Actividades para hacer con los niños en los días invernales

910
planes de invierno

El frío y la lluvia arrecian en la época invernal. Es el momento de sacar la ropa de invierno del armario: las botas de agua, el pijama bebé, el chubasquero y las sudaderitas para realizar actividades divertidas. Además, estos días de invierno oscurece antes y, normalmente, hace un tiempo más desapacible. Padres y madres buscan planes divertidos, sociables y pedagógicos para llevar a cabo con sus retoños. En estas fechas es aconsejable disponer de planes alternativos, actividades para realizar con los más pequeños de la casa en espacios cubiertos y cómodos para las madres y los padres. Os recomendamos esta serie de actividades e ideas para que estos días oscuros y fríos del invierno sean más amenos.

Organizad una divertida fiesta de pijamas con los amigos de vuestros hijos

guerra bebé pijamas

Este plan conlleva un importante trabajo de organización previa, pero es muy enriquecedor y gratificante para los más pequeños. Los niños valoran mucho el hecho de ser anfitriones de sus propios amigos y amigas, el hecho de poder enseñarles su casa, sus juguetes, su ropita, su pijama bebé, sus libros… Una idea interesante es elaborar una batería de juegos para realizar por la casa, tipo gymkana, hasta terminar contando cuentos antes de dormir. La imaginación es la clave para tener éxito en este divertido plan con sus iguales.

Un plan clásico que nunca falla: cine más cena

Los niños de 4 años en adelante ya pueden ir al cine y aguantar una película corta sin problemas. Solo debemos elegir un título de la cartelera y una buena sala de cine y llevarlos allí. Como complemento ideal, recomendamos cenar en un lugar divertido, algún restaurante pintoresco que tenga comida sana para los más pequeños. Muchos de ellos tienen incluso zona de ocio. Es un plan perfecto tanto para realizar en familia como para abrir el cupo a familiares y amigos. El séptimo arte y la comida nunca decepcionan.

El invierno no debe ser sinónimo de quedarnos en casa

Podemos planificar actividades en el exterior, solo hay que elegir bien la hora del evento. También debemos consultar la predicción metereológica y asegurarnos que estará despejado. Las comidas o meriendas en el parque, a una hora prudente (siempre antes de las 17:00), son perfectas para absorber esos apetecibles y cálidos rayos del sol. Además, podemos trabajar con los niños el concepto de ‘otoño’. A los peques les suele gustar recoger hojas y aspirar los olores que les ofrece la naturaleza. Es una actividad de pedagogía ambiental que funciona muy bien en invierno y que es realmente entretenida.

Realizad un viaje familiar de fin de semana

Un viaje en coche a una casa rural o a un pueblo desconocido en la montaña siempre es una experiencia excitante y divertida para los niños. ¿Quién no recuerda los viajes familiares de su niñez? Es un recuerdo para toda la vida. A los más peques les encanta realizar un trayecto en coche, cantar mucho y contemplar el paisaje. Todo la previo al viaje puede ser muy divertido; hacer la maleta con los niños, seleccionar la ropa, su pijama bebé, las botas para el campo, los abrigos, etc. Después llegarán el momento de conocer y explorar el lugar que visitamos, de dejarnos llevar por la experiencia.