Cómo tener protegidos a nuestros hijos en caso de necesidad

114
Seguro de vida familia

‘Solo te acuerdas de Santa Bárbara cuando truena’ significa que solo nos acordamos de alguien cuando lo necesitamos para algo. Se utiliza también cuando se deja algo por hacer a última hora. El refranero español es francamente sabio y define a la perfección multitud de situaciones comunes en nuestra vida.

Un político famoso decía, ‘tenemos que estar preparados para lo peor y esperar lo mejor’. Y es algo que muchas veces no tenemos en cuenta. La vida nos puede ir en líneas generales muy bien y en la mayoría de los casos suele seguir siendo así. Pero todos conocemos casos cercanos en los que de la noche a la mañana todo cambia.

Siguiendo el aforismo mencionado, si queremos proteger a nuestros hijos es fundamental que tengamos cubierta cualquier vicisitud que nos pueda ocurrir. Y para ello es fundamental tener una cobertura que nos lo asegure, como un seguro de vida.

En muchas ocasiones creemos que esto puede ser muy costoso cuando en realidad no es así. No hay mejor forma de comprobarlo que informándose y comparando las diferentes opciones existentes que se adapten mejor a nuestra situación. Una excelente forma de informarse y encontrar el mejor precio se encuentra en un comparador de seguros fiable.

Un seguro de vida es en realidad muy barato

Pero queremos darte unos ejemplos. Pongamos que eliges un capital de 100.000€. En caso de fallecimiento por cualquier causa del asegurado, la compañía pagara esta cantidad a los herederos o a la persona que el asegurado haya elegido, que puede ser su pareja, hijos, etc. En caso de sufrir una invalidez permanente y absoluta el que recibe el dinero es la persona que ha hecho el seguro. Y los precios son ciertamente muy asequibles.

  • Un seguro de vida + invalidez 100.000€ para una persona de 30 años tiene un coste de 63,48€ al año.
  • Un seguro de vida + invalidez 100.000€ para una persona de 40 años tiene un coste de 117,63€ al año.
  • Un seguro de vida + invalidez 100.000€ para una persona de 50 años tiene un coste de 315,96€.

El seguro del banco no es la mejor opción

Tradicionalmente los seguros de vida se vendían por los bancos y te obligaba a contratar un seguro de vida para que la hipoteca se cancelase en caso de fallecimiento al ser el beneficiario el banco mismo, y cuya cuantía de indemnización disminuía a medida que ibas pagando los recibos hipotecarios mes a mes. Pero las cosas han cambiado y ya no es obligatorio tener el seguro de vida con el banco. Según estudios independientes, el seguro de vida es hasta un 80% más caro si se contrata con un banco que si realiza directamente con una compañía de seguros, siendo exactamente el mismo producto.

Pero te tienes que plantear que además de proteger la hipoteca con este seguro lo hagas con tu familia. En la mayoría de las ocasiones con sacar el seguro de vida del banco puedes proteger a los tuyos por lo que pagabas en el banco.

Además de protegerse de los fallecimientos, hay muchas opciones que, si no tan graves, deberíamos contemplar y que cuentan con coberturas en el mercado del seguro.

Para la mujer existen, por ejemplo, seguros que cubren enfermedades femeninas como el cáncer de mama. También seguros de vida hipoteca para cancelar ésta en caso de fallecimiento y seguros para enfermedades graves y de dependencia.

Hay que esperar lo mejor para nuestra familia, pero desde luego es conveniente que estemos preparados para protegerlos en caso de necesidad.