Chicote triunfa en las redes sociales con un bizcocho facilísimo

1776
bizcocho fácil Alberto Chicote

Esta semana, el célebre chef de «Pesadilla en la cocina», de Telecinco, a través de su canal de Instagram, nos propone un delicioso bizcocho esponjoso en su «Cocina rica, sabrosa y de resistencia, esos platos que se pueden hacer con lo que encontráis en la nevera y os ayudan a pasar mejor estos días de confinamiento en casa», según comenta Alberto Chicote.

La repostería ha adquirido un gran protagonismo en las cocinas de nuestras casas durante este periodo de aislamiento por el coronavirus. La escasez de levadura, como ya os adelantamos en nuestra anterior receta ‘Dos recetas fáciles para la merienda ¡sin levadura!‘, está provocando que muchos niños dejen de participar (y a la vez entretenerse) en la elaboración de sus propios bizcochos y postres

Un pequeño problema, al que Chicote ha querido dar una solución con una receta de bizcocho fácil de elaborar en su compañía: Bizcocho esponjoso de aceite de oliva y cacao.

Una receta repostera con muy buen pinta

Normalmente los bizcochos gustan mucho a todo el mundo, sobre todo a los niños, y si se consigue que sean esponjosos, agradan a cualquier paladar exigente. El secreto de su jugosidad es el uso del aceite de oliva virgen extra para la elaboración de la masa. No solo tiene muy buena pinta, sino que, además, nos hemos atrevido a prepararlo también nosotros para comprobarlo. ¡Excelente!

Para no desvirtuar la receta original del chef, os la transcribimos tal y como la publica en su post de Instagram. Sin embargo, nosotros lo hemos enriquecido con una cobertura de chocolate fundido para darle un toque aún más especial. Os recomendamos usar un chocolate artesanal con leche, elaborado con aceite de oliva virgen extra, que podéis encontrar en el supermercado por unos 3,2 € la tableta.

Ingredientes de la receta

  • 6 huevos gordos (si son chiquitos, poned 7)
  • 100 gramos de azúcar
  • 100 gramos de harina
  • 100 gramos de leche
  • 100 gramos de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cucharada de cacao en polvo, si os gusta, si no, es absolutamente prescindible. (Y sí, valdría cualquier polvo chocolateado, pero mejor cacao. )
  • Los aromatizantes que os gusten; yo he puesto la ralladura de 1/2 naranja, de 1 lima, un poco de Canela… vamos, lo que nos apetezca.

Cómo hace su bizcocho fácil

  1. Pongo a hervir la leche con el aceite y las rayaduras. Cuando hierva, o casi, lo retiro del fuego y dejo que se impregne del aroma de lo que le haya puesto.
  2. Separo las yemas de las claras.
  3. Cuando la leche con el aceite esté por debajo de 60 grados lo añado a las yemas y bato bien con una varilla. Después, añado la harina y mezclo muy, muy bien.
  4. Pongo el azúcar con las claras y bato hasta que tenga punto de picos blandos, como en la foto, un poco antes de punto de nieve.
  5. Con mucho cuidado, y en tres veces, mezclo los dos batidos. Poco a poco.
  6. Cubro el fondo de un molde con papel antiadherente y las paredes también, mejor que sobresalga del borde.
  7. Caliento agua a 80 grados y preparo una bandeja para cocer el bizcocho al baño maría.
  8. Si el molde tiene peligro de que le vaya a entrar el agua porque sea desmontable o lo que sea, lo cubrimos por abajo con papel de aluminio.
  9. Meto al horno la bandeja con el agua y el molde dentro y cuezo el bizcocho a 150 grados 60 minutos, y después subo el horno a 170 grados 10 minutos más.
  10. Saco del horno y lo retiro del horno tirando del papel hacia arriba, retiro el papel del borde y … ‘et voila’.

Solo queda añadir la cobertura de chocolate (opcional) y… ¡a disfrutar de la rica repostería casera!