Cinco bosques madrileños para disfrutar de la naturaleza

Hayedos, robledales, castañares… cada paraje natural guarda un encanto especial

669
Bosques cercanos a Madrid

En la situación actual los planes más convenientes siempre que la temperatura nos lo permita son al aire libre. Uno de ellos puede ser pasar el día en uno de los muchos bosques, en una inmersión de naturaleza, para salir de las Navidades recluidas que hemos vivido en 2020. En la Comunidad de Madrid hay magníficos hayedos, robledales, castañares… Cada paraje natural alberga un encanto especial entre colinas, ríos y caminos perfectos para hacer senderismo.

Son lugares que nos ofrecen parajes idílicos en los que podremos relajarnos en compañía de nuestra familia y recomponer fuerzas para afrontar con energías renovadas los próximos meses de un esperanzador y deseado 2021. Toma buena nota si quieres disfrutar de un día diferente rodeado de naturaleza porque todos estos bosques están a tiro de piedra de la capital. Eso sí, bien abrigados.

El Abedular de Canencia

caminos Dehesa

Tanto este bosque como el municipio que le da nombre, Canencia, se encuentran situados en el norte de Madrid, en la vertiente sur de la sierra de Guadarrama, a los pies de la Sierra de la Morcuera. Cuenta con un entorno natural privilegiado y un número de especies abundante y asombroso.

Su abedular es uno de los rincones con más encanto de la zona, además de su antigua iglesia, Santa María del Castillo, y sus puente medievales. Es un bosque muy rico en especies botánicas ya que aunque predominan estos árboles de tronco blanquecino que se están perdiendo en la región, pues hay, incluso, algunas tan poco habituales como el abeto de Douglas, otras propias de distintas altitudes como el abedul y varias protegidas como el acebo y el tejo. Además, los melojos y los pinos silvestres alcanzan alturas infinitas.

Un lugar lleno de encanto y apto para todos aquellos que quieran empezar a hacer senderismo y pasear haciendo sus caminos. Podréis disfrutar del arroyo del Sestil de Maíllo durante vuestro paseo, río afluente del Lozoya. Para recorrer el Abedular existe una ruta que pasa también por el mirador de la Chorrera de Mojona, un paraje de singular belleza con un impresionante salto de agua.

El Hayedo de Montejo

Hayedo en la sierra de Madrid

Sus aproximadamente 250 hectáreas de extensión se ubican en la Sierra de Ayllón, al norte de la Comunidad de Madrid y pertenecen al municipio de Montejo de la Sierra. Desde 2017 este bosque madrileño está reconocido como Patrimonio de Humanidad por la UNESCO y es uno de los hayedos más estudiados por todo tipo de científicos. Entre los singulares árboles que se pueden admirar durante la visita, destaca el denominado ‘La Roca’ que tiene más de 250 años de vida.

Para visitarlo, siempre bajo reserva, se pueden realizar tres rutas diferentes caminando. La más suave, que transcurre paralela al río Jarama; la Senda de la Ladera, que es circular y más larga; y la Senda del Mirador, que es la más bonita por las vistas que ofrece.

Las visitas se han reanudado desde el pasado mes de junio de 2020, son gratuitas y no se pueden realizar por libre. Por tanto, siempre son guiadas por un educador o educadora ambiental del CEA Hayedo de Montejo, y su duración es de una hora y media aproximadamente. Las reservas solo se pueden realizar online en http://www.sierradelrincon.org/. Las reservas se activarán por quincenas a las 9:30 los días 1 y 16 de cada mes. La confirmación de la reserva, recibida por correo electrónico, es el único documento válido para la visita posterior. Para la visita os debéis presentar 10 minutos antes de la hora de la senda, directamente en el Hayedo de Montejo.

Cierra los siguientes días: enero los días 1 y 6, y todos los lunes del año.

Bosque de Finlandia

senda
Estampa invernal del Bosque de Finlandia en Rascafría

Situado en la madrileña localidad de Rascafría, el Bosque Finlandés disfruta de un entorno privilegiado, y asimismo considerado como una de las zonas de mayor belleza de todo el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

El paisaje es realmente soberbio y espectacular durante todo el año. Pero en invierno, es posible encontrarlo con nieve y hasta con sus aguas, prácticamente, congeladas.

Para acceder a él, el punto más cercano para aparcar el coche es el parking del Monasterio de El Paular, a dos kilómetros de Rascafría, que por cierto, es una de las joyas de la arquitectura del Valle Alto de Lozoya y merece ser visitado (el coste de la visita es de 5€).

Una vez allí, deberemos dirigirnos al Puente del Perdón donde se encuentra el Centro de Visitantes Valle de El Paular.  Terminando de cruzar el puente, veremos una valla metálica que da acceso al Camino Natural Valle de Lozoya. Sin embargo, como no existe ninguna señalización específica sobre el Bosque Finlandés, deberéis recorrer el camino unos cinco minutos hasta llegar a una casa de madera con un embarcadero junto a un precioso lago que suele estar helado.  Su nombre real es Bosque El Potario pero recibe el nombre popular de Bosque Finlandés por tratarse de un fiel reflejo de la belleza de los paisajes escandinavos. En algunas zonas, el verde de las hojas de los árboles perennes  ofrecen un magnífico contraste con el paisaje general.

Dehesa Boyal de La Hiruela

paisaje de la naturaleza

Otro bosque madrileño, un bonito robledal, esta enclavado en la Sierra del Rincón al noreste de la provincia de Madrid, limítrofe con Guadalajara. Toma su nombre del pueblo de La Hiruela, una de las poblaciones con menor densidad de población de la Comunidad de Madrid, con unos 60 habitantes censados (datos 2017).

Es un prodigioso bosque de roble melojo y albar que forma parte de la llamada senda de las carboneras, donde parece que el tiempo de estos paisajes naturales está detenido. Hay catalogados robles centenarios con más de 6 metros de perímetro, por una dehesa donde campaban a su antojo bueyes (de ahí lo de Boyal), vacas y terneros. Muy cercano al pueblo de Montejo de la Sierra, célebre por su hayedo, del que os hablamos en este mismo artículo.

Es ideal para hacer senderismo, dado que a raíz de la declaración de la Sierra del Rincón como Reserva de la Biosfera, se crearon una serie de rutas señalizadas -reciben el nombre de Sendas Verdes-, para conocer mejor cómo vivían los habitantes de estos pueblos. La ruta más conocida de la Hiruela es la denominada ‘de molino a molino’ y nos regala vistas increíbles de la cuenca del Jarama.

Bosque de la Herrería

caminos y sendas bosque de la herrería

El Bosque de La Herrería es un espacio natural de gran valor histórico y paisajístico dentro de la Comunidad de Madrid, situado junto al Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, al Noroeste de la capital. Su superficie total es de 497 hectáreas. Fue declarado Paisaje Pintoresco en 1.961, y actualmente está comprendido en la Red Natura 2000 como Lugar de Interés Comunitario y Zona de Especial Protección para las Aves

Al Bosque de la Herrería se accede por caminos desde los municipios de San Lorenzo de El Escorial y Villa de El Escorial. También desde la carretera M-505 que une Galapagar con Ávila pasando el puerto de la Cruz Verde. Existen paseos y sendas ecológicas dotadas de cartelería informativa y didáctica, mobiliario rústico y aparcamientos. Una de las sendas posee un tramo adaptado a personas discapacitadas y a lo largo de los caminos repartidos por el bosque encontraremos varias fuentes históricas.

El Bosque de la Herrería está poblado de robles, castaños, fresnos y grandes rocas ya desgastadas y recubiertas de musgos. Hay numerosas especies de pájaros. Al poco tiempo de iniciar el camino encontraremos unas preciosas vistas del Monasterio de El Escorial y del paisaje del Monte Abantos. Al llegar arriba, hay una enorme peña conocida cómo la Silla de Felipe II, con unas escalerillas para acceder a lo alto. Hay una cafetería y zona de mesas para hacer picnic.