Una exposición gratuita nos transporta a la vida de nuestros abuelos… y bisabuelos

1051
exposición cosas de mis abuelos

¡Cuántos recuerdos y algún objeto atesoráis muchos de vosotros de la vida de vuestros abuelos! ¡Cuánta melancolía guardan algunos de esos utensilios que ellos utilizaban a diario! Quizás hasta tengáis a buen recaudo una de esas famosas latas de una famosa firma de cacao soluble, que hoy se sigue vendiendo. Despiertan vuestra memoria y emociones. ¿Imagináis ver las cosas de nuestros abuelos casi todas reunidas en un espacio único? Pues si para vosotros es conmovedor, pensad en el interés que puede tener para vuestros niños que viven en una sociedad tecnológica al 90%.

Sí, para ellos es importante conocer en qué entorno y con qué medios vivieron sus bisabuelos y también abuelos -muchos de ellos todavía entre vosotros y que les han trasladado de palabra vivencias de sus padres- para dejarles un mundo mejor. Luchadores y trabajadores, nuestros mayores merecen, al menos, una emotiva exposición. Así, dentro del proyecto La Sénior y siguiendo las directrices de la anterior exposición (Alegría) los integrantes del Teatro Español y Naves del Español, en Madrid, reviven esos años con un homenaje en una magnífica muestra titulada Las cosas de mis abuelos. Es de entrada libre y se puede visitar hasta el 31 de julio de 2022 en el Café Naves Matadero, en Naves del Español en Matadero, en Legazpi.

¿Qué vais a ver, recordar, descubrir?

El equipo que pone en marcha la exposición traslada que “El compromiso, minucioso y preciso, del equipo técnico del Teatro Español y sus Naves fue ese: transformar un recuerdo en algo tangible. Objetos que nos llevasen a esbozar una sonrisa tierna, de nostalgia o de alegría de haber habitado lo que vivimos con nuestros mayores”. Y añaden que “en esta exposición, que está dentro del proyecto La Sénior, donde los mayores son los protagonistas, les ofrecemos este espacio inventado, repleto de deseos de nuestra familia teatral, para que les motive a encontrar los suyos o, sencillamente, se entretengan en descubrir los nuestros”.

Un escenario único y estupendamente recreado

Al entrar en el espacio de la muestra os veréis inmersos (los mayores en el mundo de vuestros abuelos y los peques en el de sus bisabuelos) en la cotidianidad de un hogar de hace más de 70 años y os toparéis con postales, cartas y fotografías de la época. Entraréis en una cocina, con cortinillas de cuadros para tapar el espacio del cubo de la basura, una encimera con radio y transistor, muebles que hoy denominamos vintage y hasta una bota de vino o cubertería y otros objetos de uso culinario del pasado siglo. Pero también os recrearéis en el rincón de la tele, con los sillones individuales y con las labores de punto de la abuela reposando sobre uno de ellos y la televisión (en blanco y negro, claro).

…y un retorno al pasado también para nuestros mayores

El equipo de Naves del Español y del Teatro Español se unen así en esta exposición en un año en el que “influidos por la realidad que nos ha rodeado durante todo este tiempo, y donde hemos visto desaparecer a seres queridos, familiares, conocidos, generalmente mayores, queríamos recordarles de alguna forma, de una muy concreta: con una sonrisa”.

Su idea es transformar un recuerdo en algo tangible, algo que podréis explicar a los niños de la casa para que valoren la vida de sus antecesores más próximos. Afortunadamente algunos de ellos, de nuestros mayores, también podrán disfrutar, entre la nostalgia y los buenos recuerdos de un espacio recreado en sus propias vidas, con una colección de objetos que se extiende desde los muebles a los utensilios y enseres domésticos o a las instantáneas, que tan bien han recolectado los organizadores de Las cosas de mis abuelos. Se trata de una muestra evocadora y de gran interés, y, tras la visita, podréis compartir recuerdos entre todos.

Dónde. Café Naves Matadero (Nave 12). Naves del Español. Paseo de la Chopera, 14. Madrid.

Cuándo. Hasta el 31 de julio, de martes a domingos. Horarios. De martes a jueves, de 16:00 a 21:00, y de viernes a domingos, de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 21:00. Los lunes permanece cerrado.

Precio. Entrada gratuita