Belenes vivientes o con movimiento para visitar en 2022

1448
belén Navidad
Panoramica del Belén Gigante San Lorenzo del Escorial

Belenes mecánicos o vivientes. Así son muchos de las grandes representaciones de belenes que engalanan las ciudades y localidades en las fechas de la Navidad. La llegada de la pandemia en marzo 2020, nos dejo ese año sin muchos de ellos por Navidad, y aunque durante 2021 ocurrió algo similar, para estas navidades de 2022 se podrán visitar, posiblemente, con toda la normalidad y los peques volver a disfrutar de estas escenificaciones tan populares.

Los nacimientos de la mayoría de los hogares eran auténticas recreaciones del rincón de la ciudad de Belén en la que dicen nació el Mesías. Pero en realidad, los plateados ríos (realizados con papel de aluminio), las montañas nevadas (normalmente con harina), los rebaños de ovejas en mitad de la noche… poco tendrían que ver con la realidad del momento, pero así han perdurado. La ciudad palestina de Belén, durante el mes de diciembre tiene una climatología muy parecida a la nuestra, incluso algo más calurosa, y apenas nieva. Pero la imaginación hace magia. Hoy han menguado los belenes caseros y han aumentado, y mucho, los urbanos. Aprovechando las vacaciones navideñas, tenéis que visitar los siguientes.

Recorrido por un Belén Viviente y con oficios de la época. Buitrago de Lozoya, Madrid

En esta localidad, a menos de una hora de la capital madrileña, el Nacimiento es muy vivo. En este belén los habitantes son los protagonistas, pero también los visitantes participan en él. ¿Cómo? Pues realizando un recorrido de 1.300 metros por el casco antiguo (coracha, murallas, iglesia) en el que se visitan 41 escenas de oficios y labores que se realizaban cuando nació el Mesías. Este año, por motivos de restauración, el Castillo de Buitrago permanecerá cerrado, pero es muy interesante recorrer el centro histórico, que recrea fielmente la época.

La historia del Belén Viviente de Buitrago del Lozoya comienza en el año 1988, y actualmente cuenta con mucha fama y está declarado Fiesta de Interés Turístico Regional. Este 2022 tendrá lugar los días 10,11,17 y 18 de diciembre con accesos en dos sesiones, a las 18:30 y a las 20:30. Está es su 32º edición y el acceso es gratuito solo los será para 300 personas por sesión. Estas entradas se entregan por orden de llegada a partir de las 16:00. El resto de asistentes (aforo limitado a 4.000 personas/día) deberán comprar su entrada al precio simbólico de 2€, pero se deben solicitar con antelación por Internet a partir del 1 de noviembre en su web. Los menores de 3 años no precisan de entrada. El trayecto no se puede realizar con animales de compañia, a excepción de perros guía o lazarillos.

El Belén viviente de Colmenar Viejo, Madrid

belén viviente

Es uno de los más alabados de la Comunidad de Madrid y se celebra municipio de Colmenar Viejo. En él participan de manera voluntaria más de 250 vecinos –de todas las edades- de la localidad de la Cuenca Alta del Manzanares. Cada año más de 4.000 personas de toda la región visitan este encuentro navideño, que se ha convertido en uno de los grandes reclamos de la zona norte.

Desde que en 2003 se instauró esta tradición en Colmenar Viejo, el tradicional Belén Viviente tiene lugar desde mediados de diciembre en los alrededores de la Basílica Asunción de Nuestra Señora. Está organizado por los voluntarios de la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora en colaboración con la Concejalía de Festejos. Este año celebra su XIX edición en la que se representarán doce cuadros con más de un centenar de figurantes de todas las edades, animales y un gran equipo técnico, en un recorrido al que se accede desde la Plaza del Pueblo y bordea el exterior de la Basílica.  

En la Semana Santa, también podéis disfrutar de la Pasión Viviente colmenareña que realiza un recorrido desde la Calle Cadena con la mayoría de los pasajes representados en las calles del casco antiguo, cercanas a la Basílica, y en el interior de la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora. La fiel reproducción del vestuario de la época y el atrezzo son de gran realismo. Para vuestra contemplación, los participantes han trabajo con esmero durante meses.

El belén gigante de San Lorenzo de El Escorial, Madrid

belén gigante El Escorial

Para trasladarse a Belén no hace falta hacer un viaje de miles de kilómetros. Basta hacer un trayecto de solo 50 kilómetros desde Madrid para que os encontraréis inmersos en el lugar de nacimiento de Jesús de Nazaret. Todo un viaje a través del tiempo. San Lorenzo de El Escorial es, quizás, la localidad madrileña que mejor recrea el lugar y la época del nacimiento de El Mesías, hace más de 20 siglos. Su Belén Gigante cuenta ya con más de 25 años a sus espaldas.

Ocupa gran parte de las calles y plazas de la localidad, aproximadamente 6.000 metros cuadrados del Conjunto Histórico-Artístico de San Lorenzo de El Escorial. Es una experiencia única para toda la familia, ante la que los peques se quedarán fascinados. Además, mientras se visita la magnífica recreación, os podéis ver sorprendidos por grupos de música y coros que amenizan las fiestas navideñas.

Nada menos que 450 figuras, la mayoría humanas y vestidas con atuendos de la época, y 200 animales –perfectamente atendidos- recrean magníficamente la historia con mayúsculas. Los vecinos de San Lorenzo de El Escorial hacen aportaciones de aperos de labranza y otros elementos que ayudan a revivir el momento. Las figuras están realizadas con madera, pasta de papel y tela por los integrantes de la Escuela de Imaginería de Olot (Girona). Este belén monumental es propiedad de José Martínez Alonso, quien lo monta personalmente junto a sus colaboradores.

El Belén, al estar enclavado en lugar público, no tiene horario de visita. Si acudes en coche, hay un parking ubicado bajo el Auditorio, con más de 500 plazas, para evitar atascos y esperas innecesarias en el centro de la localidad.

Ya están trabajando en pero aún no hay fecha de inauguración.Normalmente desde mediados de diciembre se puede visitar

Un Nacimiento permanente con 7.000 figuras. Meliana, Valencia

En 1990, y a menor escala, nació el que hoy es el mayor belén de figuras de de la Comunitat Valenciana y de España, el del Barrio de Roca, a un cuarto de hora en coche del centro de la capital valenciana. Fue iniciativa de las familias Almela-Pascual y Pascual-Domenech con figuritas artesanales modeladas a partir de arcilla y pintadas a mano.

Actualmente el belén ocupa más de 50 metros cuadrados y cuenta con unas 7.000 piezas. La mayoría de ellas con movimiento (noria, trillo, lavanderas, herrero, tejedoras…). En él, la noche sucede al día, sale el sol, nieva, se escucha el canto de los pájaros… Y cada año hay nuevas figuras y detalles. La primera parte de la exposición belenística es de carácter bíblico, con más de 20 escenas de la vida de Jesús, y la segunda, más popular, con una réplica de la barraca valenciana de principios del siglo pasado en homenaje a su huerta.

En época navideña, se puede visitar hasta después del día de Reyes Magos. Pero lo más curioso de este belén es que es permanente, ya no se monta y desmonta como en sus primeros años; se puede visitar en cualquier momento del año y no solo en Navidad.

Los horarios son de 11:00 a 14:00 y de 16:30 a 20:30. El precio es simbólico, ya que lo que aportéis irá destinado en parte a organizaciones sin animo de lucro como Manos Unidas, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras o Cruz Roja

Dónde. Calle San Isidro, 43, frente al restaurante Ca Xoret, a dos kilómetros de la localidad de Meliana.

El Belén Monumental de Huétor-Tájar en Granada

Mayka Gómez, el año pasado en su confección en que las materias primas fueron escayola y mascarillas

En el municipio granadino de Huétor Tájar, en la comarca del Poniente de Granada, a 44 kilómetros de la capital andaluza, el Belén que se instala en la Casa de la Cultura y es uno de los más grandes y visitados de nuestra geografía (en 2019, antes de la pandemia, obtuvo 25.000 visitantes), y que este año se espera superar. La confección del retablo se inicia cinco meses antes de la Navidad, y cuenta con más de 500 figuras.

Del total de las figuras que lo componen, 150 de ellas están movimiento muy real y creativo para ocupar su lugar en más de 100 metros cuadrados. Asimismo, se recrean lugares de toda España (los Jameos del Agua de Lanzarote, la Catedral de Santiago, rincones de La Alhambra, el Parque Güell de Barcelona…). En esta edición, además, se empleará más de 700 metros cuadrados de corcho, 400 metros de cable eléctrico, 150 kilos de pintura y 400 kilos de escayola en su construcción.

Detrás de esta maravilla -que cuenta además con un nacimiento acuático con peces– está el magnífico trabajo de más de 2.000 horas de Mayka Gómez, la artesana que cada año lo confecciona, con la ayuda de dos artesanos que colaboran con ella, mimando cada figura y paisaje.

Dónde. Belén Monumental. Casa de la Cultura. Plaza Gregorio Peláez s/n. Teléfono: 958 33 42 61.

Un Nacimiento que se reinventa cada año y otro viviente en un mercado. Málaga

La capital malagueña consiguió 209 el galardón de Mejor destino urbano para pasar la Navidad bajo el sol, que concede la organización Best European Destinations. Un premio muy merecido, ya que en la ciudad andaluza no hay lugar para el aburrimiento. Si tenéis la posibilidad de visitarla, los belenes –son muchos los que hay en la capital- son parada obligatoria en estas fechas.

El primer viernes de diciembre por la tarde se abre al público el monumental Belén Municipal que ocupa alrededor de 132 metros cuadrados con más de 400 figuras. El Belén Municipal se reinventa cada año, renovadon toda ambientación orográfica. Un trabajo realizado en equipo por profesionales dirigidos por Fernando Wilson, artista, creativo del Área de Servicios Operativos y Fiestas. Este Belén monumental requiere más de un mes para su montaje.

Se instala en el Ayuntamiento de Málaga (Avenida de Cervantes, 4), en el Patio de Banderas, ocupándolo casi por completo y se puede visitar de forma ordenada a través de una pasarela que lo circunda hasta el 6 de enero, de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00.

También será una buena oportunidad para visitar con los niños en estas fechas el Museo del Patrimonio Municipal (P.º Reding, 1, junto al Ayuntamiento) y su exposición permanente ‘Plastihistoria de Málaga’. En ella se recorren tres mil años de historia de la ciudad gracias a distintos y curiosos escenarios y figuras moldeados en plastilina hasta el más pequeño detalle. Abarca cronológicamente desde los primeros colonizadores fenicios en los últimos siglos a.C. y el “Municipium Malacitanum” romano hasta la urbe actual. En sus vitrinas encontramos también la Catedral, “La Farola”, la Plaza de la Merced o la emblemática Calle Larios de la ciudad.