Cómo llevar bien en familia la cuarentena

253
therapychat

Optimismo y positividad. Son premisas en estos tiempos de cuarentena y confinamiento en los hogares, tengamos o no niños, pero, especialmente, si sois padres. Todos nos sentimos un poco ‘enjaulados’ y, a veces, nos da la sensación de que se agotan las ideas para entretener a los peques. Lo primordial es que vosotros os encontréis con ánimo y que ellos no noten vuestra preocupación y cansancio. Al fin y al cabo, es mejor estar acompañados y –en nuestra opinión- los chiquitines son una estupenda compañía, que nos hace sentirnos ocupados y los chiquillos nos proporcionan momentos gratificantes con sus risas. Hay que provocarlas, claro.

Muchos de vosotros, que trabajáis en casa o llegáis agotados del lugar de trabajo que os exige que se desarrolle de manera presencial, precisáis de consejos de especialistas. La podéis tener sin moveros de casa. Aída Rubio, psicóloga de la aplicación móvil y web de TherapyChat (*) –terapia psicológica on line-, nos recomienda algunas herramientas para actuar ante esta situación.

Consejos para padres que repercuten positivamente en los peques

Nuestro cuerpo está biológicamente preparado para movilizar todos sus recursos ante situaciones de alarma. Sin embargo, cuando la amenaza es tan poco precisa es muy probable que no nos sintamos capaces de afrontar los pensamientos intrusivos y catastrofistas”, señala la psicóloga. Además añade: “Hay que intentar mantener una actitud positiva. El punto fundamental en lo relativo a la cuarentena por una epidemia es la poca capacidad de control y de decisión sobre las medidas adoptadas. Es por eso por lo que ser optimista ante la adversidad, aunque ello no determine el resultado, puede evitar que nos sintamos sobrepasados y nos ayude a relativizar el problema”.

Pasos a seguir para conseguir el bienestar

Consejos para padres en la cuarentena
Busca información veraz, de fuentes oficiales

Evitar la sobreinformación sobre la cuarentena y acceder solo a fuentes oficiales. Hay que estar informado, pero correctamente. Es decir, caer en conductas compulsivas de búsqueda de información puede acarrear más ansiedad. Lo indicado es acudir a las fuentes (a través de sus webs) de la OMS o del Ministerio de Sanidad y poner un límite diario de tiempo al acceso a la información.

No caer en la hipervigilancia del estado de salud. No ayuda nada intentar interpretar de forma catastrófica todos los signos que aparecen en el cuerpo y relacionarlos con la enfermedad. Lo más eficaz es “determinar los síntomas principales y ampliar la información sobre indicios secundarios solo si cumplimos los primeros”, señala Rubio. Los médicos señalan fiebre y tos, dejando de lado síntomas adicionales, como dolor de garganta, mareos o congestión si no se padecen los primeros.

Cuidar los hábitos de alimentación y sueño. Es importantísimo para todos, pero en especial para los niños, porque así se encontrará el equilibrio y la mejora del estado emocional dentro de la paralización que supone el aislamiento. También recomendamos que, después de la ducha diaria, no es aconsejable volver a vestir a los niños con el pijama. El cambio de ropa supone también algo positivo psicológicamente.

Buscar actividades placenteras durante la cuarentena. De libro. Desde QHN ya os hemos recomendado juegos para compartir en casa, lecturas para y con los peques, actividades de jardinería y manualidades, programación televisiva y series a través de plataformas on line…, porque conviene tomarse el aislamiento como una oportunidad de disponer de un tiempo distinto al que se acostumbra, “aunque sea impuesto, no tiene por qué ser negativo –señala la psicóloga-. Puede ser una buena ocasión para compartir tiempo con tu pareja y seres queridos y mejorar la comunicación”.

Y por último, practicar ejercicios de relajación. Según Aída Rubio, “para vencer el estrés resulta muy útil practicar ejercicios de relajación o respiración que ayuden a estabilizar el estado de ánimo liberando endorfinas y recuperando energía y serenidad. No obstante, si se siente que la intensidad o frecuencia de los pensamientos intrusivos provoca un nivel de malestar que no se puede afrontar, no dudad en solicitar la ayuda de un profesional de salud mental”.

(*) Si precisáis de ayuda de un profesional de salud mental durante la cuarentena, podéis realizar una videollamada a TherapyChat (la primera consulta es gratuita y por un plan adquirido durante el periodo de confinamiento se devolverá después el 25% de él) para consultar con los expertos.