Averigua en 15 minutos si tu hijo sufre discalculia

110
discalculia aprendizaje matemáticas cálculo

La discalculia es un trastorno que se caracteriza por la dificultad en la adquisición del sentido numérico y el cálculo, que afecta en torno a un 5-7% de la población. Por ello, es bastante probable que en una clase de 25 alumnos, algún niño lo sufra.

Éste es un trastorno bastante desconocido por el público en general, que tiende a confundirse con otros como pueden ser el TDA/TDAH, o la desidia en el estudio, por ejemplo, y cuyas consecuencias se pueden calificar de graves. Además de los correspondientes suspensos en la asignatura de matemáticas, en el día a día se puede traducir en leer mal la hora de un reloj, tener dificultad para recordar números de teléfono o en calcular el dinero de vuelta tras una compra.

Con el objetivo de ayudar a detectarlo, Smartick, en colaboración con expertos de las Universidades de Málaga y Valladolid, ha diseñado un test online gratuito que permite identificar de forma rápida y sencilla si vuestro hijo sufre discalculia.

Claves del test de Smartick

discalculia aprendizaje matemáticas cálculo

Se trata de un test estandarizado dirigido a niños de primero a cuarto de primaria y en cuya validación han participado más de 800 alumnos de diferentes zonas de España. La prueba se realiza online, desde una tablet, tiene una duración aproximada de 15 minutos e incluye tareas en torno a tres áreas fundamentales del aprendizaje de las matemáticas:

  • Comparación y reconocimiento de la cantidad, mediante las que se evalúa la capacidad de reconocer y manipular cantidades numéricas sin contar.
  • Números arábigos y numeración, incluyendo ejercicios de procesamiento numérico que utilizan el código simbólico verbal.
  • Aritmética ya que los niños con discalculia suelen tener dificultades severas y persistentes en el aprendizaje de la aritmética.

Una vez finalizado el test, se genera un informe con las fortalezas y debilidades del niño en las diferentes áreas evaluadas y, si presenta riesgo de discalculia, se recomienda a los padres que acudan a un profesional para que realice una evaluación completa en la que se incluyan pruebas psicológicas de inteligencia, atención y lectura, además de otras pruebas específicas de matemáticas.

“Esta herramienta, además de ser gratuita, supone un hito para la inclusividad de las personas con dificultades de aprendizaje, pues facilitará la detección de la discalculia y la puesta en marcha de programas de intervención para su tratamiento,” destaca Javier García-Orza, profesor de la Universidad de Málaga y uno de los autores del proyecto.