Adiós a las piscinas de bolas en los centros de ocio infantiles

1171
parque de bolas centros de ocio infantil

Tras casi cuatro meses de incertidumbre de cuándo podrían abrir, por fin, los parques infantiles de bolas también han reabierto sus puertas el pasado viernes. Lo podrán hacer pero con un aforo reducido al 40% de su capacidad máxima. Al menos en Madrid, de acuerdo a la avanzado por el portavoz y vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio Aguado, el pasado día 1 de julio en rueda de prensa. 

Como medidas de seguridad sanitaria solo estará permitido abrir para un aforo del 40% de capacidad en esta actividad de ocio infantil y, además, se les exigirá la desinfección diaria e individualizada de todas las instalaciones del parque recreativo para que se garantice el máximo de higiene y la máxima seguridad sanitaria tanto de los adultos como de los niños. Deberá ventilarse el local al inicio y final de cada sesión de su actividad.

No habrá piscinas de bolas

Además de las medidas de seguridad generales, también se deberá disponer de gel hidroalcohólico para lavar las manos, tomar su temperatura y la desinfección del calzado al entrar. El acceso a la zonas infantil será sin calzado, que se deberá guardar en bolsas hasta la salida de los niños. También se acotan las zonas infantiles con presencia de 8 a 10 niños, que lo harán por turnos, y una vez que salen de la instalación, se desinfectará en el momento.

«La más importante es la retirada de las bolas de los parques»

Una de las medidas de seguridad sanitarias más drásticas será la retirada de la famosas bolas de las piscinas y de otras instalaciones que las contienen. Principalmente, por la imposibilidad de asegurar su limpieza a tiempo para su apertura diaria. Ya hace unos meses nos cuestionamos la seguridad en la calidad de la limpieza de este tipo de centro de ocio infantil. De cualquier forma, sus propietarios se han tomado muy en serio esta cuestión, y ahora más que nunca, se seguirán estrictamente las pautas marcadas.

Por su parte, las zonas infantiles y recreativas de uso público al aire libre podrán estar abiertas siempre que en los mismos se respete un aforo máximo estimado de una persona por cada cuatro metros cuadrados de espacio computable de superficie del recinto.

Muchos parques de bolas no volverán a abrir este año

Y esto va a ser una realidad. La orden de la Comunidad de Madrid expone que si no es posible garantizar su desinfección en las condiciones adecuadas, se deberán inhabilitar para su uso. Pero no solo afectará a los de nuestra comunidad, en este sentido el resto de gobiernos autonómicos se han decantando de similar manera por las normas que deben regir este tipo de control de ocio infantil.

Por ello, muchos de los parques de bolas donde solo se puedan realizar este tipo de actividad de ocio infantil, ven peligrar su reapertura. La aplicación de estas medidas en los tradicionales y concurridos establecimientos de las zona de barrio, en su mayoría dedicados a ofrecer diversión a los más pequeños y fiestas de cumpleaños con instalaciones más pequeñas, se verán muy afectados haciendo casi inviable su sostenibilidad económica.