Un video de un mini-chef de 2 años arrasa en redes sociales

788
cocinando con cade redes sociales

Lo de los niños influencers se ha hecho muy popular en los últimos tiempos, sobre todo por el empecinamiento de sus padres de compartir las gracias y ‘virtudes’ de sus pequeños; aunque en mi opinión, debido fundamentalmente a un trasfondo económico. Ya anteriormente os hemos hablado de estos peque-chefs, con canal propio de Youtube. Pero en esta ocasión, el motivo es otro.

Hablamos de Cade, un niño de dos años de edad, que ya cuenta con cuenta en Instagram (más de 135.000 seguidores) y TikTok, gracias a su madre Christy, que es la autora de sus vídeos durante la elaboración de sus recetas. El último se ha hecho viral con más de dos millones de visitas en Instagram bajo el título ‘Cocinando con Cade y Nana’. Nana es su abuela y la idea era hacer unas ricas galletas, pero el resultado no pudo ser más caótico, ya que este niño no es el cocinero más limpio, ordenado y tranquilo.

La abuela se desesperó tiernamente

Abuela y nieto intentaban hacer una deliciosas galletas, pero parece que la técnica de Cade no es muy correcta. Y es que la elaboración de la receta no pudo ser más desastrosa, algo que desesperó, de una forma tierna, a su abuela y enamoró a sus seguidores en redes sociales.

Mientras Nana intenta hacer la masa, el ‘peque-chef’ se lleva la boca cosas como el huevo líquido, una barra de mantequilla o un puñado de azúcar, pues su intención era comer tantos ingredientes crudos como fuera posible.

Después de que Cade hubiera probado todos, absolutamente todos los ingredientes de la receta, y haciendo un alarde de control y de tranquilidad, el pequeño y su abuela colocaron la masa de las galletas en la bandeja del horno. Más tarde, tras cambiarse de ropa, pues su atuendo anterior estaba muy sucio debido a su forma de elaborar la receta, Cade demuestra que todavía tenía hueco en su estómago para comerse las galletas ya cocinadas. Está claro que es recomendable que este joven ‘chef’ coma y se sacie antes de comenzar a cocinar, para así evitar la ingesta indiscriminada de ingredientes crudos de forma compulsiva.

Aun así, esta situación de caos divirtió mucho a sus seguidores. Entre los más de 4.700 comentarios en la publicación, encontramos uno que resume la situación vivida «No hay nada que ese chico no se meta en la boca, y tiene las manos más rápidas«, escribió un usuario. «¡Me encanta! Casi me meo en los pantalones cuando se comió ese huevo… ¡es adorable!», comentó otro, e incluso algunos seguidores más le animaron a seguir con su cuenta en redes sociales «¡Cade es mi nuevo chef favorito! ¡Sigue haciendo recetas!».