Una escapada gratificante de inicio de curso: Parque Mudéjar de Olmedo

414
parque temático Olmedo Valladolid

La mayoría de vuestros hijos ya han iniciado el curso escolar y, de una u otra manera, en ellos y en vosotros ha hecho aparición el estrés. Seguro que han seguido todas las medidas y la semana no ha resultado tan dura (al menos se han reencontrado con sus compañeros y alguno de sus profesores). Si queréis premiarlos en su primer fin de semana (o en otro), tras cambiar su mochila escolar por otra de excursión, os proponemos un plan más que interesante para toda la familia: visitar el Parque temático Mudéjar de Olmedo, en la localidad vallisoletana del mismo nombre y a hora y media de Madrid.

Se trata de un lugar único que reúne, en un recinto de 15.000 metros cuadrados, 21 maquetas a escala. Son réplicas de castillos, palacios, iglesias y monumentos de estilo mudéjar de Castilla y León. El complejo cuenta también con cinco pequeños trenes que realizan dos recorridos del recinto (los peques no se pueden subir a ellos, pero sí ver su itinerario) y también un lago central con cascadas y abundante flora. ¿Os apuntáis?

Monumentos a escala y algunos con acceso al interior

A pesar de ser réplicas de construcciones a escala 1:8, en algunas de ellas los peques pueden entrar (eso sí, no se puede tocar). El parque –abierto al público desde 1999 y uno de los más visitados- permite conocer la historia del arte mudéjar y la influencia que, del siglo XII al XVI, dejaron en él los musulmanes que habitaron las tierras castellano-leonesas.

Entre las 21 maquetas podréis ver representaciones perfectas del Palacio de Pedro I (Astudillo), de la Ermita de San Saturio (Soria) y de la Ermita de La Lugareja (Arévalo), la iglesia de San Juan Bautista (Fresno el Viejo, Valladolid), una réplica de la Estación de Olmedo o de un palomar, típico de todas las regiones de la comunidad autónoma. Dos de los monumentos más admirados son el Castillo de Coca (Segovia) y el Castillo de la Mota (Medina del Campo, Valladolid), pero no se puede acceder al interior; solo se contemplan desde fuera.

Trenes a escala

Pero no solo este parque dispone de estos modelos a escala, además, recorriendo todo el parque, hay varios trenes a escala G, cinco en total, con diversas instalaciones ferroviarias. Recrean algunas estaciones de trenes reales de Castilla y León.

Estos trenes realizan dos recorridos circulares, aunque están preparados para circular simultáneamente varias locomotoras. Los niños disfrutarán viéndolos circular constantemente durante la visita.

Un reconfortante paseo entre flores y agua

En la construcción del Parque Mudéjar –espacio ajardinado- se tuvieron muy en cuenta las diferentes especies florales y herbáceas de la geografía castellano-leonesa. Ya solo el olor de las plantas es todo un placer. Entre ellas, destacan el romero, espliego, tomillo, salvia, menta y el orégano. También cuenta con buen número de flores de jardín. Los árboles más representativos se encuentran en la Parcela Lago Azul. Para que las dimensiones sean acordes también hay árboles a escala: gran cantidad de bonsáis de diferentes variedades.

Otro de los valores del espacio es la importancia que le han dado al agua. Cinco grandes chorros de agua, a modo de cascadas, caen al lago central procedentes de los ríos Eresma y Adaja. Sus aguas alimentan, con un suministro racional y cuidado mediante sistema automático, las plantas del parque. También podréis encontraros en la zona centro otra caída de agua, rodeada de algunos de los monumentos.

Es un bello y natural capricho que os podéis permitir y aprovechad también para conocer la localidad amurallada de Olmedo.

Por razones sanitarias el aforo se ha restringido. Las visitas son individuales o de entidad familiar (grupo de convivientes). Las reservas se realizan en la web entradasolmedo.com.

Horarios. De martes a domingos, de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00.

Precios. Niños de 6 a 15 años: 3,60 euros. Adultos: 4,50 euros. Jubilados: 3,75 euros. Por los menores de 5 años no se paga entrada.