Haz que se sientan orgullosos de la madre más guapa de la fiesta

106
fiesta niños madre

Sabéis que para vuestros peques siempre sois ‘la mejor madre’, aunque a veces hayáis tenido que corregir o encauzar su actitud (algo bueno que ellos entenderán con el paso del tiempo). Pero hay ocasiones en las que se sienten encantados de presumir de vuestra imagen; eventos como primeras comuniones -más si son las de ellos mismos-, bodas de familiares y otro tipo de celebraciones, muchas postergadas a causa de la pandemia. Ahora, durante este mes, tienen lugar la mayoría. Por eso, os dejamos algunas ideas en tendencias de moda para que, sin eclipsar al protagonista del día, acudáis perfectas.

Las últimas tendencias en moda para celebraciones

Según vuestra energía, estilo y preferencias, encontraréis en las tendencias de moda primavera-verano para celebraciones el outfit que logrará vuestro propósito de ser la madre más guapa: no pasar inadvertidas. Las propuestas van desde lo más llamativo a mezclas discretas con toques sofisticados.

  • Los colores rosa, amarillo y verde. El rosa en todas sus variantes predomina en las colecciones de alta costura, sobre todo el pastel tipo algodón de azúcar, y si queréis distinguiros, optad por el fucsia, también un acierto. En cuanto al amarillo, se lleva con un ligero giro a tonalidades verdosas, lo que aporta fuerza y frescura a vuestra imagen. Y del verde más alegre y fresco, al verde militar, todos están a la última: no olvidéis que, por ejemplo, una boda en un jardín es perfecta para utilizar colores vivos y llamativos. Pero si prefierís un estilo más conservador, lo vuestro son los colores neutros que, en un total look, es imprescindible acompañar de un plus como drapeados, brillos, encajes discretos o detalles en plata.
  • El traje sastre y los monos. El traje de chaqueta ha ido ganando presencia en las invitadas a bodas durante los últimos años. Ahora se reinventa con elementos innovadores, como los colores chillones con hombreras, piezas deconstruidas como tops con escote halter (muy de moda) o mezclas en satén. Los monos como piezas únicas de fiesta añaden un extra de estilo y son tan juveniles como elegantes. Tened presente que no faltan versiones en cuanto a cortes, mangas, colores o tejidos. Ambas prendas son muy idóneas si la comunión o boda va a tener un ambiente sofisticado.
  • Aberturas profundas y transparencias. Las aberturas han invadido vestidos, tops y blusas. Circulares, desvelando la piel de cintura y costados, pronunciando escotes hasta el infinito y alargando espaldas. Eso sí, es conveniente que incluyáis en vuestro outfit un chal, una chaqueta o un bolero para la ceremonia religiosa. Además, con el buen tiempo la máxima es dejar ver el cuerpo, y otra alternativa son las transparencias. Están presentes en vestidos y faldas largas de flores (nunca pasan), haciendo que la delicadeza de ambas se sublime. Pero es su versión más lisa (tanto en colores neutros como llamativos) la que se lleva el premio en las colecciones. Y para un toque de excepción, propuestas en las que la tela adquiere un aspecto acuoso. Y una tendencia que van que ni pintada para una celebración: el estilo boho chic.
  • Tejidos vaporosos y plisados. Son vestidos especiales que inspiran nostalgia y cuyos diseños apuestan por la creatividad y el trabajo artesanal. Ambos os exigirán cierta elegancia y sofisticación en prendas monocolor que podéis realzar con el ‘misterio’ de una joya llamativa, con un accesorio glamuroso, zapatos brillantes o un tocado arriesgado. Pero si prefierís optar por estampados, apostad por un vestido de flores (nunca pasa), menos es más, sobre todo en vestidos maxi. Iréis insuperable si se trata de una boda o comunión en un entorno romántico.
  • El vestido con pantalón y el corsé. La mezcla vestido más pantalón es original y puede disimular algunos defectillos. Además, podréis darle una segunda vida a vestidos para ocasiones especiales. ¿Lo mejor?, que vale para cualquier tipo de vestido, desde camiseros a lenceros, y mejor aún si se abren por delante. La otra opción, el corsé, prenda fetichista por naturaleza, ha destacado en las alfombras rojas. Evidenciará sin duda vuestra sensualidad.
  • Los flecos y los brillos. El vaivén de los flecos nunca desparece del todo en las propuestas de moda, y este año ganan fuerza. Para ser la más moderna de la boda, lucidlos en vestidos, y no en lugares más obvios como bolsos o chaquetas. Ligeros, monocolores, en degradé o en versión XXL, con ellos no dejaréis indiferente a nadie. Y también el brilli brilli se queda en modelos repletos de lentejuelas, con hilos destellantes o con pedrería. Optad por telas satinadas, tejidos metalizados o paillettes estratégicos. Así, la sofisticación está asegurada.