Un dulce encuentro entre nietos y abuelos

83
Huerto urbano con los abuelos en Pozuelo de Alarcón

Aunque no hace falta poner fecha para celebrar el cariño y el agradecimiento a quienes se preocupan tanto, y tan bien, por nuestros niños (y por nosotros), como algo simbólico, el 26 de julio se celebra el Día de los Abuelos y de las Abuelas. Con ellos y por ellos se pueden hacer miles de cosas, pero os invitamos a asistir a una muy interesante y que tendrá lugar dos días después, el sábado 28 de julio, en el Huerto Urbano del Centro Comercial y de Ocio Parque Corredor, de Pozuelo de Alarcón, en Madrid. El tema es muy interesante y muy dulce: conocer el mundo de las abejas y la producción de miel. Y, lo mejor, asistir de manera gratuita a una cata de ésta última.

A esta actividad puede acudir un nieto con uno de sus abuelos. En este especial taller aprenderán todo sobre las abejas, la polinización y la miel y degustarán varios tipos de este producto en una divertida cata. Se celebrará, como hemos señalado el día 28, en dos horarios, de 11:00 a 12:00 y de 12:00 a 13:00, en Parque Corredor (Carretera de Torrejón a Ajalvir s/n, Pozuelo de Alarcón). Estos talleres están orientados para niños y niñas de 4 a 12 años. Como el aforo es limitado, se precisa de inscripción previa en el correo marketing@parque-corredor.com.

Un interesante Huerto Urbano

El Centro Comercial Parque Corredor cuenta con un huerto urbano propio que, aparte de la que os recomendamos para asistir con esos familiares tan queridos, cuenta con más actividades –que, por lo general, tienen lugar los sábados-. El objetivo de los talleres es que los más jovencitos se sensibilicen con el medio ambiente y desarrolles o se interesen por tareas que tienen que ver con la naturaleza. Son de una hora de duración, gratuitos y con temas tan interesantes como las curiosidades y beneficios del aloe vera o fabricar un espantapájaros en miniatura. Os iremos informando de sus actividades. De momento, invitad a vuestros hijos a que, a su vez, inviten a los abuelos a participar de algo dulce y divertido para ambos.