Cómo ir a la India con niños

236
paseo en un elefante en un viaje a la india

En la edición de este año de Fitur, una de las mayores ferias mundiales del turismo, -y que se celebra hasta el 21 de enero en Ifema, Madrid- el protagonista de este año es la India, que bajo el lema Incredible India mostrará la gran oferta que ofrece este enorme país para los viajeros más intrépidos. Eso sí, un paseo por la feria nos permitirá ver las posibilidades que ofrecen más de 10.000 empresas turísticas, que llegan de 165 países y regiones, con 816 expositores, un 8% más que en 2017. Ten en cuenta que habrá un gran ajetreo, ya que la organización prevé superar los 245.00 asistentes de la última edición.

Pero vayamos a lo que nos interesa. ¿Se puede viajar a la India con niños? Según el blog de Sociedad Geográfica de las Indias (www.lasociedadgeografica.com) «Viajar a India con niños no solo es posible, sino que se convierte en toda una lección de vida para los más pequeños, que observarán con ojos curiosos todo lo que suceda a su alrededor».

Destaca que podemos encontrar la naturaleza en estado puro, divertidos trayectos en tuc-tuc, monumentos que cortan la respiración y una población sonriente y muy amigable.

«La India tiene mucho que ofrecer no solo a los adultos, sino también a los niños, y quienes viajan en familia a este país comprueban que hacerlo no solo es factible, sino también muy recomendable para los más pequeños.» Blog de Sociedad Geográfica

Imprescindible contactar con especialistas

Uno de los secretos es encomendar la organización del viaje a especialistas, que nos pueden recomendar los mejores lugares para visitar con nuestros hijos, las visitas más interesantes y experiencias con valor pedagógico.

La oferta  es enorme, ya sea sea en las ciudades y zonas más típicas como Delhi, Bombay, Agra, Goa o Kerala, o en otras más alternativas.  Para los niños (y mayores) hay experiencias increíbles como subir al Fuerte Amber en Jaipur a lomos de un elefante, hasta visitar el Gurdawara Bangla Sahib, el templo sij más importante de Delhi, donde los niños podrán caminar descalzos y se quedarán asombrados al observar hombres de imponentes turbantes y largas barbas purificándose con el agua sagrada. A unos metros podremos llevar a los niños hasta las cocinas del Templo, donde a diario salen miles y miles de raciones de comida.

viaje con niños

Otra buena opción es pasear en tuc-tuc, que se convertirá en una divertida experiencia para los más pequeños. Al llegar a ciertos hoteles es habitual que obsequien con un collar de flores perfumadas alrededor del cuello. Todo un símbolo de bienvenida que marcará la estancia en un país donde los niños son muy bien recibidos.

En Agra es obligatoria la visita al Taj Mahal, el hermoso y famosísimo palacio, al que los niños llegarán, en vez de en su coche, en una carroza tradicional. Si queremos emociones más fuertes podemos participar en una expedición en busca del famoso tigre blanco que aparece en el Libro de la Selva, de Rudyard Kipling. Toda una aventura a bordo de un jeep que dejará a los niños un recuerdo inolvidable.

Goa, un paraíso

En Goa encontraremos kilómetros y kilómetros de infinitas playas de arena blanca. Existen multitud de actividades al aire libre, desde bucear para contemplar peces de corales a recorrer laberintos de bambú, pasando por la observación de loros y cocodrilos que permanecen totalmente estáticos a la orilla de los ríos.

En un viaje con niños a India es básico utilizar el sentido común. Hay que tener extremo cuidado con las horas del día en las que realizamos las visitas para que los pequeños no sientan calor, cuidar su hidratación y vestirlos con ropa adecuada.

India viaje con niños

Pero si algo aprenden los niños durante su estancia en India es a valorar las amplias y sinceras sonrisas de otros muchachos de su edad, que se mostrarán expectantes ante su presencia. Una manera diferente de entender el día a día. Una lección de vida a la vuelta de cada esquina, en un viaje que los pequeños no olvidarán jamás.

¿Es seguro viajar a la India?

Según la Sociedad Geográfica de las Indias, pese a ciertos casos aislados que han saltado recientemente a los medios de comunicación, «India sigue siendo un país seguro. Con una población amigable y cordial, lo único que hay que hacer es seguir las recomendaciones lógicas que tomamos cuando visitamos un país extranjero.

Cumpliendo ciertas normas fundamentales para evitar riesgos, no debería haber problemas, eso sí conviene ir acompañado de una persona que velará por su seguridad en todo momento». Entre otros consejos recomiendan:

Evitar los trayectos nocturnos en zonas poco transitadas o tener especial cuidado con los hurtos en las zonas de más aglomeración de gente, así como ser precavidos ante las pérdidas o robos de pasaporte.

En las zonas más visitadas, como Jaipur, en Rajasthan, existe una policía turística que atiende las posibles denuncias ante los servicios o establecimientos que se hayan intentado aprovechar de los visitantes extranjeros.

Cuidado con la alimentación

Cuando se viaja a India hay que tener especial cuidado con la alimentación y las bebidas estableciendo normas básicas, como no tomar agua sin embotellar y probar solo los alimentos bien cocinados. En las grandes cadenas hoteleras este problema está resuelto, ya que suelen ofrecer bufetes con comida internacional.
A la hora de hacer ciertas compras, como pañuelos de pashmina, conviene dejarse aconsejar para estar seguros de que la prenda que estamos adquiriendo tiene la calidad con la nos la están vendiendo.

En India toda la comida es picante, incluso cuando específicas que no la quieres picante. Si tienes problemas digestivos, tendrás que ir a un hotel 5 estrellas , donde tienen carta adaptada al estómago occidental. Bebe sólo agua mineral debidamente embotellada.

Reglas Básicas para el primer viaje a India

Informate de las medidas de prevención sanitaria que se deben tomar según la zona a la que se viaje.

  • Planifica al máximo el viaje (papeleo, itinerarios, reservas, medios de transporte) y darse un margen de tiempo mucho mayor del que nos llevaría aquí. El concepto del tiempo en India es muy distinto y lo experimentarás sin duda.
  • Olvida las prisas. India es una cultura que tiene su propio ritmo y forma de hacer las cosas, y una terrible organización burocrática y una ratio desproporcionada entre población e infraestructura. En vez de enfadarte porque las cosas no salen como quieres, disfruta de ellas tal y cómo se presentan y ten paciencia.
  • En India todo lo que se hace tiene un profundo sentido. Hay normas no escritas para casi todo, aunque, por supuesto, hay mucha más laxitud con los turistas. De todas formas conviene informarse de las convenciones sociales, especialmente cuando visites lugares sagrados.
  • Reserva la mayor parte de tu presupuesto para comer bien, dormir en hoteles de calidad y viajar lo más confortablemente posible. La experiencia de viajar en India suele ser muy intensa, así que se agradece disponer del confort y la higiene para hacerlo.
  • No des limosna, y menos a los niños, si no quieres hordas de pequeños siguiéndote a todas partes.
  • No entres en todas las tiendas a las que te inviten, porque te invitarán a todas. Elige una en la que vendan productos de calidad. Infórmate con alguien de confianza sobre el precio justo de cada producto.
  • Déjate aconsejar. Los indios son gente muy humana y hospitalaria, y estarán encantados de ayudarte.