Un videojuego inclusivo donde los niños aprenden matemáticas y lectura

396
rimud

Una joven empresa malagueña ha desarrollado una aplicación pensada para todos los niños. RIMUD, que así se llama, es una Apps para iOS y Android donde los niños aprenden lectura y matemáticas divirtiéndose, en un entorno seguro y con nuevas actividades mensualmente.

RIMUD ofrece dos modalidades de juego para todos los niños: Una con contenido matemático ABN para niños de 6 a 12 años y otra para niños con diversidad funcional.

De acceso gratuito durante el mes de junio

Katedral Studios, la startup que está detrás de su desarrollo, ha decidido lanzar gratuitamente este videojuego durante el mes de junio para facilitar a padres y profesores dispongan de una herramienta de enseñanza digital para que los niños puedan seguir su aprendizaje. Sus dos versiones están bien diferenciada: una para los padres y otra para profesores y logopedas. Esta Apps permite a los docentes asignar tareas a los alumnos para que las hagan en clase o en casa y obtener datos de las mismas para poder evaluarlos. Por otro lado, los padres pueden acceder a contenido educativo para que sus hijos aprendan de forma divertida en un entorno seguro y sin publicidad.

El objetivo de este videojuego es “que los niños aprendan por igual y que los docentes tengan herramientas digitales para la enseñanza”, según explica Javier Lozano, CEO y socio fundador de Katedral Studios.

Es el primer videojuego educativo basado en matemáticas ABN, una metodología que nació en la provincia de Cádiz y se usa en más de 800 colegios de toda la península y Latinoamérica por ser un método que mejora la capacidad de cálculo en los niños por encima del método tradicional. Su éxito se debe a ser un algoritmo abierto, con lo que cada niño llega al resultado de la forma más fácil para él.

También para niños con Síndrome de Down o Autismo

matemáticas niños

Esta aplicación creada por especialistas en educación incorpora contenido seleccionable para personas con diversidad funcional (TEA, Síndrome de Down), donde los usuarios aprenderán divirtiéndose, con contenido adaptado a su desarrollo y sus capacidades.

Los logopedas pueden con RIMUD complementar el trabajo manipulativo que realizan con estos niños con necesidades de aprendizaje especiales con un videojuego educativo, con las ventajas que conlleva el uso de juegos para el aprendizaje.

“Lo que nos llevó a crear RIMUD fue que a mi hijo Guille, que tiene Síndrome de Down, le motivaba mucho más hacer las actividades en la tablet o el móvil que en papel y se concentraba más, llevándolos al mundo de los serious games o juegos serios los niños estarán jugando, lo cual es muy necesario para su desarrollo, pero también estarán aprendiendo”, añade Lozano. 

En estos tiempos que la educación online está tomando más relevancia en la vida escolar de nuestros hijos, es una buena noticia la aparición y desarrollo de este tipo de aplicaciones móviles.