Arqueopinto, un fascinante viaje a la Prehistoria en familia

Dos hectáreas de terreno para descubrir la prehistoria

319
visita guiada prehistoria Arqueopinto

Seguro que en el colegio les han hablado de la historia de la humanidad desde sus orígenes. Pero ahora los peques pueden experimentarla en directo en Arqueopinto y tocar con sus propias manos la forma de vida de nuestros ancestros en la prehistoria.

¡Es como magia! Nada menos que un periplo de dos millones de años está a tan solo 29 kilómetros de la capital. En el municipio madrileño de Pinto se encuentra Arqueopinto, un parque que ofrece un paseo educativo y alucinante a lo largo de la Prehistoria para conocer cómo se ha producido el proceso evolutivo del ser humano.

Escenas de la evolución humana

El asombroso viaje a la prehistoria comienza con los primeros primates homínidos africanos, los australopitecos, que eran pequeñitos y delgados, vivían en bosques y empezaron a usar herramientas para poder comer las cortezas, las raíces, las hojas y las frutas de las que se alimentaban hace casi cuatro millones de años.

Seguro que no tanto niños y niñas, como padres y abuelos recuerdan a la famosa Lucy, cuyo esqueleto fue descubierto en el año 1974 en Etiopía y que pertenecía a este género. Y desde estos sorprendentes primates se llega hasta el Neolítico, una de las etapas más determinantes de la Historia, pues en ella surgió y se generalizó la agricultura y el pastoreo de animales, además de producirse la revolución en las costumbres, las formas de vida y las habilidades del ser humano. Inventaron cosas tan importantes como el arado, la rueda o el telar. Hasta llegar al hombre de cromañón, se vive una experiencia en familia inigualable.

Un parque cultural muy divertido

Visitas Arqueopinto con niños

Arqueopinto es un espacio dedicado a los terrenos familiar y didáctico en el que se recrea la actividad cotidiana de nuestros antepasados. Esto es posible gracias a ambientaciones muy bien logradas, reconstrucciones muy fieles, réplicas arqueológicas o reproducciones de pinturas rupestres. Aunque no se trata de un museo de la Prehistoria, que cuente con materiales originales, ni de un yacimiento arqueológico, resulta de lo más interesante porque se realizan demostraciones en directo y se participa en procesos como la talla de sílex primitiva, la obtención de fuego, el lanzamiento con arco, la elaboración de harina, la manera en que se perforaban las rocas y un montón de cosas más con las que niños y niñas se quedarán con la boca abierta ya que, además, ¡todos los objetos se pueden tocar!

Por ejemplo, la denominada De la Evolución Humana al Neolítico es una actividad que dura unos sesenta minutos y que se desarrolla tanto de día como de noche (esta última en fechas concretas). Por su parte, en el itinerario de Roma puede admirarse la reconstrucción de una casa rural romana del siglo I al IV d.C., que se levantó en Arqueopinto a partir de los restos encontrados en el yacimiento de la Indiana, cercano al parque. Sus dimensiones, distribución de espacios, la mayoría de sus usos y todas las características se han realizado según su estudio arqueológico.

Visitas nocturnas, magia total

En Arqueopinto tienen sesiones nocturnas centradas en el itinerario de Prehistoria, con visitas que pueden ser teatralizadas o no, siendo ambas opciones sobradamente interesantes. Las visitas teatralizadas son divertidísimas y van dirigidas a todos los públicos. En ellas, ‘Darwin’ habla sobre El origen de las especies y su teoría de la evolución para, después, sorprender a los asistentes con la aparición de diferentes personajes: neolíticos, neandertales, sapiens… Hablan entre ellos y con los asistentes sobre genética, hibridación, características dentales y caries o intolerancia a la lactosa. Asimismo, se pueden ver una cabaña y un enterramiento neolíticos, y se visita un campamento cromañón.

Asimismo otros valores de este parque es que cuenta con varias aulas, aire acondicionado, calefacción, patio exterior techado por si llueve, tienda de recuerdos y un espacio para tomar un refrigerio.

Fechas visitas nocturnas: Sábados 4 y 11 de junio, a partir de las 10:30 (visitas sin teatralizar). Precio: Adultos: 5 euros. Niños: 4 euros.

Sábado 18 de junio, a las 22:30, 23:30 y 00:30, visitas teatralizadas. Precio único: 9€.

Entrada gratuita en todas las visitas para menores de 4 años.

A partir del 25 de junio, visitas nocturnas desde las 20:00 h., cada media hora (la última entrada, a las 23:00 h.). Todo el mes de Julio, visitas nocturnas los sábados. Agosto, cerrado. La programación se reanuda en septiembre.

Dónde. Parque Juan Carlos I. Avda. Pablo Picasso s/n. 28320 PINTO (Madrid). Teléfono: 601 47 88 16. Web: arqueopinto.com (consultar otro tipo de actividad, fechas, horarios y precios. Imprescindible cita previa).