Celebra el día de la croqueta en casa o fuera

304
croquetas de jamón ibérico

El próximo 16 de enero se celebra el ‘Día Internacional de la Croqueta’, y aunque, lo sé, suena a cachondeo, es una buena disculpa para cocinar una buena fuente del manjar preferido de los niños. Las croquetas son uno de los platos más famosos de la cocina española, siendo las más tradicionales las croquetas de jamón, de pollo o de bacalao. Aunque también hay otras versiones más innovadoras como las croquetas de espinacas y piñones, las de chipirones en su tinta o las croquetas de boletus que te animamos a probar.

Pero si no tenemos ganas de trabajar más después de las interminables fiestas, una buena opción es movernos por los bares y tascas donde ya sabemos que las hacen como en casa, nunca como mamá, por supuesto.

Dónde degustar unas croquetas diferentes

Si queréis variar de sitios aquí tenéis unas estupendas y diferentes sugerencias. Por ejemplo Casa Mories, donde Beltrán Alonso conquista con las de cecina o de carabinero -nada como pedir una de cada porque las venden por unidades-; en Colosimo los hermanos Romero se ponen nostálgicos y las hacen de puchero en honor a su tierra; en El Jardín de Alma, el maravilloso vergel de Arturo Soria, las hace muy clásicas, de jamón y muy cremositas; María Luisa Banzo las suele tener fuera de carta -de jamón, merluza, queso y boletus…- en La Cocina de María Luisa, cuyo restaurante esta en la calle Jorge Juan y del que os hemos hablado con anterioridad; y en La Nobia de Lavapiés podemos comerlas vegetarianas, de coco y boniato, original, ¿verdad?, son obra de Juan Rioja.

Croquetas de mejillones en escabeche
Croquetas de mejillones en escabeche de Pepe & Cro

Otras sitios también recomendables son: La Terraza del Santo Domingo, los más clásicos elegirán la ración típica de jamón y quienes quieran ‘jugar a adivinar’ sabores, seguro que se decantan por las del chef. A La Tía Feli también llegan a pares y junto a las de jamón ibérico están las de chipirones en su tinta, ambas cremosas; en Tria, frente a la torre Caleido, las hay de jamón y unas con toque internacional, de costilla teriyaki; al lado de la Glorieta de Embajadores, José Miguel Valdivieso las sirve de 4 sabores en su bar restaurante Uskar: jamón, cecina y queso, chipirones y carabinero; en Villoldo, Pilar Pedrosa lleva más de 40 años haciéndolas del mismo modo, son de jamón de bodega y queso de oveja; y por último en Volea, el proyecto más personal de Óscar Portal y Jorge Dávila, nos comemos unas croquetas cremosas de jamón con romescu.

Tambien las puedes comprar por Internet

Para celebrar el Día de la Croqueta, Pepe & Cro ‘estrena’ las Croquetas de mejillones en escabeche, las primeras de un interesante repertorio de croquetas. Salen a la venta con un formato único, en caja de 12 unidades por 13’20 €, que ese día tendrá un descuento del 20%. Al igual que los otros 25 sabores que sirven, son 100% naturales, tienen una cremosa bechamel -naranjita en este caso por el escabeche- y un crujiente rebozado de panko. Los pedidos se hacen en su web y llegan a cualquier punto de España peninsular y Baleares.