Disfrutad del Festival Ducal de la princesa de Éboli

En Pastrana os toparéis con mercados artesanos, titiriteros, danzarines y calesas

3412
festival ducal Pastrana
Foto: Christian M. Kempin

Os animamos a que os trasladéis a La Alcarria, entre el 14 y el 17 de julio, a un lugar con gran presencia e insigne pasado. Concretamente, a la villa de Pastrana (Guadalajara), a 89 kilómetros de Madrid. Pero el viaje es más largo y os integrará en el siglo XVI, así viviréis su Festival Ducal y conoceréis, entre otras, la vida de la princesa de Éboli, cautiva durante años en el Palacio de la Plaza de la Hora. En las calles del municipio, engalanado con escudos, pendones y banderas, os toparéis con mercados artesanos, titiriteros, músicos y danzarines, calesas… En fin, con todo tipo de espectáculos que os harán retroceder a la vida de hace cinco siglos.

Una villa histórica y festiva

Pastrana, villa desde que el rey Enrique II de Castilla le concedió este título en 1369 a la que hasta entonces era aldea amurallada perteneciente a la Orden de Calatrava, está reconocida como Conjunto Histórico-Artístico. Son muchos los atractivos de la localidad, pero os vamos a dirigir al que la ha convertido en todo un referente turístico. Dio sus primeros pasos en 2001 con el nombre de Fiestas Ducales. Su primer director, Juan Pedro de Aguilar, quiso que en la localidad manchega se diesen cita compañías teatrales de primera línea. Creó también la Asociación de Damas y Caballeros e impulsó, por otro lado, la creación de un taller de costura para diseñar los trajes más representativos, del Gótico al Siglo de Oro, para los desfiles que se sucedían con las puestas teatrales en escena. Y recuperó al grupo escénico amateur Moratín, de Pastrana.

Actividades que crecen con el paso de los años

A medida que se sucedían los directores, las Fiestas Ducales fueron creciendo en importancia y en actividades y se abrió el abanico para contar, de forma veraz y entretenida, la historia de la localidad. Se creó la Federación de Asociaciones de Pastrana (Asociación de Damas y Caballeros, Coral La Paz, Teatro Moratín, Banda de Música de Pastrana, Asociación de Empresarios y Ayuntamiento) y nació así la convocatoria como ahora se conoce, con el nombre de Festival Ducal de Pastrana. Durante cuatro días y para regocijo de todos podréis asistir en sus calles y plazas a bailes renacentistas, espectáculos de títeres, romanceros, mercadillos y desfiles.

pastrana recreacion ducal
Foto: Christian M. Kempin

Como ‘aperitivo’ os reseñamos algunas de las actividades del fin de semana. El viernes 15 de junio se abre el Mercado de artesanos en distintas plazas. Ese mismo día, a las 12:00, hay Juegos Populares del siglo XVI en la Plaza de los Cuatro Caños, y, a las 19:00, un taller de Baile de Danza Renacentista, para despedir el día (a las 21:30) con el Espectáculo de fuegos Regalo del Pueblo a los príncipes de Éboli, en la Plaza del Deán, y tras él, el Desfile de Velas.

El sábado 16 de julio Pastrana se despertará con animación de calle y música y con calesas de ponis para los más pequeños. A las 12:00 se realiza la apertura de talleres y Granja Escuela, y, a las 20:00, comienza el desfile Primeras pisadas. Al día siguiente, el domingo, a las 11:30, se inicia el Paseo de Nobles y Clero en el Palacio Ducal con destino a la Colegiata (el regreso tendrá lugar a las 13:00).

Mucho más que descubrir

Esta villa condal –muy conocida por la historia de Ana Hurtado de Mendoza, princesa de Éboli, y por los conventos que fundó Santa Teresa de Jesús, el de San José y el del Carmen- es un interesante lugar para hacer un recorrido por la historia con los peques. En la visita os quedaréis impresionados con sus palacetes y casas nobles (Palacio de los Burgos, Casa de la Inquisición o Palacio Viejo), y con sus calles empedradas. El centro neurálgico es la Plaza de la Hora, llamada así porque es donde se encuentra el Palacio Ducal en el que encerraron a la Princesa de Éboli, a causa de sus intrigas palaciegas, y a cuyo balcón enrejado podía asomarse una hora al día. Antes tenía el nombre de Plaza Mayor.

Los personajes que veréis y dos mujeres con carácter

Ruy Gómez de Silva príncipe de Éboli, Felipe II, Antonio Pérez, San Juan de la Cruz… son personajes con los que os podréis cruzar por las calles. Pero si hubo alguien poderoso en la localidad fueron dos mujeres, enfrentadas entre sí, la princesa de Éboli y Santa Teresa de Jesús; las dos insignes habitantes no se llevaban bien.

La princesa, antes de ser encarcelada por las intrigas urdidas junto a su amante Antonio Pérez, secretario del rey Felipe II, contra el propio monarca, quiso ordenarse como monja al enviudar del noble portugués Ruy Gómez de Silva. Lo quiso hacer en uno de los dos conventos que la santa abulense fundó en la localidad alcarreña: el Convento de San José. No se hizo monja, pero sí habitó, en distintas dependencias, el edificio religioso cuando Teresa de Jesús mandó a las carmelitas que allí vivían abandonar el convento. Con la princesa de Éboli llegó otra comunidad religiosa, las franciscanas, que aún hoy mantienen allí su comunidad.

…y la torre de la princesa de Éboli

Curiosamente, la princesa de Éboli fue recluida, en 1579, en el Palacio Ducal que su abuela, la aristócrata Ana de la Cerda, mujer de mucho carácter y que se enfrentó a todo el pueblo, mandó construir en el siglo XVI, tras comprar la villa. Sus luchas con los altos poderes de Pastrana no permitieron acabar la obra en la entonces Plaza Mayor. En vuestra visita podréis ver la habitación en la que fue recluida la princesa hasta su muerte y el balcón por el que se asomaba durante una hora al día para poder ver el mundo exterior a Palacio.

Esta historia de mujeres célebres -y las de muchas más del municipio- queda patente en la exposición Mujer, nobleza y poder, que se puede visitar de julio a septiembre. El horario durante el Festival Ducal es de 10:30 a 14:00 y de 15:00 a 19:00.

Disfrutad con esta visita al Festival Ducal de hechos históricos recreados magníficamente y de un municipio más que destacable.