar Bilbao Hoteles Alojamiento

Bilbao es una de las ciudades que más interés están recibiendo por parte de los turistas, tanto nacionales como extranjeros. Es una de las ciudades más bonitas de España, y ha recibido el premio a la Mejor Ciudad Europea 2018 por la Academia de Urbanismo. Es una ciudad en continuo desarrollo mejorando la arquitectura de sus calles y barrios. Si estás planeando ir a visitar esta maravillosa ciudad, te recomiendo que te alojes en un hotel en Bilbao centro para poder disfrutar al máximo de la visita.

Muchos de los arquitectos más importantes han dejado su huella en Bilbao, como Norman Foster en el metro, Santiago Calatrava en el aeropuerto o Philippe Starck en La Alhóndiga.

Una ciudad en plena efervescencia

Bilbao es una ciudad tranquila, pero está llena de lugares que visitar, muchos sitios para degustar la gastronomía de la zona y enclaves llenos de historia. Existen muchas razones por las que visitar a la capital de Vizcaya. Una sin duda, y que los adultos siempre valoramos es el éxito en su renovación urbana y expansión turística que le ha consagrado como una capital de referencia.

Seguro que has escuchado hablar del Museo Guggenheim. Inaugurado en los años noventa, le proporcionó a la ciudad un tirón internacional no conocido anteriormente. Museo de arte contemporáneo, representó en su día el cambio de paradigma de la ciudad y se ha convertido en una de las señas de identidad más importantes de la misma. Si viajas a Bilbao, tienes que visitarlo sí o sí.

Con el Guggenheim el paisaje de Bilbao se fue trasformando para dar paso a la arquitectura vanguardista que hoy vemos, y gracias a ella, la ciudad ha sido reconocida con el Nobel del urbanismo, el premio Lee Kaun Yew World City Prize.

En el Casco Viejo o las conocidas como Siete calles, podrás vivir el ambiente bilbaíno más genuino. Tiene más de 700 años y aguarda en sus calles la esencia del Bilbo. Es el corazón de la ciudad, dónde podrás degustar la mejor oferta gastronómica gracias a sus pintxos, conocidos internacionalmente.

La Ría del Nervión atraviesa la ciudad y andar por ella es un auténtico placer, sobre todo si lo haces ya caída la noche, para que el encanto y gusto con el que está iluminada te conquiste. Un paseo por la arteria principal de Bilbao es un plan imprescindible.

Visitar Bilbao con los niños

Si bien para los mayores ver estos enclaves emblemáticos de Bilbao será ya una aliciente, para los niños, si viajamos con ellos, no debemos olvidarnos de actividades para ellos que seguro serán más de su gusto.

Un ejemplo, y hablando de visitar el Museo Guggenheim, y junto al Museo de Bellas Artes, se encuentra el Parque de Doña Casilda, también conocido como el parque de los patos porque hay un estanque donde los peques pueden disfrutar viendo patos, cisnes, algún pavo real, etc. Es un parque precioso que cuenta con diferentes especies de árboles, fuentes y esculturas. Un lugar muy agradable para disfrutar en familia. También, detrás del Museo se encuentra la escultura Mamá que tiene la forma de una gran araña y desde donde también se pueden ver las obras Tulipanes El gran Árbol y el Ojo.

Además, junto al Museo hay una zona de juegos, con columpios para los peques y unas fuentes de agua subterráneas que lanzan chorros a intervalos y son la delicia de los niños, sobre todo los días de mucho calor.

Coger el funicular también es una buena idea para hacer con niños. Sale de la Plaza del Funicular, muy cerca del Puente de Calatrava. Sale cada 15 minutos, y el trayecto dura apenas 3 minutos. Desde el Mirador de Artxanda hay unas vistas espectaculares de Bilbao, además de columpios para los niños, zonas verdes y restaurantes.

De esta pequeña selección para los niños, no nos podemos olvidar de El Azkuna Zentroa, conocido como Alhóndiga – Philippe Starck – referido más arriba, que llama la atención, ya que cuando entras al edificio te encuentras con 43 columnas, todas ellas diferentes y algunas con gran colorido. Dentro de este edificio hay piscinas, gimnasio, una sala de exposiciones, cines, restaurantes, cafetería, tiendas… En la primera planta está el Txikiland, un espacio destinado a niños y niñas entre 0 y 13 años.

Y cuando hayáis hecho un poco de hambre no podéis perderos unas buenas sardinas asadas de Santurce (ahora le llaman Santurtzi, por cierto). En metro desde Bilbao os podéis acercar a uno de los sitios icónicos de este municipio, el restaurante Mandanga, también denominado Hogar del Pescador, en pleno puerto pesquero y en el emblemático edificio de la cofradía de pescadores. Cuando el tiempo acompaña las asan al aire libre, y es un auténtico espectáculo.

¿Dónde dormir?

La mejor opción para pasar unos días en la ciudad vizcaína es el Hotel Silken Indautxu Bilbao. Este magnífico hotel está situado en el epicentro de la zona de los museos de Bilbao, entre el Museo Guggenheim, el de Bellas Artes y La Alhóndiga. Es un edificio histórico de principios del siglo XX, y está en el corazón de la zona comercial y gastronómica de la ciudad.

Si estás buscando destino para tu próxima escapada, no te lo pienses más y disfruta de una de las ciudades más bonitas e interesantes de España. En Bilbao encontrarás multitud de planes y lugares para todos. La que fue nombrada como la Mejor Ciudad Europea en 2018 te está esperando para ofrecerte una experiencia única.