Una excursión por la Senda de los Tesoros de Abantos, en El Escorial

Todos los servicios de esta excursión son gratuitos

386
ruta circular El Escorial

Antes de que empiece –de una manera u otras- el nuevo curso escolar o cualquiera de los próximos fines de semana os animamos a que hagáis una interesante excursión con vuestros hijos: la Senda de los Tesoros de Abantos, una ruta circular que parte (y acaba) en la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial. Caminar, ‘respirar’ la naturaleza y retomar fuerzas y ánimo es la mejor hoja de ruta. Todos los servicios de esta excursión son gratuitos y se puede realizar como visita autoguiada o guiada (con reserva de, al menos, dos días de antelación). Si os animáis, os vais a encontrar en un paraíso con bellas paradas y miradores, presas de agua y fuentes.

Iniciamos el recorrido y la diversión

ruta caminar
Presa del Romeral

La ruta de la Senda de los Tesoros de Abantos es de 4,7 kilómetros y, salvo dos pequeños desniveles, se realiza sin dificultad con los peques. Eso así, hay que llevar un calzado apropiado e ir bien provistos de agua. Por su puesto, la recolección de plantas está prohibida. Pero hay mucho de lo que disfrutar. Se parte del parking que está en la parte trasera del Euroforum Felipe II de la localidad madrileña. Todo el recorrido –muy bien indicado con carteles- se inicia en las Calles de San Lorenzo de El Escorial. Allí, de camino a la Presa del Romeral –que aprovisionaba de agua en el pasado a la población-, os encontraréis con la Fuente de la Bola, restaurada en 1992 y uno de los lugares favoritos de los peques para hacerse una foto (para ellos, es una fuente ‘antigua’ de agua potable).

Ya fuera del pueblo, la primera parada es la Presa del Romeral, que, en realidad, reúne tres presas sobre el arroyo, ya que la primera se secó a los pocos años de levantarse debido al aumento de la población. Desde allí se inicia un bonito y arbolado recorrido hasta la Fuente de la Teja, en la que se aprecia la caída del agua entre chopos, castaños y arces. Tras cruzar una pista forestal y subir un poquito –los niños más pequeños necesitarán vuestro apoyo y ánimo- llegaréis a un bello pinar, con más sorpresas forestales.

Un camino plagado de bellas vistas y con un museo de especies

fuentes de agua

Después de llegar a la Fuente de Santiago Arroyo alcanzaréis el punto más alto, donde podréis divisar el embalse de Valmayor y el municipio de San Lorenzo de El Escorial, desde una especie de mirador. Y, muy cerca, está el Arboreto Luis Ceballos, Centro de Educación Ambiental y museo vivo de especies forestales, un punto importante de la ruta.

Es necesario realizar una reserva previa para cualquiera de sus variadas actividades temáticas. Se puede llamar (mínimo con dos días de antelación) al teléfono 91 898 21 32 o realizar la reserva a través de su web (arboretoluisceballos.blogspot.com). Tras esta parada se inicia el descenso circular camino del Arca del Helechal, en la que confluyen aguas de varios arroyos. Ya casi en el punto de partida y final se encuentra el Arca del Romeral, muy parecida a la ya citada, pero mucho más grande. Ya os podréis disponer a tomar un bocadillo y reponeros (si no lo habéis hecho por el camino) o acudir a alguna terraza de San Lorenzo de El Escorial. Los jóvenes senderistas –y también vosotros- lo merecéis. Se trata de una ruta estupenda para caminar en familia.

Una buen forma de acercarse a esta bonita localidad, y hacer una jornada completa, es mediante uno de los trenes temáticos, el Tren de Felipe II, del que ya os hemos hablado con anterioridad